Protección de datos y hábeas data. Segunda parte | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Protección de datos y hábeas data. Segunda parte

Este grave vacío legal, ha creado un mercado sin control de datos personales, lo cual ha perjudicado a miles de personas de diversas formas
Tipo de Nota: 
Opinión

Protección de datos y hábeas data. Segunda parte

08 de Mayo de 2022
Palabras clave

El derecho de la protección de datos o a la autodeterminación informativa del individuo, son los principios y normas que otorgan derechos al propietario para acceder a las bases de quienes portan los mismos, ya sea para rectificar, cancelar u oponerse a los mismos. Aunque esto se ha desarrollado para el ámbito de registros estatales a nivel constitucional, aún queda pendiente el establecer que debe aplicarse para el ámbito privado. Países como Colombia, España, México, Perú, entre otros, han desarrollado legislación con mayores alcances de protección de datos, permitiendo que cualquier persona pueda acceder a instituciones especializadas del Estado para impedir que sus datos sean sometidos a una trata no autorizada o bien a un tráfico ilegal.

Deben entonces distinguirse dos espacios: uno público y otro privado. En el público, si bien la información se rige por el principio de máxima transparencia y publicidad, cuando se trata de datos personales, se deben limitar los mismos en consideración de los derechos a la intimidad y el honor de la persona. Al respecto la Ley de Acceso a la Información Pública ha definido muy bien el tema de datos generales y datos sensibles, a su vez, de datos de carácter reservado y de carácter confidencia...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor