Cerrar

Ir

Caso Ríos Montt: La contundencia de los hechos

Las consecuencias de las directivas ordenadas por Ríos Montt e implementadas por Rodríguez Sánchez, produjeron agresiones culturales con intencionalidad de eliminar poblaciones, cosmovisión y cultura de las mismas por considerarlas indeseables, por el motivo que haya sido; esto es genocidio.
Tipo de Nota: 
Opinión

Caso Ríos Montt: La contundencia de los hechos

22 de Febrero de 2013
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

El proceso judicial mediante el cual el juez Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado Primero B de Mayor Riesgo de la capital guatemalteca, envió a juicio por genocidio a los generales en retiro José Efraín Ríos Montt, jefe de Estado de 1982 a 1983, y José Mauricio Rodríguez Sánchez, ex director de inteligencia del Estado Mayor Presidencial, después del golpe de Estado del 23 de marzo de 1982, abrió nuevamente a la consideración pública tanto los crímenes cometidos durante el Enfrentamiento Armado Interno como el debatido tema de si hubo o no genocidio contra los pueblos originarios mayas durante el mismo, el que es alimentado por interesados en la negación de este espinoso extremo.

Redes-lateral

Para tomar la decisión, el juzgador tuvo en cuenta evidencias documentales, planes de campaña y operativos, directivas de implementación y ejecución de esos planes, así como las leyes que determinaban las responsabilidades, autoridad y competencias dentro de la organización jerárquica y disciplinada del Ejército en los años de los hechos probablemente afectos de genocidio, imputados a cada uno de los militares retirados.

Estos hechos se encuadran, entre otros criterios, a los externado...

Autor



Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a