Cerrar

Ir

“Aspiro a un quinto periodo y dar tres diputaciones al PP”

La organización proselitista descansa en las damas de la familia. Su esposa Aracely Chavarría Cabrera, gobernadora de Santa Rosa durante el gobierno de Óscar Berger y ahora diputada, y su hija Ana Lucía Recinos Chavarría “tienen bien organizadas a las mujeres que dirigen un montón de directivas en las aldeas y en los Consejos Comunitarios de Desarrollo (Cocodes)".
Rubelio Recinos Corea se siente cómodo con el partido de Gobierno. Su militancia es reciente, se sumó en las elecciones pasadas cuando buscaba continuar en el cargo. El respaldo del comité cívico “La mata de café”, que lo llevó a la alcaldía de Barberena la primera vez en el año 2000, y con el que se reeligió dos ocasiones, era insuficiente para sus planes.
Rubelio Recinos Corea es el alcalde de Barberena, Santa Rosa, desde el año 2000.
En el corredor y en oficinas de la Municipalidad de Barberena hay varias fotografías de Rubelio Recinos con los mandatarios, entregando los programas sociales e inaugurando obras.
Rubelio Recinos y su esposa entregan las bolsas seguras a pobladores del Municipio.
"Con la bolsa segura Rubelio Recinos hizo feliz a esta humilde señora", dice una fotografía pegada en una pared de la municipalidad de Barberena.
Ana Lucía, hija de Rubelio Recinos, dirige organizaciones de mujeres.
Aracely Chavarría de Recinos, Rubelio Recinos y su hija Ana Lucía.
Rubelio Recinos con el presidente Otto Pérez Molina.
"Con Rubelio Recinos la educación es desarrollo", dice una de las vallas que promocionan al alcalde.
Algunas paredes destacan el desarrollo seguro que ofrece Rubelio Recinos y el Partido Patriota.
Las instalaciones del complejo deportivo de Barberena que ejecuta la administración de Rubelio Recinos tiene un costo de Q23,686,200.99.
El tiempo estimado para la ejecución de las instalaciones deportivas y recreativas era de cinco meses.
José Francisco Muñoz Quevedo, fundador de la organización, ex concejal I durante los tres primeros periodos del comité cívico y contrincante de Recinos en las elecciones pasadas, explicó que acordaron "que iba a estar dos periodos en la Municipalidad, pero después ya no la quiso soltar".
Tipo de Nota: 
Información

“Aspiro a un quinto periodo y dar tres diputaciones al PP”

Read time: 21 mins
Historia completa Temas clave

Rubelio Recinos Corea es el alcalde de Barberena, Santa Rosa, desde el año 2000. Llegó con un comité cívico por el que se reeligió dos veces. Ahora es alcalde del Partido Patriota. Rubelio Recinos Corea es un ejemplo de las consecuencias que puede tener la reelección edil indefinida.

Redes-lateral

Crean cacicazgos, encarecen la campaña, convierten a su esposa en diputada, a su hermano en jefe edil de un municipio vecino, a su hija en asistente, alquilan inmuebles al Estado y se sienten poderosos. 

Luego los opositores no quieren enfrentarlos porque argumentan no tener recursos para comprar ataúdes, construir un complejo deportivo de Q60 millones, convertir a trabajadores municipales en activistas, organizar a las mujeres a cambio de una bolsa con alimentos o intimidar a los vecinos con decirles que les suspenderán servicios si dejan de apoyarlos.

Esto sucede en Barberena y con algunas modificaciones en Santa Catarina Pinula, La Gomera, Guatemala o Chinautla. La esposa de José Antonio Coro y la de Francisco Blanco Montepeque son diputadas por el Partido Patriota. Álvaro Arzú pretendió que Patricia Escobar Dalton fuera Presidenta de la República y su hijo, diputado por el partido Unionista (aunque falló en ambos intentos). Y Arnoldo Medrano, que enfrenta un proceso en los tribunales, tiene a su heredero en el Congreso.

Lo que se logra cuando se está con el ganador

Fuente: Tribunal Supremo Electoral, Congreso de la República, “Comportamiento electoral municipal de Guatemala, elecciones generales 2007 de la Fundación Centroamericana de Desarrollo (Funcede)

Se rompió el pacto

Rubelio Recinos Corea se siente cómodo con el partido de Gobierno. Su militancia es reciente, se sumó en las elecciones pasadas cuando buscaba continuar en el cargo. El respaldo del comité cívico “La mata de café”, que lo llevó a la alcaldía de Barberena la primera vez en el año 2000, y con el que se reeligió dos ocasiones, era insuficiente para sus planes. Ahora le gusta ponerse la camisa anaranjada, empuñar la mano derecha y responder las preguntas como el presidente Otto Pérez Molina: “Déjeme contarle”.

Aleksander Castillo, vocal I del Patriota y primer secretario del Congreso, lo describe como un político que “quería extender su liderazgo y cuyas ambiciones iban más allá de lo que permite un comité: una diputación”. El alcalde los apoyó en la segunda vuelta electoral de 2007, cuando Álvaro Colom ganó las elecciones, y un año después lo convirtieron en Secretario Departamental. Ahora, a febrero de 2014, doce de los 14 alcaldes de Santa Rosa están con el partido oficial. 

Así votó Santa Rosa en 2007 y 2011

Fuente: Memoria Electoral 2007 y Memoria Electoral 2011, Tribunal Supremo Electoral.

Rubelio Recinos asegura que goza “de la simpatía y apoyo de la gente. Según un análisis (cuya autoría no identifica) estoy a un margen de volver a ganar las elecciones. Yo voy por un quinto periodo porque tengo compromiso con mi pueblo. Quiero terminar las obras que hacen falta, sabemos cómo se hace y la gente confía en su servidor. Además puedo darle al Patriota las tres diputaciones de Santa Rosa”. Actualmente el partido oficial tiene dos (su esposa Aracely Chavarría Cabrera de Recinos y Marco Aurelio Pineda Castellanos) y Lider la tercera con José Inés Castillo Martínez que llegó con la UNE.

La reelección la logrará, asegura Luis Leal, secretario Departamental de la UNE, gracias a las obras que ha desarrollado en estos 14 años, al complejo deportivo “Barberena” que espera terminar el año entrante, a la organización de mujeres que dirige su hija Ana Lucía Recinos Chavarría, al uso de recursos públicos para promover su imagen, a las vallas colocadas en todo el Municipio y al acarreo de votantes.

Recinos es perito contador y llegó al municipio con el Instituto Nacional de Electrificación (Inde) en la década de los noventa, cuando era uno de los técnicos que leía contadores. Por su empleo conoció a los vecinos y comerciantes del pueblo. Era tan popular que “La mata de café” lo identificó como su candidato.

“Nosotros queríamos hacer una campaña distinta y Rubelio fue un elemento importante”, dice José Francisco Muñoz Quevedo, fundador de la organización, ex concejal I durante los tres primeros periodos del comité cívico y su contrincante en las elecciones pasadas. “Gracias a sus conexiones llevamos electricidad a las comunidades”.

Paco Muñoz, que corrió con el partido Creo y logró colocar al concejal IVy un suplente en el actual concejo, sostiene que las primeras dos administraciones fueron buenas. “Acordamos que iba a estar dos periodos en la Municipalidad, pero después ya no la quiso soltar. Durante el primero comenzaron las obras que hizo el comité cívico, no Rubelio; continuaron en el segundo pero en el tercero el pacto se rompió. Ya no había diálogo en el Concejo Municipal sino imposición”, afirma.

Guatecompras registra desde 2004, cuando se habilitó el portal, obras como construcción de institutos, aulas, parques, pozos y puestos de salud, pasarelas, acondicionamiento del basurero municipal, mejoramiento de canchas deportivas y polideportivos, mantenimiento de pozos, dragado de ríos, y dos procesos que requirieron una licitación en 2013 (el complejo deportivo y el rastro municipal). La introducción de agua potable y el mejoramiento de caminos son obras que prevalecen cada año. 

Al menos Q118.9 millones en 10 años 1 mes

Fuente: Concursos publicados, Guatecompras.gt, al 17 de febrero de 2014

La manera en que ha ganado cada elección le ha permitido mantener una mayoría holgada en el Concejo Municipal. De los once miembros que lo integran, en el primer periodo hubo tres opositores, uno en el segundo, dos en el tercero y tres en el actual. Pero del equipo original con el que llegó a la comuna, sólo permanecen dos: Israel Antonio de Jesús Zetino Dávila (el concejal III) y Mario Silvio Santizo Chacón (concejal IV), ahora opositor con el partido Creo. 

Concejo Municipal de Barberena

Fuente: Tribunal Supremo Electoral

Según Muñoz, el concejo es inexistente, “es un grupo de personas que lo acompaña a él”, ya no hay discusiones ni sesiones pues las decisiones ya fueron tomadas por Recinos. “Solo manda las actas para que las firmen”. Lo mismo sostiene Leal, secretario general de Santa Rosa de la UNE. El alcalde lo niega. Afirma que se reúnen los sábados por la mañana y que cobran Q1,750 por dieta. “Nosotros respetamos la ley. La gente que quiere llegar anda inventando todo eso, usté”.

El jefe edil reconoce que terminó su relación con el comité cívico (cuyo nombre registró, por lo que Muñoz y su grupo no pudieron utilizarlo en las elecciones pasadas) por un interés personal. “Para hacer más obra se debe ir con el partido que ganará las elecciones presidenciales”. Por eso la familia de Rubelio le apostó al Patriota.

Trabajamos en familia

Recinos no es oriundo de Barberena sino de Jalpatagua, donde nació hace 56 años. Su hermano Héctor Vinicio Recinos Corea fue alcalde de esa localidad por la coalición Comité Cívico “Juventud Activa” (Cocija)-MLN-MAS durante dos años (1988-1990), como se acostumbraba en esa época, y fue también el ejemplo que lo motivó a buscar su propia alcaldía diez años más tarde. Ahora es su asesor (ad honorem, se defiende el jefe edil) y posible candidato para presidir Pueblo Nuevo Viñas, aseguran los opositores.

La organización proselitista descansa en las damas de la familia. Su esposa Aracely Chavarría Cabrera,  gobernadora de Santa Rosa durante el gobierno de Óscar Berger y ahora diputada, y su hija Ana Lucía Recinos Chavarría “tienen bien organizadas a las mujeres que dirigen un montón de directivas en las aldeas y en los Consejos Comunitarios de Desarrollo (Cocodes). Cuando la gente tiene alguna su necesidad le dice a doña Fulanita: Mire, será que usted me puede hacer favor de ver si nos puede ayudar el alcalde con esto. Y lo hago”, afirma Recinos. De esa manera se donan ataúdes o materiales de construcción, que él describe como apoyo a la gente pobre, no como clientelismo.

A Héctor Vinicio se le ve en el edificio municipal al igual que a Ana Lucía que dirige la Oficina Municipal de la Mujer (OMM) y coordina las 14 del departamento. Su nombre aparece en los spots de coMUNIcándonos, el noticiero oficial que también promueve a la legisladora. Un espacio  donde el locutor sube el volumen cuando repite frases como “Así trabaja Rubelio”, “así devuelve Rubelio tus impuestos”, mientras se escucha el tema de Rocky III, Eye of the Tiger, y la cámara muestra el lugar donde se construye el complejo deportivo.

Ella reparte, junto con sus padres, la bolsa segura y el bono, entrega escritorios y uniformes en las escuelas y organiza la feria titular y otras celebraciones. Coordina a las vecinas pobres, que a su vez son los vasos comunicantes con las comunidades. Representa a Chavarría cuando la diputada no puede asistir a un acto público. Y lanza la pelota de fútbol en el campeonato infantil “Ana Lucía Recinos”, donde también regala juguetes y playeras. La diputada la promociona en su página de Facebook, “En aras del Desarrollo Santa Roseño”, en la que publica fotografías de sus actividades, al igual que a su otra hija, María de los Ángeles, la encargada de Recursos Humanos del área de salud de Santa Rosa.

Bono y alimentos para algunas

Fuente: Ministerio de Desarrollo

En el edificio municipal de Barberena se ven las fotos de las actividades que realizan Ana Lucía y la OMM, donde se le puede localizar incluso cuando el personal responde que ella no trabaja en ese lugar. La hija del alcalde, afirman, es propietaria de “El Pedregal”, una empresa que se dedica al montaje de eventos. En Guatecompras aparece registrada como “Alquifiestas Recinos”.

