Cerrar

x
Un 8 de marzo de homenaje e intimidación
Ir
Vianney Hernández, 46, madre de la difunta Ashly, guarda una paloma en las manos, antes de liberarla, durante la conmemoración del aniversario de la quema del hogar seguro Virgen de la Asunción

Un 8 de marzo de homenaje e intimidación

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins
Temas clave Historia completa

Cientos de mujeres llenaron las calles del Centro Histórico para conmemorar otro Día Internacional de la Mujer. La jornada incluyó actos de homenaje al segundo aniversario de la tragedia del Hogar Seguro Virgen de Asunción y solidaridad al saqueo realizado en la sede de la Alianza Política Sector de Mujeres.

El 8 de marzo empezó desde el jueves 7, en la tarde, cuando integrantes de la asociación La Cuerda y sus amigas comenzaron a pegar, alrededor de la Plaza 8 de Marzo, dibujos de niñas con los nombres de las 56 víctimas del incendio en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, ocurrido hace dos años. Mientras, cientos de feligreses ensimismados en seguir el anda del Nazareno de los Milagros, rodeaban la Plaza Central. Tres drones con sus ojos colorados zumbaban sobre la Catedral.

Caída la noche, la Alianza Política Sector de Mujeres realizó una marcha de la 18 calle al Parque Central, en homenaje, también, a las niñas. Luego de un fuego ceremonial todo fue silencio.

Al día siguiente, el 8 de marzo, en San José Pinula, el día amaneció nublado y frío. A las 8:30, doce madres de las víctimas del incendio en el Hogar Virgen de la Asunción, acompañadas por el Colectivo 8 Tijax, Mujeres Transformando el Mundo y Prensa Comunitaria, volvieron al hogar. Mientras las madres colocaban los retratos de las 56 niñas frente al portón negro, llegó una unidad de los Bomberos Voluntarios con flores. Emilio Nájera, Julio Álvarez y Melvin Divas fueron tres de los aproximadamente 40 elementos que atendieron la emergencia en el 2017.

“Lo que vimos ese día fue impresionante y nunca lo vamos a olvidar”, declaró Nájera. “Fue muy doloroso”, agregó, “es como una cicatriz en nuestro corazón”.

Madres y bomberos se reconocieron. Se abrazaron. Sonrieron. Mientras, empezaba a llegar la noticia de que la sede de Alianza Política Sector de Mujeres había sido saqueada.

Simone Dalmasso

“Este es un homenaje hacia las 56 niñas que fueron masacradas por parte de funcionarios públicos que no se hicieron cargo de su obligación de darles resguardo, abrigo y protección”, declaró la activista Stef Arrega, de la asociación 8 Tijax y afirmó que seguirán luchando hasta obtener justicia por lo que ella llamó actos de tortura. Vianney Claret Hernández de 46 años, madre de Ashley Angelie Rodriguez Hernández, dijo que ella y las otras madres siempre van a recordar a sus hijas, “Pero no como nos las entregó el estado”, afirmó y pidió, apenas sosteniendo el llanto, justicia por su hija, por las 41 niñas que murieron en el hogar y por las otras 15 que sobrevivieron el incendio.

Vianney y el resto de su familia llevaban playeras con el rostro de Ashley, a la espalda decía, “el estado me quemó”. Luego de un minuto de silencio, los familiares soltaron palomas blancas y pasaron a sembrar un pequeño árbol de guayaba.

[galeria]

Mientras, en la Plaza Central, mujeres terminaban de bordar pequeños abrigos de lana para forrar las 41 cruces que representan a quienes murieron en el incendio. Esta actividad fue organizada por la artista y catedrática Tonibelle Che. “Aún tenemos mucho que hacer para proteger nuestra niñez”, declaró. “No se vale que una niña, un niño se les niegue el derecho a soñar”.

Pronto, sobre la 6 Avenida, llegó la marcha. Colectivos como Otrans, Sitradomsa, Las Poderosas, el Comité Campesino del Altiplano y muchas más llenaron la avenida.

Luego de la marcha del jueves 7, por la noche, integrantes de la Alianza Política Sector de Mujeres regresaron a su sede. Todo era normal. Apagaron las luces. Cerraron la puerta. Salieron. Vecinos indicaron que incluso a media noche, la casa permanecía como la habían dejado. Luego, a las seis de la mañana, algunas compañeras se percataron de que la puerta estaba abierta y una ventana rota.

Los escritorios fueron destruidos, había varias ventanas rotas, papeles por todos lados y ya no estaban las computadoras. “Se llevaron, además, cajas con documentos, con trabajo que habíamos hecho”, comentó Isabel Sáenz, coordinadora de proyecto de la Alianza, quien lo calificó como un acto de intimidación. “Anoche habíamos manifestado, dijimos públicamente que no hay justicia para las 56 niñas, para las mujeres en Guatemala y luego pasa esto”, señaló. Sáenz señaló, además, que el colectivo constantemente recibe insultos y amenazas.

Simone Dalmasso

La Alianza Política Sector de Mujeres es un grupo de mujeres que buscan luchar contra el patriarcado, el colonialismo, racismos y la lesbofobia. El Sector fue fundado hace 24 años. El procurador de los Derechos Humano, Jordán Rodas, pidió al Ministerio Público y a Gobernación que se investigue el hecho, que él también tildó como un acto de intimidación.

Sáenz, a pesar de estar visiblemente afectada por el acto, declaró sentirse aliviada al ver que nuevas generaciones se han sumado al movimiento feminista en Guatemala. “Nos encanta ver que están al frente de la marcha, ver que hay nuevas mujeres asumiendo la responsabilidad y convicción del movimiento”, dijo, “y, vamos a seguir ahí, siempre luchando. Siempre en la lucha.”  

Autor
Edición
Autor
au
Edición
a