Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
El marero que todos llevamos por dentro
Ir

El marero que todos llevamos por dentro

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
29 09 12

Tiempo aproximado de lectura: 2 mins

No tenemos tatuajes en el cuerpo. No robamos a mano armada. No pintamos las paredes de los edificios. No decapitamos ni violamos a hombres ni mujeres.

No marcamos nuestro territorio. No participamos en ningún ritual de iniciación. No somos agresivos ni violentos. No excluimos a los que no son de nuestro grupo. ¿O sí?

Ser marero o marera es un estigma. Es pertenecer al grupo marginal de la sociedad que cobra su precio por ser como es, por buscar formas ilegales de sobrevivencia. Por participar en extorsiones, chantajes, robos, secuestros y demás flagelos que azotan, entre otros, el día a día de los guatemaltecos honrados y decentes....

Ser marero o marera es un estigma. Es pertenecer al grupo marginal de la sociedad que cobra su precio por ser como es, por buscar formas ilegales de sobrevivencia.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a