Ana Lucía, dicen los opositores, será la candidata oficial para dirigir la municipalidad de Barberena en tanto que el papá lo hará por Cuilapa (por eso el complejo deportivo podrá ser utilizado por los vecinos). Héctor Vinicio irá por Pueblo Nuevo Viñas y su hermano Gustavo Adolfo Recinos Corea buscará reelegirse por Jalpatagua. Este último ocupa ese cargo por primera vez con el Patriota y se declara fan de Roxana Baldetti. 

Rubelio, que parece un muñeco de porcelana, con las cejas gruesas, los ojos claros y las mejillas rosadas, sonríe cuando escucha la descripción de este mapa electoral. (“Él es quien lo divulga, lo hace para medir la reacción”, asegura Enrique Quiquillo Romero, ex candidato del comité Cívico “La Escobita”). El alcalde, sin embargo, desmiente que vaya a correr por Cuilapa ni porque los vecinos se lo hayan “pedido porque han visto el trabajo que he hecho”. También niega que su hija aspire sustituirlo. “A ella le tienen cariño, pero no creo que lo vaya a hacer”. Ana Lucía, explica, trabaja ad honorem.

A estas críticas, “Paco” Muñoz suma el nivel de vida que tiene el alcalde. “Cuando fundamos La mata de café era un hombre humilde, sin capital, ni vivienda tenía. Nosotros le ayudamos a enganchar una casa en Virbana, una colonia de cooperativistas”. Ahora, explica, ese inmueble se encuentra desocupado porque se trasladó a otra, además tiene tres casas -una de las cuales la alquila al Registro Nacional de Personas (Renap)-, y fincas ganaderas.

Recinos, que recibe un salario mensual promedio de Q23 mil, “por tanto descuento”, tiene una respuesta. Se cambió de casa porque las calles de la colonia eran estrechas y no podía recibir a los vecinos, y la propiedad que ocupa el Renap no es propia.  Pero se abstiene de mencionar que está a nombre de Alma Alejandra Recinos Chavarría. Su hija cobró Q248 mil durante noviembre 2009 a julio 2013 por arrendar el inmueble. Y de acuerdo con Guatecompras, también tuvo un contrato con el ministerio de Salud donde prestó servicios técnicos por Q11,806.

“Todo lo que tengo lo tengo declarado. También tenemos una herencia que nos dejó nuestro papá a los seis hermanos”. Empero, la Dirección de Catastro y Avalúos de Bienes Inmuebles (Dicabi) no registra propiedades a su nombre. La Contraloría General de Cuentas no ha reparado la gestión de Recinos ni el Ministerio Público.

Con fondos públicos

A criterio de Leal, ex rector de la Universidad de San Carlos que intentó ser candidato a alcalde capitalino en las elecciones pasadas, “todas las campañas políticas salen de las municipalidades, por eso no debería de permitirse la reelección”. Aun cuando el candidato edil no gane, los partidos políticos descansan en ellos para la organización. Son los que movilizan a la gente para que el parque se vea lleno cuando llegan los candidatos presidenciales y trasladan a los votantes a las urnas el día de las elecciones generales. Y si se es alcalde, esto es más sencillo. En Guatecompras, por ejemplo, solo se reporta el pago de fletes o la compra de materiales sin especificar quiénes son los beneficiarios.

“Los alcaldes no deben buscar la reelección porque utilizan la estructura y los fondos municipales para hacer proselitismo, y eso encarece las campañas. La prioridad del presupuesto deja de ser mejorar la situación del lugar y se arma de manera clientelar para responder a sus intereses. De ahí las donaciones de féretros, láminas y  productos. Son entregas que disfrazan como obra municipal pero en realidad buscan que el elector los recuerde”. Los opositores, agrega Leal, “carecen de operadores políticos como los que paga la Municipalidad en las aldeas”. Phillip Chicola, analista político, califica como “incentivo perverso” que las políticas municipales se planteen a partir de la reelección y no del bienestar de de la comunidad.

Paco Muñoz, por su parte, señala que en Barberena “regalar cosas antes de las elecciones ya es una tradición, y eso ha encarecido las campañas. Se le da mucho a la gente y se compran voluntades el día de las elecciones. Las campañas de la gente que está en el poder se pagan con fondos municipales”, sostiene el ex concejal que luce una playera de UCN bajo la camisa de cuadros. Solo en noviembre 2011, Barberena realizó diez compras fraccionadas por más de Q226 mil de materiales de construcción. La Dirección Municipal de Planificación lleva un registro de los vales de entrega. 

Así votó Barberena

Fuente: Memoria de Elecciones 2011, Tribunal Supremo Electoral

Leal admite que la UNE ha tenido problemas para encontrar un candidato dispuesto a terminar con la administración de Recinos, a quien considera un candidato hábil que atiende a sus votantes. Recuerda que, cuando era el rector de la Usac, Rubelio le pidió construir en Barberena y no en Cuilapa el Centro Universitario de Santa Rosa (Cunsaro). “‘Yo lo hago y ustedes lo administran’, me dijo. ‘Cómo va a creer, si mi mamá era de Cuilapa’, le respondí”. El complejo costó Q8 millones y fue inaugurado en noviembre de 2012, en la cabecera departamental.

Carlos Milián, diputado y representante de Lider ante el TSE, no se complica. Ellos lo que quieren es hacer acto de presencia. “A veces se pone un representante a sabiendas de que no ganará, pero así se controlan los votos presidenciales. Nosotros necesitamos una organización municipal para tener fiscales, movilizar gente y levantar actas en cada una de la mesas electorales”.

Si Enrique Romero escuchara esas declaraciones se le borraría la sonrisa con la que atiende en su restaurante en las afueras de Barberena. Desde hace año y nueve meses, asegura, se reúnen los cinco posibles candidatos. Cada vez que aparece un nuevo interesado lo invitan a sumarse al grupo. “Veo difícil competir contra Recinos. Somos cinco personas unidas, sabemos que entre más aspirantes salgamos, la posibilidad de ganar se reduce”.  Quiquillo cree que participarán con un candidato único bajo la sombrilla de Lider. Todos, menos Paco Muñoz. 

Solos no pueden competir contra el acarreo de votantes, algo que según Leal, Muñoz y Romero caracteriza a Rubelio. “Si no acarrea, pierde. Para las elecciones pasadas, por ejemplo, vinieron dos buses de la aldea San Nicolás, que dista 15 kilómetros. Venían llenos, con gente que uno no conoce. Los llevaron a El Cerinal donde votaron los nuevos empadronados. Nosotros lo denunciamos ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), pero no pasó nada”, agrega Romero. 

 

Los votos de Rubelio

Fuente: Memoria de Elecciones 199, 2003, 2007, 2011 del Tribunal Supremo Electoral

Guatecompras registra contrataciones directas en agosto, septiembre, octubre y noviembre 2011 por fletes. El 27 de agosto, la Municipalidad de Barberena canceló Q12,450 por ese concepto. El 8 de septiembre, tres días antes de las elecciones, pagó Q16,500 y el 27 de octubre, diez días antes de la segunda vuelta electoral, Q10 mil. El 23 de noviembre, Q14,250. Ninguna reporta fecha ni motivo.

El alcalde rechaza estos señalamientos sin inmutarse. “Lo que pasa es que la gente cuando participa y pierde, algún argumento tiene. Yo estoy ahí por la voluntad de Dios y del pueblo”. Y cuando escucha que los opositores ven difícil competir por la falta de recursos, pregunta: “¿de qué clase de recursos hablan? Si se refieren a gente, yo tengo gente para volver a ganar. No somos personas adineradas pero gozamos de la simpatía de los vecinos que reconocen nuestro trabajo. Eso es diferente”. Quiquillo Romero no cree que Recinos utilice fondos municipales para financiar la campaña. “Siempre hay otra forma de hacerlo, como pedirle a una constructora que cubra algunos gastos”.

Selvin García Velásquez, diputado por Creo, ex presidente de la Anam y ex alcalde de Pachalum, atribuye los disturbios a la decisión de Recinos a correr con un partido político y dejar La mata de café. “Crear un comité cívico es la forma de rechazar un partido, y eso genera identidad en un pueblo”. 

La memoria electoral del TSE no registra conflictos en Barberena sino en Casillas (desorden público), Nueva Santa Rosa (violencia directa) y Pueblo Nuevo Viñas (quema de infraestructura y/o papeletas). En este último se repitieron las elecciones el 6 de noviembre.

Sin embargo, Mirador Electoral 2011 ubicó a Barberena en la “clasificación gravedad de riesgo electoral”, por la historia de “riesgo extremo” del Municipio. En 2003, una turba agredió a un fiscal de un partido político, en 2007 registró disturbios (12 detenidos) y quema de urnas en la aldea El Cerinal, por el rumor de que Rubelio Recinos acarreó votantes. Y entre el 10 y 11 de septiembre de ese año, cuando se celebraron las elecciones generales, el Centro de Asistencia Legal Anticorrupción recibió una denuncia por acarreo de votantes.

Reelección regulada

La iniciativa 4783 que reforma la Ley Electoral y de Partidos Políticos habla de controlar el financiamiento privado o establecer más requisitos para la creación de partidos políticos, pero ignora todo lo relacionado con la reelección, como sugirió el TSE. El Mirador Electoral 2011 la describió como “la mayor causa de violencia y conflictividad electoral, lo cual enfrenta el liderazgo familiar, económico y personal del reelecto, con los oponentes que arengan a la población a través de manipulación y falsa información”.

Conflictividad Electoral 2007

Fuente: Informe sobre violencia y conflictividad electoral”, Mirador Electoral 2011

Gustavo Echeverría Mayorga, ex miembro de la Comisión Específica de Asuntos Electorales 2012 y 2013 del Congreso y diputado por el Partido Patriota, sube la voz cuando se le pregunta si la reelección de alcaldes debe regularse. “¿Cuál es el propósito de interrumpir el trabajo de alguien que hace una carrera pública? Es el pueblo quien califica la labor de las autoridades y si está de acuerdo permitirá su continuidad”. A él le irrita hablar de este tema, no le encuentra sentido a limitar periodos o alternarlos. Señala que la presidenta del TSE presentó su propuesta de manera extemporánea.

La discusión sobre este tema puede darse entre dos extremos, la no reelección o la reelección indefinida, lo que Phillip Chicola describe como “malo”. “La indefinida se presta para desarrollar cacicazgos gracias a las redes clientelares que dotan a ese alcalde de una base política que le permite perpetuarse en el poder. Y la no reelección limita la capacidad de que las políticas municipales echen raíces”. Su propuesta es la alternancia después de dos periodos.

Sobre esta línea va también la Álvaro Velásquez, analista político. Sugiere ese periodo de por medio para una nueva postulación. “La evidencia indica que los alcaldes usan los recursos públicos para reelegirse una y otra vez. Encarecen las campañas porque la política es un barril sin fondo”. Y sobre la negativa de los diputados a incluir este tema en las reformas electorales, lo atribuye a que “todos se tapan con la misma chamarra”.

José Dávila, analista político centroamericano, suma otro ángulo a esta discusión. Para él, que un jefe edil se reelija puede significar “entronizar un líder local que con el tiempo cae en la corrupción, el nepotismo y el amiguismo, o respaldar a uno eficiente y honesto que la población quisiera verlo de nuevo ejerciendo el poder municipal”. Su propuesta es que se haga según el tamaño del municipio: si es pequeño y no desarrolla grandes proyecto no es necesaria la reelección, pero si se trata de ciudades grandes, como las capitales, debe permitirse solo dos periodos. “Más de dos engendran el embrión de la corrupción y el burocratismo. En el caso guatemalteco, se podría pensar en tener dos categorías de municipios.

Por su parte, Ana Lucía Blas, consultora de Asies, dice que el problema no es la reelección, sino que la gente carezca de una cultura cívica y vote por alcaldes cuya labor no es satisfactoria, pero lo hacen a cambio de prebendas.

La iniciativa 4783 sólo advierte que “los funcionarios públicos tienen prohibido utilizar su puesto y recursos de la institución en que se desempeñen para su promoción o de su partido”. El documento aprobado en tercera lectura se encuentra desde noviembre pasado en la Corte de Constitucionalidad a la espera de que determine si existe alguna inconstitucionalidad.

Durante las elecciones de 2011, 117 diputados de 158 buscaron la reelección. Y en el caso de las 333 alcaldías, 99 lograron continuar en el cargo, según datos de la Anam.

Bolsas a oscuras

“Mi hermana que vive en Santa Elena Barillas paga Q60 de luz, yo casi el doble”, dice molesta María del Carmen, una mujer que vive a la orilla de la carretera y vende tortillas. Su casa tiene piso de tierra, una pila para todos y niños corriendo por todos lados. Ella no se explica por qué paga tanto si sus familiares viven en las mismas condiciones. Un reclamo similar hace Paco Muñoz, cuya factura de luz, en el área urbana, superaba en noviembre los Q560 y en febrero pagó Q581.

Barberena era uno de los municipios donde el concejo municipal cobraba un porcentaje mayor por mantenimiento y cobertura eléctrica. A cada factura de consumo se le sumaban Q58.90 por Servicio de Alumbrado Público (SAP). Según Muñoz, el año pasado “pagaba Q119.38 de alumbrado público. En la cuadra hay dos lámparas y 20 viviendas, ¿será que dos lámparas consumían cerca de Q2,300?”, pregunta.

 

La escala de costos del alumbrado público va del blanco, que simboliza los municipios que pagan menos, al amarillo oscuro, que representa a los que pagan más. En la costa sur, los municipios a los que surte la Eegsa y en los que en lugar de un precio fijo, a los usuarios se les cobra un porcentaje de su consumo particular en concepto de alumbrado público, no están representados. Los puntos rojos son municipios cuyos valores no se obtuvieron.

 

El ex candidato municipal y concejal I durante tres periodos recuerda que se suscribió un compromiso de pago con la Empresa Eléctrica para cubrir una deuda de más de un millón de quetzales, en 16 meses. El concejo acordó entonces subir la tarifa, pagar y luego volver a los precios anteriores, pero no se hizo.

Leal, secretario departamental de Santa Rosa de la UNE, señala que con ese excedente se pagaba a los operadores políticos cuyas plazas no están presupuestadas pero reciben un pago desde la comuna. Rubelio lo niega. “El alumbrado público es un tema complejo. La energía para las bombas de agua lo paga la Municipalidad. Lo que la gente paga por el canon no alcanza. Uno a veces se ayuda para pagar esos servicios”.

Cuando Recinos era presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM), cargo que ocupó durante dos años hasta el 25 de enero pasado, debió modificar el modo de cobro. En septiembre de 2013 anunció que las personas pagarían por consumo y se establecieron ocho categorías para el pago del SAP que va desde Q40 hasta Q1,250. El proceso, dijo en ese momento, sería paulatino.

Muñoz señala que ahora paga Q60 de SAP y ya no Q119.38 pero su factura total sigue como antes. En noviembre consumió 204 kw/mes y pagó Q561 por todo. En febrero fueron 239 kw/mes y canceló Q581. “El servicio es demasiado caro, los números no cuadran. Las personas de menores recursos pagan más por alumbrado público que por la energía que consumen en casa”.

Tarifario SAP para Barberena

Fuente: Energuate

María del Carmen no sabe si volverá a votar por Rubelio Recinos en las elecciones de 2015, ni siquiera tiene claro si acudirá a las urnas. Irá, con seguridad, si “la señora” es candidata presidencial. La bolsa con alimentos que recibió en octubre pasado, en un acto al que asistió la vicepresidenta Roxana Baldetti y la familia Recinos, y donde también se entregaron bombas para fumigar, láminas y bono seguro, ha sido insuficiente para que olvide a Sandra Torres.

La bolsa le cae bien pero llega poco, en mayo y octubre. A cambio de recibirla debe limpiar cada 15 días el frente de su casa. Son brigadas de limpieza organizadas desde la Oficina Municipal de la Mujer y coordinadas por señoras que “dirigen un montón de directivas en las aldeas y en los Cocodes”. Ellas son quienes las controlan, las que llevan asistencia, las que se comunican con el alcalde para pedirle el ataúd o las láminas. Este modelo se replica en todo el camino, por eso la carretera luce limpia y Rubelio Recinos está seguro de que en 2015 se reeligirá de nuevo. 

Nota de edición: El nombre del municipio, que en una mención aparecía como Pueblo Nuevo Dueñas, fue corregido a Pueblo Nuevo Viñas. Lo mismo se hizo con la errata que había transformado "barril sin fondo" en "carril sin fondo".

Autor
Autor
a
a