Cerrar

Ir

Orando por Guatemala

Tipo de Nota: 
Opinión

Orando por Guatemala

15 de Marzo de 2016
Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Cuando Miguel García Granados y Justo Rufino Barrios ascendieron al poder político del país se celebró un tedeum en la Catedral Metropolitana el 30 de junio de 1871. Si bien este hecho pudo sugerir que la Iglesia católica no recibiría ningún embate del nuevo gobierno liberal, la Constitución de 1879 instituyó el carácter laico del Estado de Guatemala y dio paso a una presencia de larga data de las Iglesias evangélicas en el país con la llegada del pastor presbiteriano John Clark Hill en 1882 bajo protección e impulso oficial.

Redes-lateral

Aunque años antes el nuevo régimen había emprendido acciones que desarticularon ampliamente la institucionalidad y el sostén económico de la Iglesia católica, los periódicos de la época dan noticia de que en la ciudad de Guatemala no dejaron de salir las procesiones a las calles en las décadas finales del siglo XIX. A partir de estas evidencias, hay que atenerse a un hecho fundamental en la historia republicana del país: aunque se haya secularizado el Estado, esto no quiere decir que se haya ...

Autor



Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico