Cerrar

Ir

Una tarjeta de crédito sobregirada para 2015

Con esta tarjeta de crédito podrán gastar Q2 mil 800 millones antes de que concluya 2014 para saldar las deudas que una mala planificación y administración han dejado
Los usuarios podrán esperar a que las empresas telefónicas asuman ese impuesto, y no lo incluyan en los contratos de 12, 18 y 24 meses no negociables con que les amarran por el uso de un teléfono celular. También podrá esperar obsequios de Santa Clos o los Reyes Magos.
El acuerdo de las dos principales bancadas en el Congreso, PP y Lider, y la solapada intervención de un tercero, el bloque Todos, bastó para aumentar el gasto del Gobierno el próximo año.
El Gobierno podrá gastar a manos llenas en 2015, año electoral. Los ciudadanos pagarán las facturas.
Edgar Barquín estuvo presente en la aprobación.
Edgar Barquín y el diputado Villate en la sesión para aprobar el presupuesto.
El diputado Taracena acusa al partido Lider de venderse para aprobar el presupuesto.
Luis Rabbe, presidente electo (de espaldas) conversa con el diputado Gudy Rivera, luego de la aprobación del presupuesto.
Tipo de Nota: 
Información

Una tarjeta de crédito sobregirada para 2015

Tiempo aproximado de lectura: 11 mins
Créditos: 
Historia completa Temas clave

El acuerdo de las dos principales bancadas en el Congreso, PP y Lider, y la solapada intervención de un tercero, el bloque Todos, bastó para aumentar el gasto del Gobierno el próximo año. La cuenta vendrá, junto a la cuesta de enero, en 2015. La pagaran por medio de los tres nuevos impuestos aprobados en el presupuesto.

Redes-lateral

Como un matrimonio en disputa por los gastos del próximo año, el Partido Patriota (PP) y Libertad Democrática Renovada (Lider), cruzaron reproches en los últimos dos meses sobre la aprobación del Presupuesto. La solución para estos “padres de la patria” —como se autodenominan los congresistas—, llegó por la vía de adquirir una nueva tarjeta de crédito para saldar las cuentas sin pagar del año (Q4 mil millones en bonos) y recetarles a sus “hijos” —la población—, tres nuevos impuestos entre telefonía y materiales de construcción (Q2 mil 186 millones) para cuadrar las cuentas.

La fiesta de fin de año está servida y con tarjeta de crédito por estrenar, para continuar la fiesta en 2015.

Los números del presupuesto de la nación no están hechos a la escala de las compras domésticas, pero igual nos pueden decir algo del patrón de gasto de un país o una familia. Del presupuesto del Gobierno para el próximo año (Q70 mil 600 millones) tres de cada cuatro quetzales vienen de los impuestos de la población, en una familia eso significaría que sus ingresos solo alcanzan para pagar tres de cada cuatro quetzales de lo que consumen.

Los créditos de los que vivirá el Gobierno el próximo año, según lo dispusieron los padres de la patria el 28 de noviembre de este año (Q12 mil 15 millones), representan uno de cada cinco quetzales que se gasten en 2015 por parte del Estado. Es en este apartado donde los congresistas aprobaron la tarjeta de crédito que usaran antes de las fiesta de fin de año (Q4 mil millones en bonos) y con la que arrancaran el próximo.

Con esta tarjeta de crédito podrán gastar Q2 mil 800 millones antes de que concluya 2014 para saldar las deudas que una mala planificación y administración han dejado. Gastos en los ministerios de Gobernación (Q450.8 millones), Educación (Q650 millones) y Salud Pública (Q380.41 millones); pero también gastos en Obligaciones del Tesoro (Q190 millones) y Deuda Pública (Q1 mil 128 millones); es decir casi la mitad de lo gastado con la nueva tarjeta de crédito servirá… para pagar otras deudas atrasadas.

[frasepzp1]

Sacar una nueva tarjeta para pagar otra. La lógica del Estado asemeja la de una familia consumista y disfuncional.

Pero no todo se pagará a tan largo plazo. La buena noticia para los funcionarios públicos, para los contratistas, que de manera usual también son los financistas de los partidos políticos, y claro para los mismos partidos políticos, es que siempre se puede crear un nuevo impuesto o aumentar uno existente para obtener recursos.

Y eso es lo que se acordó en el Congreso de la República el viernes.

Para empezar, el artículo 61 de la Ley del Presupuesto aumenta el porcentaje de regalías existente en la Ley de Minería, aumentando de 1 % al 10 %, excepto en el caso de níquel (5 %) y del jade (6 %). El nuevo incremento establece que la extracción de materiales de construcción (arenas, rocas, piedrín) pagará el 10 % de regalías por la extracción de estos.

