Alianzas de narcos nuevos contra tradicionales

Mientras Mario Ponce, el guatemalteco capturado en Honduras acusado de narcotráfico, declara hoy en Miami, su grupo y Walter Overdick, acusado por autoridades de ser un aliado de los Zetas, pactan en medio de la expansión del cartel mexicano, según fuentes de inteligencia civil. La reorganización de las fuerzas apunta a un posible enfrentamiento entre narcotraficantes, entre los tradicionales y los recién llegados.

“Los Zetas han ido desplazando a las familias tradicionales de los Mendoza y los Lorenzana", relata el informe de inteligencia al que se tuvo acceso para este reportaje.
Un día después de la captura de Gustavo Colindres, aparecieron mantas amenazando a la población civil si las autoridades continuaban con las capturas.

Los disparos al aire y el gran bullicio que ya se prolongaba durante horas llamaron la atención de los vecinos de San Andrés, Petén, el tercer fin de semana de marzo. En la fiesta que se celebraba en el interior de un chalet a orillas del lago Petén Itzá, según fuentes de inteligencia civil, se consolidaba el reencuentro entre viejos conocidos: gente del capo Mario Ponce, actualmente en prisión en Estados Unidos, era anfitriona para Walter Horst Overdick, que llegaba desde su plaza en Alta Verapaz.

Mario Ponce era el principal socio local de los Zetas, según un artículo de José Rubén Zamora, presidente de elPeriódico y experto en temas de crimen organizado. El 19 de marzo fue detenido Gustavo Colindres, supuesto comandante de los Zetas, y a quien el día de su captura, Mauricio López Bonilla, ministro de Gobernación, calificó como “un dirigente operativo en el área”, encargado de logística.

Un día después, varias narcomantas bajo la firma Z200 aparecieron en Petén amenazando con “lanzar granadas en discos y centros comerciales” por las acciones de las autoridades civiles y militares en Petén.

“A todas las autoridades civiles y militares y población en general parenle (detengan) persecución contra la raza o empezaremos a matar. Vamos a lanzar granadas en discos y centros comerciales en Petén (...) porque esto es territorio 'Z' no queremos una guerra contra el Gobierno esto es una advertencia. Z200”, señala el apócrifo instalado frente a un escuela, recogió la agencia EFE.

El gobernador de Petén, Henry Amézquita, dijo ese martes a periodistas que las acciones de Los Zetas pueden ser “una represalia” por la captura, un día antes, de Gustavo Colindres.

Las fuentes de inteligencia observan que la reunión entre de la gente de Ponce y Overdick, dos de los actores con más poder en el país, reafirmaba alianzas con los Zetas, el ex brazo armado del Cártel del Golfo. Esto para unir fuerzas en la lucha por controlar Petén, el departamento más codiciado para el crimen organizado, contra los cárteles guatemaltecos “más antiguos”, los Mendoza y los Lorenzana.

“Los Zetas han ido desplazando a las familias tradicionales de los Mendoza y los Lorenzana", relata el informe de inteligencia al que se tuvo acceso para este reportaje. Varios agentes en la zona han verificado que el cártel mexicano tiene bases operativas en los municipios de Poptún, que supuestamente manejaba Colindres “como un lugar de almacenamiento de droga proveniente de Colombia y Honduras”, y en Sayaxché.

Los envíos desde Honduras habían sido controlados en los últimos años por Mario Ponce, pero su captura descabezó a uno de los clanes más activos de Guatemala y dejó expuesta la ruta. La organización del hombre que empezó como chofer de los Lorenzana y acabó transportando helicópteros cargados de droga, según documentos de inteligencia, emprendió entonces el camino para reforzar la seguridad de su negocio.

Los hombres de confianza de Ponce, sin embargo, no completaban el círculo de la organización para mantenerla con poder. La alianza con Walter Overdick responde a la necesidad de tener un brazo armado poderoso, consideran las autoridades. El Tigre, el hombre que todos señalan como el responsable de la entrada de los Zetas en Cobán en 2008 es, según estos informes, el valor más seguro en caso de enfrentamientos. “Es aliado de los Zetas (...) permite usar sus rutas a cambio de droga y regalías. Se considera un importante aliado, pues su brazo armado puede proteger a cualquier organización que quiera”.

Los movimientos de los narcotraficantes en Petén, vaticina otro oficial de inteligencia civil, son preparativos por si “la guerra” estalla: “Ponce le dio mucha información a la DEA sobre el cartel Luciano, que ahora maneja Marllory Chacón (acusada por Estados Unidos de liderar el lavado de dinero en el país). Ella se ha aliado con los Lorenzana para tener fuerza. La gente de Ponce por eso se ha tenido que juntar más con Overdick y los Zetas".

-A A +A
3
La ventana en la pared constituye el acceso al basurero de La Verbena. El muro separa la vida de los mineros del resto del mundo.
El Maracaná.

1

2

3