Una comunidad de niñas | Plaza Pública

Cerrar

Ir
Integrantes del colectivo Las Niñas Lideran se reúnen en Cantel, uno de los municipios donde trabajan con proyectos para prevenir la violencia y promover el acceso a la salud mental. María José Longo

Una comunidad de niñas

En Quetzaltenango esta red departamental nació en 2015 y consiste en una comunidad de 30 niñas y adolescentes
«Queremos elevar la voz de niñas y mujeres, porque por muchas décadas hemos sido postergadas»
Tipo de Nota: 
Información

Una comunidad de niñas

Historia completa Temas clave

Un día, Ixchel Lucas Adolfo fue una de esas niñas que les hablan a adultos y adultas, a otras niñas y niños sobre el acoso, la violencia sexual y física, les dicen «cuéntalo».
Son niñas que organizan talleres de autoestima para otras niñas. Niñas que gestionan una clínica municipal de atención psicológica. Niñas que lanzan una campaña para hablar de la violencia contra la mujer y expresan: «cuenta conmigo». Niñas que con dibujos dicen lo que es ser niña en Guatemala.

Ixchel tiene el cabello largo y suelto, viste un huipil y el corte de Xela. Habla fluido y al hacerlo mueve las manos. Es parte del grupo Las Niñas Lideran, pero ahora, a sus 23 años, lo hace acompañando, cuidando y respaldando a las que tienen entre 10 y 17.

[frasepzp1]

En Quetzaltenango esta red departamental nació en 2015 y consiste en una comunidad de 30 niñas y adolescentes que aprenden sobre derechos humanos, autonomía corporal, educación sexual, legislación, auditoría social, participación ciudadana y emprendimiento.

«Cosas que en la escuela no nos enseñan o nos enseñan poco», describe Ixchel. Además de aprender, las niñas crean campañas para divulgar la información, exponer lo que viven las niñas y mujeres en sus hogares, en la escuela, en el trabajo o en la calle. Como en esta actividad realizada en Xela en 2019 por el Día Internacional de la Niña:

[embedpzp1]

Cuando cumplen 18 años deciden si continúan en el proyecto para apoyar a las demás. Por ahora hay cuatro que son mayores de edad, pero siguen en el grupo. Cada vez que una niña se retira se hace una convocatoria para seleccionar a una lideresa más.

Ixchel cuenta que ha visto llegar a niñas tímidas que ahora conversan con seguridad. Ella lo vivió, «ahora tengo experiencia para hablar en público y hablo con libertad».

[frasepzp2]

Para ejecutar proyectos (los procesos de sensibilización, talleres educativos, campañas informativas y otros) las niñas reciben cada dos años un aporte de 10,000 dólares (unos 77,000 quetzales), de la organización Levantemos. A veces las iniciativas necesitan más dinero, entonces aplican a subvenciones.

«Queremos elevar la voz de niñas y mujeres, porque por muchas décadas hemos sido postergadas» dice Juana García, coordinadora de Levantemos en Guatemala y de los proyectos de Las Niñas Lideran.

Estos  proyectos también incluyen emprendimiento, para tener una alternativa y continuar con sus estudios cuando la situación económica sea un obstáculo. En la actualidad hacen y venden muñecas y cojines.

En Quetzaltenango la red funciona en la cabecera departamental, Cantel y La Esperanza. Hay otras redes en Chimaltenango, Jalapa y San Marcos.

[relacionadapzp2]

Autor
Autor
a
u
a