Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La ley maldita
Ir

La ley maldita

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
"Esa gente nunca va a querer pagar por el agua que usa, ni está dispuesta a aceptar el principio que el que contamina paga”, exclama Melini.
La intromisión del Estado de Guatemala en la administración del agua de Totonicapán planteaba un problema casi de soberanía nacional.
El escándalo de los robos de ríos Madre Vieja y Achihuate en la Costa Sur reavivó la discusión sobre la necesidad por una regulación de las aguas.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 13 mins

La ley de aguas parece una ley maldita, por la cantidad de intereses y visiones que afecta; y porque no ha logrado ser aprobada. Desde la agroindustria hasta las comunidades de Totonicapán, muchas fuerzas se oponen a una regulación de los recursos hídricos del Estado.

En los últimos 30 años, 12 iniciativas de ley llegaron al Congreso para intentar poner orden en el uso de los recursos hídricos de Guatemala. Todas fracasaron. Los 12 intentos se estrellaron contra un muro de intereses contrapuestos.

Ahora, en 2016, un nuevo grupo de diputados vuelve a la carga para elaborar una nueva iniciativa.

Entre ellos, el diputado Leocadio Juracán de Convergencia, y el diputado Ferdy Elías, electo por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), pero ahora m...

Autor
Autor
aa