José Alejandro Córdova, PDH: «Quiero que no se malinterprete qué son los derechos humanos» | Plaza Pública

Cerrar

Ir
El neo Procurador de los Derechos Humanos, José Alejandro Córdova Herrera, en su despacho, a 10 días de haber tomado posesión de su cargo. Simone Dalmasso

José Alejandro Córdova, PDH: «Quiero que no se malinterprete qué son los derechos humanos»

Yo creo que debemos ser responsables en nuestras declaraciones y ver si la ley va a estar vigente o no.
Tipo de Nota: 
Información

José Alejandro Córdova, PDH: «Quiero que no se malinterprete qué son los derechos humanos»

Historia completa Temas clave

En las mesas de discusión de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, los diputados alineados al oficialismo repetían que no volverían a cometer el error de elegir a un procurador como Jordán Rodas. Su propósito se consolidó con la elección de José Alejandro Córdova, un procurador que prefiere no opinar sobre el trabajo de su antecesor, a pronunciarse contra iniciativas que buscan restringir derechos y ante problemáticas como la criminalización a fiscales y operadores de justicia.

Sobre el escritorio del nuevo Procurador de los Derechos Humanos, descansa una biblia. «Estamos tratando de ver cómo empezamos a trabajar como una institución pero en nombre de Dios tratar de hacer el trabajo que se necesita para los guatemaltecos porque ese es nuestro fin principal», promete . Con 141 votos a su favor, Córdova fue elegido por el Congreso como sucesor de Jordán Rodas, para el período 2022-2027.

El magistrado de conciencia asegura que no será un procurador de escritorio, sino uno de a pie, que espera convertirse «en un verdadero ombudsman» —término referido a representante del pueblo o  defensor del pueblo—. También asegura que la PDH debe recuperar su credibilidad.

[relacionadapzp1]

El 20 de julio, al ser juramentado por el pleno del Congreso, Córdova se convirtió en la octava persona en ocupar la silla del Procurador de Derechos Humanos. Dice que aún continúa evaluando en qué condiciones encontró el despacho y la institución; y que incluso ha involucrado a la Contraloría General de Cuentas en ese proceso. Córdova insiste en que su agenda es sumamente ajustada y que todavía sigue conociendo las condiciones de la  nueva entidad a su cargo.

Tras 10 días en el cargo, Córdova concedió una breve y apresurada entrevista a Plaza Pública, en la cual rehuyó  pronunciarse sobre problemáticas que despiertan preocupación en materia de derechos humanos. Tampoco quiso opinar sobre su antecesor, a quien los diputados oficialistas insistieron en retirar de su cargo antes de que concluyera el mandato.   

Diputados de la Comisión de Derechos Humanos se mostraron abiertamente inconformes con la gestión del procurador anterior, Jordán Rodas. Prometieron no cometer de nuevo el error de elegir a un procurador similar, ¿se considera afín a la gestión de Jordán Rodas?

No. Yo me considero afín a las necesidades de los guatemaltecos. El procurador es una persona independiente y ese es el trabajo que tiene que hacer.

Mi estancia aquí hoy no es casualidad. En 2012 estuve en la terna para PDH y fui el mejor calificado. En 2017 fui uno de los mejores calificados pero no estuve en la terna por situaciones internas de la comisión. En esta elección fui el mejor calificado, 17 de 18 personas me apoyaron.

Soy una persona independiente y esa independencia me ha dado capacidad porque yo he trabajado en derechos humanos. Trabajé en la Procuraduría de Derechos Humanos, sé cómo es la institución, sé que ha tenido muchos cambios pero sé cuál es el objetivo institucional.

Trabajé también en la Procuraduría General de la Nación (PGN), en el área civil, trabajé en la Corte de Constitucionalidad, manejando la política constitucional, trabajé en la Dirección General de Migración, manejando la política migratoria y el procedimiento de refugiados, también trabajé en el Sistema Penitenciario, ahí se creó la unidad de derechos humanos.

Y, por aproximadamente durante 2 años y medio, fui magistrado en una sala de apelaciones. Por eso yo me interesé mucho en lo que es los derechos humanos. Yo he trabajado en derechos humanos a nivel nacional e internacional. Tengo la experiencia, tengo la capacidad y quiero hacer un buen trabajo. Parte de hacer ese buen trabajo es tener el acompañamiento de los medios de comunicación de forma objetiva.

