Cerrar

Ir

El elefante encadenado

Muchas creencias pueden sentirse bien y darnos consuelo en un Universo al que parecemos no importarle en lo más mínimo. Pero muy frecuentemente, actúan como las ataduras del elefante; dogmas o malas ideas que sirven primero para condicionarnos y luego para mantenernos en total ignorancia de nuestro potencial y de la realidad del Universo en el que vivimos.
Tipo de Nota: 
Opinión

El elefante encadenado

03 de Agosto de 2012
Tiempo aproximado de lectura: 6 mins

Redes-lateral

Si usted ha ido alguna vez a un circo o ha pasado cerca de las jaulas en donde encierran a los animales, probablemente se habrá percatado de algo muy curioso.

Frente a usted está un elefante—un enorme animal de más de 15.000 libras capaz de voltear un autobús o derribar un árbol aplicando tan sólo un poco de su descomunal fuerza. No está adentro de una jaula con barrotes de acero reforzado ni inmovilizado con una serie de gruesísimas cadenas.

No. 

Lo único que separa al enorme y fuerte animal de su libertad es una pequeña cuerda que es atada alrededor de una de sus patas y luego asegurada en una pequeña estaca de madera incrustad...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico