Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Violencia sexual, los delitos silenciosos
Ir

Violencia sexual, los delitos silenciosos

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Cada día de entre 2004 a 2013, la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala atendió seis casos de violencia intrafamiliar en todo país. Cada cuatro días de ese mismo período conoció cinco denuncias de violación sexual. La mayoría de estos silencioso delitos no llegaron a ser noticia.

Desde la aprobación de la Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Intrafamiliar, en 1996, los casos de violencia sexual e intrafamiliar reportados por las autoridades policiales de Guatemala, aumentaron. De 2004 a 2013, las estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC) reportan 27,045 denuncias de violencia sexual. El 83,45 % corresponde a casos de violencia intrafamiliar, y el restante 16,55 % a violaciones sexuales.

Aunque la tasa por cada 100 mil habitantes de casos de violencia intrafamiliar en los últimos años descendió de 15,97, en 2010, a 13,37, tres años después, la cifra se elevó debido al incremento de las denuncias. Las estadísticas no incluyen los casos de violencia sicológica y económica, en los cuales no interviene la PNC.

Huehuetenango, Quetzaltenango, Jalapa, Totonicapán y Cobán son los municipios que reportan los mayores índices de violencia intrafamiliar con tasas que superan los 250 casos por cada 100 mil habitantes en los últimos diez años. De estos, Huehuetenango ocupa el primer puesto de la clasificación desde 2008, cuando alcanzó una tasa de 40,73 denuncias. En 2013, la PNC reportó 110 casos, cinco veces más que las denuncias recibidas en 2004, para una tasa de 96,70, muy por encima de Quetzaltenango (44,47) o Santa Cruz del Quiché (42.04), el segundo y tercero de la lista.

Según Mirna Montenegro, secretaria técnica del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva, el aumento en las estadísticas podría mostrar cómo los casos de violencia intrafamiliar se han venido visibilizando en los últimos años. La principal causa sería la entrada en vigencia de las leyes contra el femicidio y otras formas de violencia contra la mujer y contra la violencia sexual, explotación y trata de personas, en 2008 y 2009, así como los programas de empoderamiento de mujeres y adolescentes.

“El tema de violencia intrafamiliar no es algo nuevo. Pero antes era visto como algo exclusivo del ámbito de lo privado y ahora, poco a poco, esto está cambiando aunque todavía hay muchos casos que no se denuncian”, dice Montenegro. “En el caso de las violaciones sexuales a menores de 14 años es diferente porque es notorio. En algún momento, las niñas abusadas tendrán que ir a un centro de asistencia y es cuando los casos se conocen públicamente”.

Respecto a las violaciones sexuales, las estadísticas policiales muestran cinco hechos cada cuatro días durante la última década. En los números se destaca el municipio de Chimaltenango, donde se registraron 142 casos para una tasa de 105,52 por cada 100 mil habitantes de 2004 a 2013. Ese municipio empezó a destacar en la clasificación en 2007, cuando ocupaba el cuarto puesto, por debajo de Escuintla, Villa Canales y Quetzaltenango, con 5,96 casos por cada 100 mil habitantes. De 2010 a 2013, está en el primer puesto registrando 83 denuncias de violación sexual solo en este período, el 59 % de los casos registrados en el municipio durante los últimos 10 años.

Autor
Autor
a
a