“No nos queda de otra, tenemos que estar en la lucha”

Chiquimula

NURIA LEMUS

Estudiante
San José La Arada, Chiquimula
Edad en el momento de la entrevista (2017)/ 29
Lugar más lejano al que ha viajado/ “Por trabajo he viajado a varias partes de Guatemala y El Salvador. Como reina de belleza he viajado a Acapulco, México; y el país al que me gustaría ir es España”.

 

Casada desde hace siete años, Nuria es estudiante de psicología clínica. Tiene un negocio en línea y hace manualidades. A veces termina a la una de la mañana, sobre todo cuando hay exámenes en la universidad. A sus dos hijos los cuida la mamá. Trabajó tres años como coordinadora en la oficina de la mujer como una manera de contribuir a la comunidad. Ex reina de belleza, tuvo una infancia alegre y libre. Participó en Miss Santa Rosa y fue electa Miss Simpatía y luego representó a Chiquimula. “Es algo bastante superficial. La gente siempre espera sonrisas y buenas maneras, pero se sufre bastante acoso y se vuelve una demasiado vulnerable. Pero de todo se aprende. No me arrepiento. El carácter fuerte que tenemos las mujeres en Oriente es resultado del machismo; no nos queda de otra, tenemos que estar en la lucha”. En la aldea Santa Rosa algunos viven de las remesas familiares, otros viven en la extrema pobreza. En la oficina de la mujer la principal función es informar a las mujeres sobre sus derechos, y luego ver, si hay violencia intrafamiliar, llevarlas a los lugares correspondientes para denunciarlo. “Es importante que las mujeres se atrevan a denunciarlo. En esta zona del país es muy común ver a niñas de 13 años casadas y con hijos. La gente piensa que si ellas así lo querían, no debería considerarse violación, pero eso no es así, porque una niña no está preparada mi física ni mentalmente para un embarazo. Yo pienso que la ley no debería poner la edad de 14 sino de 18 años como límite para considerar que es violación. Las leyes son machistas”.