Mi función principal es lo administrativo. Tengo que empezar a ver cómo está la institución, cómo me la dejan. Cuando me dice si soy afín, yo no soy afín ni a él ni a nadie de ninguna índole, soy una persona independiente como debe ser la función del PDH. Mi misión es ser un defensor del pueblo, mi misión es acatar lo encomendado en la Constitución y quedarme en ese margen.

Usted habla de rescatar la credibilidad de la PDH, ¿considera que la credibilidad de la institución está lesionada?

Sí, si usted hace un sondeo a 10 personas y pregunta cuál es la función del procurador, van a responder que es defender delincuentes. No podemos perder de vista que hay una defensoría del recluso y del debido proceso. El PDH no puede defender a ninguna parte procesal.

La única función del PDH dentro de las actividades jurisdiccionales o judiciales es que se respete el debido proceso a cualquiera de las partes procesales. El Ministerio Público tiene la función de acusar, el juez tiene su independencia judicial, el defensor, defender a sus clientes independientemente de quienes sean.

[relacionadapzp2]

Pero la PDH no es abogado de nadie sino que lo único por lo que debe velar es porque no se violente el derecho de defensa a cualquier parte procesal. Por eso hay una defensoría específica para el recluso y el debido proceso. Sabemos qué es lo que tenemos que hacer y en eso nos vamos a concentrar.

¿Qué podría reconocer como positivo de la gestión de su antecesor?

Yo creo que por objetividad les puedo decir cuáles son mis funciones. La historia nos va a calificar a cada quien. Yo creo que no soy el más indicado para decir si hicieron bien o mal en la gestión anterior. Lo que yo haga va a ser juzgado por el pueblo de Guatemala y quiero tratar de salir sobresaliente en mi mandato y lo voy a hacer trabajando con conciencia social, con objetividad, sin sesgo ni ideología.

¿Entonces considera que antes se trabajó con sesgos y hubo inclinación hacia una ideología?

Yo lo único que le digo es lo que voy a hacer.

¿Qué hará usted de forma diferente?

Primero, vamos a recorrer las 34 auxiliaturas con el fin de ver cuáles son las necesidades porque nuestro país es pequeño en comparación con otros, pero cada región tiene sus modalidades específicas.

Aparte de eso, las auxiliaturas no son una PDH en chiquito que tienen independencia. Tienen que seguir la línea del PDH y esa línea es estar apegado a lo que establece la Constitución. No tienen independencia para actuar de forma particular.

Cuando se dio la transición tuve la oportunidad de escuchar cuáles son las necesidades de cada auxiliatura. Muchos de los auxiliares me conocen y saben que mi forma de trabajar es activa, en beneficio del país. Trato de ser objetivo en mis acciones, principalmente pidiendo a Dios que me ilumine en todo lo que yo haga y que haga lo mejor para el país. Voy a tratar de ser un verdadero defensor para los guatemaltecos que se encuentren en el país y que no se encuentren en el país.

Hay muchos retos. Principalmente, rescatar la credibilidad. Es una institución sumamente noble y vale la pena luchar por ella y que sientan los guatemaltecos que tienen un defensor del pueblo pero en derechos humanos porque no somos todólogos sino que debemos encauzarnos únicamente al mandato constitucional.

Según el diario La Hora, usted asesoró al presidente Alejandro Giammattei cuando estaba a cargo de la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP) en 2006, ¿qué tipo de relación existe entre ustedes?

Solo era laboral, en ese momento. Yo no pertenezco a ningún partido y nunca me he inscrito en ningún partido ni nunca he participado en ningún partido porque mi visión está clara en beneficio de los derechos humanos. Entonces, mi trabajo fue únicamente y exclusivamente crear una unidad de derechos humanos en el Sistema Penitenciario y así como estuve con él estuve con cinco directores más.

Ahora no ha habido acercamiento con el presidente pero creo que van a haber acercamientos con las secretarías del Ejecutivo porque me quiero ir a presentar para decirles  que en sus políticas institucionales tengan inmersas políticas en materia de derechos humanos.

Le quiero apostar mucho a la educación porque creo que es necesario que se conozcan los objetivos y no se malinterpreten qué son los derechos humanos.

¿Cuál es su postura ante propuestas legislativas como la iniciativa 6076, «Ley para el Fortalecimiento de las Fuerzas de Seguridad Pública y del Ejército de Guatemala» y el decreto 39-2022 (Ley de Ciberdelincuencia)? ¿Reaccionará a alguna política pública que atente contra los derechos humanos?

Yo creo que no podemos hablar de cuestiones que no han sido vigentes.

[relacionadapzp3]

¿Pero le preocupan este tipo de propuestas?