En el primer caso, la distribución es la siguiente: 9 % al fondo común, y 1 % a las municipalidades. Respecto a la explotación de materiales de construcción, que se encuentra en el artículo 5 de la Ley de Minería, los diez puntos porcentuales irán de manera directa a las municipalidades. Para la explotación del níquel y jade, un punto porcentual será para las municipalidades y el resto para el fondo común de gastos del Estado.

Por este monto el gobierno espera recibir, del bolsillo de todo aquel que quiera construir alguna infraestructura el próximo año, Q531.43 millones.

Pero las aspiraciones del gobierno para financiarse no se quedan en la arena o el piedrín, ¿por qué quedarse solo con eso si se requieren de otros insumos para construir? El artículo 78 del presupuesto es la respuesta: Q5 más de impuesto por cada saco de cemento. ¿El costo para el bolsillo del que quiera ampliar un cuarto en su vivienda, un muro perimetral, o incluso la edificación de una vivienda? El presupuesto espera recaudar Q311 millones.

Los congresistas justifican este aumento con el destino de Q1.50 de esta tarifa por saco al financiamiento de programas de vivienda popular. ¿Qué empresas contratistas del Estado se beneficiarán con estos proyectos?, se preguntaban algunos diputados de oposición.

Claro que normar el pago de estos impuestos a la construcción puede no ser tan equitativo. Después de todo en un país donde hay un déficit habitacional de 1.5 millones de viviendas (según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en reportes para 2012) distribuir la carga de los nuevos impuesto solo entre los que realizan una construcción no es justo. Por eso, con ánimo equitativo e igualitario, los diputados establecieron un impuesto para la telefonía.

El nuevo impuesto fija un cobro de Q5 mensuales por cada línea de telefonía fija o móvil, más Q100 por cada central de llamadas que posean las empresas de este ramo. Este sí es, en verdad, un impuesto equitativo podrían argüir los congresistas. Después de todo hasta mediados de 2014 hay reportadas 1.81 millones de líneas fijas y 21.47 millones de líneas móviles en el país según la Superintendencia de Telecomunicaciones.

[frasepzp2]

Hay más teléfonos que habitantes en este país, recuerdan a menudo las declaraciones de los principales responsables de las empresas telefónicas, el país es exitoso en su cobertura de este servicio. Los congresistas advirtieron esto y no lo han dejado pasar, esperan recaudar Q1 mil 344 millones por este monto el próximo año. Los usuarios podrán esperar a que las empresas telefónicas asuman ese impuesto, y no lo incluyan en los contratos de 12, 18 y 24 meses no negociables con que les amarran por el uso de un teléfono celular. También podrá esperar obsequios de Santa Clos o los Reyes Magos.

Los responsables políticos y sus negociaciones

Campos pagados contra la aprobación de bonos por parte del partido oficial, declaraciones altisonantes contra el oficialista Partido Patriota por ser un mal administrador, señalamientos de corrupción un días sí, y otro también, todo esto ha sido parte de la rutina del partido Lider durante los últimos tres años.

Los últimos dos meses de discusiones políticas en el Congreso reúnen parte de esa oposición, de esas desconfianzas mutuas (en público) que al fin se resuelven cuando llega el acuerdo que permite la aprobación. El Gobierno tenía dos formas para lograr que se aprobará el presupuesto que quería para el próximo año. La opción larga, y en apariencia más transparente, era una aprobación en tres lecturas. Someter la ley a discusión en el pleno una vez, convocar luego a mesas técnicas donde se detallaría cómo se financiaría el presupuesto, qué normas garantizarían la transparencia del gasto y un largo etcétera… Aprobarla una segunda vez, aprobarla una tercera vez y tener finalmente lo que buscaban, pero con limitantes en el gasto, con controles en la forma de ejecución y con una discusión en donde los nuevos impuestos programados abrían salido a la luz y tal vez, solo tal vez, hubieran causado algún descontento en la población.

Esa era la ruta larga y tortuosa. Pero había otro camino, igual de tortuoso en lo político pero menos evidente al público. Negociar con Lider y otros partidos minoritarios que les permitieran aprobar un presupuesto sorpresivo de urgencia nacional. El PP necesitaba 105 votos; con sus 42 diputados y los 52 de Lider aún se quedaban cortos, solo sumaban 96. Les faltaban nueve votos. Entre los bloques grandes que podían dar ese apoyo solo se encontraban la UNE (con 20 diputados) y Todos (con 11).

La UNE había plateado durante los últimos dos meses (al igual que Compromiso Renovación y Orden (Creo) y Encuentro por Guatemala a su manera) algunos mecanismos de control para el presupuesto. Los argumentos del partido verde, sin embargo, eran motivados por la sana desconfianza que despierta el próximo año electoral. Querían amarrar un presupuesto que no le diera tantas ventajas al oficialista Partido Patriota y el presunto opositor, Lider, para echar mano de recursos públicos en el 2015.

