Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Casillas no quiere ser un pueblo fantasma
Ir

Casillas no quiere ser un pueblo fantasma

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
En el momento en el que llega un vehículo, los residentes inspeccionan la carga. Si tienen sospecha de que su destino final sea la mina, le obligan a dar la vuelta.
En el caso de Casillas, al contrario que en La Cuchilla, la compañía no está dispuesta a comprar ningún terreno.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 24 mins

Esta historia se desarrolla en dos escenarios, La Cuchilla, una aldea fantasma, y Casillas, un municipio que dice que no quiere serlo. En medio, la mina de San Rafael Las Flores, en Santa Rosa, puesta en marcha, con gran oposición, en 2013.

El primer núcleo ha pasado de estar habitado durante décadas a languidecer, convertido en una sucesión de viviendas vacías donde únicamente permanecen nueve familias. Hace cuatro años comenzaron a percibirse grietas en paredes y caminos. Hoy, la gran mayoría ha vendido sus tierras a la mina. Todo ello, a pesar de que la empresa niega tener responsabilidad en los daños y de verse respaldada por informes de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y el Instituto Nacional...

Autor
Edición
Autor
au
Edición
a