Hasta donde yo he sabido a través de los medios de comunicación, no se va volver a analizar o a poner en agenda entonces creo que sería irresponsable de mi parte dar un criterio cuando una ley no se sabe si va estar vigente o no. Entonces yo creo que tenemos que trabajar sobre hechos reales. Ya cuando una ley esté vigente, ya es cuando el PDH tiene que dar un pronunciamiento.

Usted habló de actuar de forma preventiva. El hecho de que hayan existido como propuestas legislativas debería merecer una opinión de su parte.

Actuar preventivamente es en el aspecto de las violaciones a derechos humanos.

¿Consideran que estas iniciativas no buscaban violentar ningún derecho humano?

No me quiero manifestar porque todavía no están vigentes. Yo creo que debemos ser responsables en nuestras declaraciones y ver si la ley va a estar vigente o no. Entonces ya el equipo va a dar una postura institucional después de analizarlas.

¿Todavía no se han analizado?

En el momento en que las analicemos daríamos un criterio institucional.

[frasepzp1]

¿Le preocupa algo en particular del contexto político y social que vivimos bajo este gobierno y esta legislatura?

Hoy estamos conociendo la institución. Tenemos que conocerla, tenemos que establecer cuáles han sido sus criterios, sus posturas y entonces ya aplicando las leyes vigentes en materia de derechos humanos ya manifestaremos nuestro actuar. La ley es una y no podemos actuar de forma diferente, no podemos especular, todo lo que hagamos debe ser fundamentado en la ley y convenios.

¿Pero considera que existe algo que deba preocuparnos en materia de derechos humanos en el contexto actual?

Hoy por hoy estamos conociendo la institución. Tenemos cinco días hábiles, estamos conociendo la institución. La Contraloría también ha estado presente porque queremos saber cómo está la institución.

Tenemos la función de servir a nuestro país pero cada quien tiene que estar en la materia que le corresponde y a mí me corresponde hoy velar por los derechos humanos y en eso me voy a encauzar.

¿Manifestará su apoyo a fiscales y operadores de justicia que están siendo criminalizados por el trabajo que realizaron para investigar actos de corrupción?

Los derechos humanos son para todo guatemalteco y a cualquier guatemalteco que sienta que se le violentan sus derechos humanos es la función del procurador investigar. Y más que investigar es velar porque no se violente a nadie.

¿Qué postura tiene ante la criminalización a operadores de justicia y fiscales?

Si a alguien se le violentan los derechos, sean ellos o cualquier persona, ese es el trabajo del procurador. Yo no solo voy a ubicarme en un tema especial sino donde sea necesario.

¿Podemos esperar cambios en la organización de las defensorías? ¿Qué tipo de cambios?

Cambios, los que sean necesarios. Hoy estamos viendo cuál es la función de cada defensoría. Vamos a convocar a las defensorías para ver cuál es el trabajo que realizan, los procesos que tienen pendientes y sus necesidades. Tenemos que ver el fin, el objetivo, el beneficio y qué hemos avanzado. La procuraduría tiene mucho que hacer pero tenemos que optimizar nuestro personal y nuestro interés porque hay prioridades.

¿Piensa reducir la cantidad de defensorías?

No le podría decir. Si no estoy mal hay 17 defensorías, tenemos que ver cuál es la función, cómo han avanzado, qué resultados han tenido en beneficio de los guatemaltecos.

¿Cómo será su relación con la prensa?

La que ustedes deseen. La institución es de puertas abiertas, pero lo vamos a hacer de forma ordenada, a través de (la oficina de) Comunicación. Lo que necesitan es información entonces aparte de eso tenemos que ser congruentes entre lo que decimos y hacemos. Vamos a ordenar muchas cosas y una de esas es el canal con la prensa.

Es un procurador respaldado por el oficialismo, ¿qué pueden esperar los diputados, el presidente y otros funcionarios de su gestión? ¿Y qué puede esperar la población?

Creo que sería bueno analizar quiénes votaron por mí en la Comisión de Derechos Humanos y en el pleno. Yo soy una persona independiente y lo que me respalda es mi hoja de vida, mi experiencia, mi perseverancia, porque no es la primera vez que participo y que entro a una terna. Esa es mi carta de presentación. Yo creo que el PDH no debe estar para un lado o para otro sino para todos los guatemaltecos y esa es mi responsabilidad, responder a la población, ese es mi compromiso.

Compromisos no hay, mi compromiso es con Guatemala, con los guatemaltecos y actuar única y exclusivamente en los cánones constitucionales que regulan mi mandato.

[embedpzp1]

Autor
Edición
Autor
Edición