Hasta la noche del jueves 28, el bloque de la UNE esperaba todavía una negociación que los incluyera. Pero, como en tantas otras ocasiones en el Congreso, todo puede cambiar en un par de reuniones y las traiciones del día anterior se vuelven alianzas al día siguiente. El PP y Lider acordaron con Todos la aprobación del Presupuesto, juntos sumaban más de 105 votos. Además, sumaron el apoyo de los minoritarios de izquierda, Winaq y URNG, para garantizar un margen en la jugada.

El día 29 de noviembre hacia el mediodía el acuerdo ya estaba cocinado. El siempre disponible para la jugada del día, el diputado Gudy Rivera, presidente de la Comisión de Finanzas presentó de forma exprés la iniciativa ya acordada entre la dirigencia de Lider y PP, en la dirección legislativa del Congreso. Una moción privilegiada con 106 votos abrió el camino para la aprobación: PP, Lider y Todos representaron el grueso de esos votos.

Lo siguió la táctica habitual para limitar cualquier debate en torno a una ley, se aprobó (otra vez con 106 votos) poner como tope de las intervenciones de los diputados 2 minutos. Lo que siguió fue el teatro habitual de señalamientos, insultos y reclamos. Todos actos tardíos e inútiles.

—Aquí hubo dos discusiones legítimas: —alzaba la voz el diputado de la UNE, Mario Taracena— la primera era técnica (la propuesta de la UNE) y la posición de los mareros (en alusión a Lider), que tienen hoy su “día de gracias”. Hoy siento muchísimo que ustedes hubieran agarrado esa propuesta (dirigiéndose a los diputados del PP). Era más difícil (la negociación) con nosotros, pero ustedes se metieron con el Diablo (…) Ustedes los de Patriota actuaron como borregos, pero ustedes los de Lider que votaron sin siquiera conocer el documento lo hicieron puros brutos…

(Abucheos y gritos desde las filas de Lider y el PP)

—Mi voto es en contra de limitar el tiempo de intervención —terció Luis Fernando Pérez, del PRI— ¿No hay ni siquiera una copia del dictamen del presupuesto y vamos a votar así? El secretario (Cristian Boussinot, de TODOS) ni siquiera leyó bien el acuerdo, los morados (Todos), rojos (Lider) y naranjas (PP) se han puesto de acuerdo para pasar la aplanadora. La trinca de morados, rojos y naranjas se ha consolidado.

—Fueron tan hábiles que se quiere conocer la aprobación del Presupuesto sin tener ni una sola hoja del dictamen —intentó quejarse, Selvin Garía de Creo.

—El fracaso más grande del gobierno Patriota ha sido la administración financiera —despotricó Edgar Ajcip, antes de Lider, hoy de la UNE— Es el más corrupto, y es cómplice con muchos de los que hoy están en el pleno. Con esos antecedentes que hoy vengan diputados a votar de urgencia nacional luego de que fuéramos convocados, lunes, martes, miércoles, jueves... y hoy vengan a decir ya hay acuerdo. Pues eso tiene un nombre: corrupción, negociación entre Lider, PP y Todos.

—La aprobación del Presupuesto viene a solucionar un problema: —intentó justificar Luis Contreras Colindres del PP— la incertidumbre de los guatemaltecos que no saben qué va a pasar con los proyectos (de obras públicas) en sus comunidades el próximo año.

La discusión en todo caso era estéril, en buena medida una representación gastada por el uso y la rutina. En único debate se aprobó el Presupuesto.

Los controles abiertos

Para cerrar el telón un par de sorpresas aguardan en el presupuesto. El artículo 56 establece que los Consejos Departamentales de Desarrollo podrán suscribir convenios con Organizaciones No Gubernamentales para ejecutar proyectos de obra física. La prohibición que tres años atrás se había establecido, con beneplácito del partido oficial en un alarde de transparentar el gasto público se retiró. Eso, en año electoral, es legislar a favor del uso de recursos para la campaña.

Una dedicatoria que curiosamente también coincide con un apartado para gastos sin especificar para el Ministerio de Comunicaciones por Q1 mil 965 millones. Casualidades de la vida, una previsora medida de parte del Gobierno.

Por si no fuera poco, y la tarjeta de crédito contaran con un ampliación en su capital, el artículo 57 establece que ahora las instituciones púbicas podrán adquirir compromisos de gastos sin saber si hay dinero para pagarlo (un tecnicismo al que denominan Comprobante de Disponibilidad Financiera, CDF). Una licencia para gastar a manos llenas todo lo que quieran y lo que puedan, sin reparar en quién ni cuándo lo pagará.

Súmese a lo anterior US$850 millones en préstamos externos que no fueron discutidos en el Congreso y que forma parte del paquete del Presupuesto. 2015 empezará con la tarjeta sobregirada, incertidumbre sobre los ingresos y un ritmo de gasto rumboso. Feliz año Nuevo.

Actualización: Se corrigió los montos de los nuevos impuestos relacionados con las regalías de las explotaciones mineras. 04/12/2014 - 15:00.

Autor
Autor
a
a