“No fuimos informados, no fuimos consultados, nadie sabía”

San Marcos

GREGORIA CRISTANA PÉREZ BÁMACA

Comerciante
San Miguel Ixtahuacán
Edad en el momento de la entrevista (2017)/ 46

 

Crisanta nació en la aldea Agel, San Miguel Ixtahuacán, San Marcos. Es casada, ama de casa, negociante, miembro del Comude y vicepresidenta del Cocode, además de presidenta del Comité de Aguas y Saneamiento. Tuvo orden de captura por retirar los postes que Montana Exploradora puso en su propiedad. Estudió hasta cuarto primaria. Trabajó para la casa y en el campo hasta los 17 años, que fue a trabajar a la capital durante 5 años. Es mam y hablaba poco castellano, ero ahí aprendió más. También trabajó en Tapachula. Luego volvió y se casó. Tiene 4 hijas y 3 hijos. “Mis padres tenían animales y con eso nos sustentaban. Pero ahora eso es muy difícil por la empresa que vino a comprar las tierras”. La empresa llegó en 1996. “No fuimos informados, no fuimos consultados, nadie sabía. La compra de las tierras nos ha afectado porque la vida para nosotros es la tierra, los árboles, porque de eso dependemos para nuestra alimentación”. Por eso se volvió comerciante. Compró una refrigeradora y vende helados. Por eso se organizaron en defensa de la Madre Tierra. “Al darnos cuenta de la profundidad de donde sacaron el oro, nos fuimos dando cuenta también que se fueron secando los nacimientos de agua”, dice. “Estamos preocupados por nuestros hijos: ¿dónde van a vivir? Ellos van a pagar las consecuencias. Por eso denunciamos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Ninguna otra autoridad nos ha hecho caso”.