Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
En febrero llegamos a la tasa de homicidios más baja del siglo
Ir

En febrero llegamos a la tasa de homicidios más baja del siglo

El Gobierno no ha hecho demasiada alharaca de este logro tan significativo, posiblemente porque le corresponde a la cúpula de la Policía que acaban de destituir.
Lo que se ha logrado hasta hoy no es mérito de una sola administración de Gobierno.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

25 homicidios por cada 100 mil habitantes en febrero. Es decir, la tasa inter-anual más baja observada desde diciembre del año 2000. Esto significa que, a pesar de seguir siendo uno de los países más violentos del planeta, no habíamos sido testigos de este nivel de violencia en los últimos 206 meses de registros de la Policía Nacional Civil (PNC).

La Policía cuenta con registros mensuales desde enero del 2000. Este gráfico de tendencia acumula las tasas mensuales de los últimos doce meses al momento de cada observación.

Gráfico 1. Tendencia de largo plazo de la violencia homicida en la República de Guatemala

Tasa inter-anual según registros de PNC, 2000-2018

Ni el Ministerio de Gobernación, ni la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia han hecho demasiada alharaca de este logro tan significativo. Posiblemente, porque el récord coincide con la decisión del nuevo ministro, Enrique Degenhart, de relevar de su cargo a toda la cúpula de la Policía Nacional Civil. La analogía sería aAlgo así como despedir al director y cuerpo técnicos de un equipo que recién ha ganado un campeonato. ¿A quién se le ocurre semejante medida?

[frasepzp1]

El descenso observado en enero 2018 ya era notable con respecto al mismo mes de 2017. Las cifras de febrero 2018 son impresionantes: aproximadamente, 100 homicidios menos respecto a febrero 2017, como se puede observar en el siguiente gráfico de tendencia de las cifras absolutas acumuladas en 30 días. Se menciona como posible causa de este significativo descenso la efectiva intervención en las cárceles, a mediados de enero del presente año, cuando la PNC y el Sistema Penitenciario realizaron estrictas requisas para retomar el control de los principales centros de detención, justo antes de la salida de Francisco Rivas como ministro de Gobernación.

Gráfico 2. Tendencia de Corto Plazo de la Violencia Homicida en la República de Guatemala

Acumulado de 30 días según registros del INACIF, ene-feb 2017 vs. 2018

A continuación, se pueden ver las variaciones de la cifra absoluta de homicidios y de la tasa de homicidios respecto al mismo mes del año previo (que asume cierta estacionalidad en el comportamiento de la variable) y también respecto al mes inmediato anterior. El año de partida es el 2009, cuando se registró el nivel de violencia homicida más alto.

Gráficos 3-6. Variación mensual en cifra y tasa de homicidios en Guatemala

Porcentajes respecto al mismo mes del año previo y respecto al mes inmediato anterior, según registros de PNC, 2009-2018

Fuente: elaboración propia con base a datos mensuales de PNC.

Los datos elaborados por la PNC y los del Instituto Nacional de Ciencias Forenses señalan una misma tendencia1.

Gráfico No.7. Tendencia de Largo Plazo de la Violencia Homicida en la República de Guatemala

Tasa inter-anual según registros del INACIF y la PNC, 2009-2018

Mientras el gráfico de tendencia anterior nos muestra cambios en el largo plazo, se puede hacer otro gráfico que muestre cambios de tendencia en un plazo menor, por ejemplo, trimestralmente. Este nos indica que la tendencia cambió de forma notoria a partir de agosto 2017.

Gráfico 8. Tendencia de Mediano Plazo de la Violencia Homicida en la República de Guatemala

Tasa trimestral según registros del INACIF y la PNC, 2009-2018

Esto singifica que, de ser posible adjudicar el crédito del éxito o el fracaso de una política pública a las autoridades que la dirigen, en esta ocasión la mejoría observada no es atribuible al nuevo ministro de Gobernación ni mucho menos a la nueva cúpula de la PNC. El primero asumió su cargo el 26 de enero, y la segunda, el 27 de febrero.. Recordemos que siempre existe la posibilidad de otros factores, ajenos a los tomadores de decisiones, que bien podrían estar influyendo aún más en los resultados, sean estos positivos o negativos. Por ejemplo, cuando en un territorio previamente disputado por organizaciones criminales una de ellas domina a la otra, la violencia se detiene automáticamente.

[relacionadapzp1]

En conclusión, el descenso en la tasa de homicidios de Guatemala se aceleró en los últimos tres meses, pues diciembre 2017 fue también muy positivo en términos de reducción y contribuyó en buena medida a que dicho año fuera nuevamente de caída, pues de marzo a agosto se había visto tendencia al ascenso. Es necesario hacer análisis de las variaciones en la geografía de la violencia para determinar dónde subió y dónde disminuyó la tasa. Esto ayudará a verificar si bajó en las áreas de influencia de quienes están privados de libertad y supuestamente ordenaban crímenes desde la cárcel.

[frasepzp2]

La tasa de 25 por cien mil es la línea base para evaluar a las nuevas autoridades de Gobernación y de la PNC. Si se aprueban las leyes que buscan tipificar a las pandillas como organizaciones terroristas, en clara consonancia con un populismo penal ya fracasado en Honduras y El Salvador, lo más probable es que la violencia homicida repunte en el país. La época de Oscar Berger, y su ministro Vielman da cuenta de cuánto puede subir la violencia cuando se da paso a la “limpieza social” en contra de los pandilleros. Si se menosprecia el enfoque de prevención integral de la violencia y el delito, y se asumen políticas de represión en contra de ciertas actividades delictivas de poca importancia real para explicar la violencia, y además se persiguen otras no delictivas (como la protesta social, que desea tipificarse como delito en el Congreso), se corre el riesgo del estancamiento en la reducción de la violencia homicida. Lo que se ha logrado hasta hoy no es mérito de una sola administración de Gobierno. Han pasado ya tres Ejecutivos distintos (cuatro, si tomamos en cuenta a Alejandro Maldonado, el Breve), cuatro ministros (desde Carlos Menocal), tres jefes del MP (desde Velásquez Zárate) y desconozco cuántos directores de la PNC.

Aún no comprendemos bien las causas del descenso. Lo cierto es que sería muy grave que por la crisis política generada por el propio Presidente de la República y un Congreso dominado por los corruptos, y ahora acentuada por los temores del alcalde capitalino, se descuide la protección de la vida y la integridad de todos los guatemaltecos. Por ello, la sociedad civil, sobre todo la especializada en temas de seguridad y justicia, debe velar por que las acciones del Ejecutivo y las propuestas del Legislativo sean las correctas, y pedir una periódica rendición de cuentas a las autoridades de Gobernación y la Policía sobre el desempeño de los principales indicadores de hechos delictivos.

 

1Desde 2009 las cifras de la PNC son comparables con las del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF). Ambas fuentes son independientes entre sí y registran momentos distintos de cada hecho criminal. La PNC contabiliza las víctimas, tanto fallecidos como lesionados, en la escena del crimen; mientras que el INACIF registra los cadáveres que llegan a sus sedes periciales para la necropsia de ley, sin importar dónde falleció la víctima y sin hacer distinción entre homicidios, suicidios y accidentes en el caso de muertes provocadas por heridas infringidas por armas de fuego, armas blancas u otros métodos violentos. Por eso aunque las magnitudes (cifras totales) puedan diferir, los registros sirven para controlar las tendencias.
Autor
Edición
Autor
a
Edición
a