Cerrar

Ir

Comayagua y la soledad de Tegucigalpa

Tipo de Nota: 
Opinión

Comayagua y la soledad de Tegucigalpa

16 de Enero de 2014
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Redes-lateral

Salir de la capital de Honduras resultó no ser tan fácil. Sin mapa de la ciudad, tuvimos que navegar solo mirando las estrellas. Y preguntando a los hondureños. Algunos nos dieron indicaciones contradictorias, otros incomprensibles. Resulta impresionante la capacidad de algunas personas para señalar direcciones sin utilizar conceptos como izquierda o derecha. Con otros, la conversación se convirtió en un debate sobre si debíamos ir o no a Comayagua y por qué.

Finalmente, terminamos trepando por la carretera que conduce a Olancho, y desde allí, atravesando asentamientos polvorientos ubicados en desniveles inauditos, encontramos la principal carretera de este país: la que va de Tegucigalpa a San Pedro Sula. Nadie nos había dicho que esta carretera tiene cuatro carriles y un increíble buen pavimento por obra y gracia de la Cuenta del Milenio, un programa de cooperación ideado por George Bush, que se enfocó  en construir autopistas por todo el mu...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico