Cerrar

x
«Adiós, mamacita rica»
Ir

«Adiós, mamacita rica»

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
12 04 19

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

El muchacho no había terminado de decirlo cuando el hermano de la joven —que venía caminando delante de ella— ya le había asestado tremendo puñetazo en la cara allí mismo, a media calle.

Ser mujer y salir a la calle es exponerse al más grosero de los concursos de piropos. Si una mujer adulta se siente intimidada ante el acoso callejero, no puedo imaginar lo que deben de sentir las niñas al percibir las miradas lascivas de hombres desconocidos puestas sobre sus emergentes pechos, que ya por naturaleza son cambios que nos producen inseguridad.

Decidí hacer un sondeo del sentir de los jóvenes y de las jovencitas de mi comunidad, área urbana de la cabecera municip...

Todas las chicas manifestaron haber sido acosadas a partir de los diez años. Todas manifestaron que el acoso las hace sentir incómodas y que sucede hasta en su propio barrio.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a