Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
WikiLeaks obtiene archivos de “la CIA en la sombra”
Ir
Información

WikiLeaks obtiene archivos de “la CIA en la sombra”

redes sidebar

Quince meses después de filtrar 250,000 cables de las embajadas estadounidenses alrededor del mundo, WikiLeaks ha dado otro golpe para poner luz sobre las relaciones oscuras entre una empresa global, informantes dentro de las fuerzas de seguridad de los Estados y ex agentes de inteligencia estadounidenses: Stratfor. La organización con sede en Londres ha obtenido 5 millones de emails de esta empresa especializada en seguridad y ha escogido a 25 medios en el mundo para revelarlos. Plaza Pública es uno de ellos.

“Los Archivos de la Inteligencia Global”, que se empezarán a publicar desde hoy en todo el mundo, son comunicaciones de esta compañía de “inteligencia global” con sede en Texas y revelan el trabajo de una empresa que provee servicios de inteligencia confidencial a grandes corporaciones y agencias de gobiernos estadounidenses. Los correos muestran la red de informantes, la estructura de pagos, las técnicas de lavado en pagos y métodos psicológicos para obtener información.

De Guatemala hay casi 30,000 correos entre 2004 y 2011. Plaza Pública los irá publicando, como sucedió con los archivos del Cablegate el año pasado, en los próximos meses y ofreceremos a nuestros lectores el background necesario sobre cada email.

Como advertimos el año pasado, esta información de Stratfor no puede leerse como una verdad absoluta. Es una fuente de información. Con un acceso a informantes y a datos que sólo pueden obtenerse en la frontera de la legalidad o en la ilegalidad. Sólo que en esta ocasión, sus correos pueden estar totalmente alejados de la realidad y responder a intereses personales.

Fuentes de las fuerzas de seguridad y diplomáticos de todo el mundo le dan a Stratfor conocimientos avanzados sobre lo que ocurrirá en sus países a cambio de dinero. “Los Archivos de la Inteligencia Global” muestran cómo Stratfor le paga a su red de informantes por medio de cuentas en Suiza y tarjetas de crédito prepagadas.

Entre los correos sobre Guatemala hemos encontrado afirmaciones que producen escalofríos, y cuya credibilidad tiene pocos pies y cabeza. Como ésta del 8 de marzo de 2011:

“Se abrió la caja de Pandora (con la inscripción de Sandra Torres como candidata). El sector privado va a tratar de matarla. Los Zetas van a protegerla. La Apocalipsis vendrá pronto. Entonces, ¿cómo hacemos dinero de esto?
Abrazos,
Jaime Rivera
CEO de Bladex”.

El problema para Guatemala es que aunque la afirmación carezca de cercanía con la realidad, Rivera no es un ciudadano de a pie. Es el jefe del Banco Latinoamericano de Comercio Exterior y ha sido reseñado por la revista Forbes. En su perfil aparece como asesor de la Bolsa de Valores de Nueva York, con ingresos anuales de casi  US$1,000,000.

Esto es tan sólo una muestra de los informantes de Stratfor y sus aseveraciones, que tienen la capacidad de decidir, por ejemplo, si llegan al país inversiones o si no lo hacen.

Y obtienen información -a diferencia de lo que dicen los cables estadounidenses- de métodos poco ortodoxos. George Friedmann, su fundador, lo resume en una frase: "Tienes que controlar (a tu fuente). Control quiere decir control financiero, sexual o psicológico", explicaba en un mensaje Friedman a la analista Reva Bhalla el 6 de diciembre de 2011 cuando quiere obtener información el estado de salud de Hugo Chávez y un informante israelí.

Stratfor también menciona a Plaza Pública en una ocasión, cuando hace mofa una columna de David Martínez Amador en la que critica la manera de obtener información de los estadounidenses en el terreno en México y Centroamérica, que no puede ser de otra forma que teniendo informantes infiltrados. “David no nos quiere porque somos gringos”, escribió el 19 de agosto de 2011 stewart@stratfor.com

Nos parece importante esta información porque incide en la vida de los ciudadanos en Guatemala y es un desafío de WikiLeaks a la falta de transparencia entre los más poderosos del planeta.

Esto a pesar del injustificado bloqueo económico que han impuesto Bank of America, Visa, Mastercard, PayPal y Western Union, con lo que se ha dificultado sobremanera la posibilidad de dar donaciones a WikiLeaks. Esto a pesar de que las mismas empresas permiten que sus servicios sirvan para financiar organizaciones antisemitas o supremacistas blancas, violentas, que acaban con la vida de los más débiles. Esto además de la tendenciosa acusación contra Julian Assange, en arresto domiciliario en Londres desde hace seis meses.

Faltas a la ética de algunos de los grandes medios, como The Guardian, volaron en pedazos la relación con WikiLeaks y obligaron a que la organización publicara todos los cables estadounidenses de manera abrupta. Contrario a lo que se escribió en los medios más grandes del mundo, se debió a que periodistas como los de The Guardian publicaron las contraseñas en un libro y uno de los desertores de WikiLeaks las repartió y vendió.

Para salvar la integridad de los cables y que no pudieran ser manipulados, WikiLeaks liberó los cables. Para nosotros en Plaza Pública no era la opción ideal, pero comprendemos sus motivos.

De igual manera, un año después, la misma embajada de Estados Unidos en Guatemala ha utilizado artículos de Plaza Pública que utilizan cables filtrados por WikiLeaks para exponer sus puntos de vista.

Este nuevo esfuerzo por la transparencia es mundial. Medios prestigiosos como Público en España, la revista Rolling Stone en Estados Unidos, The Hindu en India, La Nación en Costa Rica, Página 12 en Argentina, La Jornada en México o Plaza Pública en Guatemala son algunos de los socios de WikiLeaks en esta ocasión.

La cobertura sobre temas globales más completa la pueden encontrar en este link a Público.es y en las próximas semanas irán encontrando en Plaza Pública la información más relevante sobre Guatemala y algunos de nuestros países vecinos.

Nos parece importante esta información porque incide en la vida de los ciudadanos en Guatemala y es un desafío de WikiLeaks a la falta de transparencia entre los más poderosos del planeta.
“Se abrió la caja de Pandora (con la inscripción de Sandra Torres como candidata). El sector privado va a tratar de matarla. Los Zetas van a protegerla. La Apocalipsis vendrá pronto. Entonces, ¿cómo hacemos dinero de esto?"
Texto