Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Las bajas y las altas de los delitos contra la libertad
Ir

Las bajas y las altas de los delitos contra la libertad

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
La cifra de guatemaltecos reportados como desaparecidos se ha disparado en la última década en Guatemala: 19,788 personas entre 2004 y 2013, según las estadísticas de la Policía Nacional Civil. Los secuestros, en cambio, han descendido a los niveles que había en 2005.

Entre 2004 y 2013, según las estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, se denunciaron 20,806 casos de delitos contra la libertad a nivel nacional, para una tasa de 14,99 casos por cada 100 mil habitantes. El 95,10% (19,788) corresponden a casos de personas reportadas como desparecidos. Las cifras policiales en este período equivalen a borrar del mapa toda la población actual de municipios como Unión Cantinil o Concepción, en Huehuetenango.

Aunque las desapariciones tuvieron un descenso del 18,96% entre 2004 y 2008, pasando de 1,577 a 1,278 casos reportados, este delito aumento a partir de 2009, llegando a su pico máximo el año pasado, cuando la PNC conoció 4,140 denuncias. Las estadísticas muestran cómo solo de 2011 a 2013 se concentran el 50,58 % de las denuncias en la década.

Según especialistas en seguridad, en el aumento de desaparecidos podría influir la migración hacia fuera del país o la violencia en zonas determinas en donde funcionan estructuras de pandillas o del crimen organizado. En este último caso, se provocan flujos de migración interna en los que las personas salen de sus zonas de residencia sin avisar a parientes o vecinos por miedo.

El 11,26% (2,229 casos) de las denuncias de desapariciones de los últimos diez años se concentra en Ciudad de Guatemala. Aun así, la capital no está entre los cinco municipios con mayores tasas por cada 100 mil habitantes: Quetzaltenango, Escuintla, Chimaltenango, Huehuetenango y Mixco..

Mientras las desapariciones van a la alza en las estadísticas, los delitos de secuestros han descendido. Después del pico de secuestros de 2008 a 2010 (502 casos en estos tres años, equivalente al 49,31 % de las denuncias de la década), cuando habían un secuestro cada dos días, este delito bajó al nivel que se tenía al inició de la última década, reportando un secuestro cada siete días. Por ejemplo, 2013 cerró el año con 52 casos, la misma cantidad de casos que en 2005.

Autor
Autor
a
a