Una libertad merecida | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Una libertad merecida

A diferencia del líder comunitario cuyo liderazgo y legitimidad nacen de la defensa de los derechos de las comunidades, el gobernante necesita de la violencia para imponer su ley, y lejos de proteger nuestros recursos los ofrece en vitrina.
Tipo de Nota: 
Opinión

Una libertad merecida

31 de Mayo de 2013
Palabras clave

Fueron 75 días de prisión política nacida de la infamia de una empresa criminal. Un líder comunitario, reconocido por su vida de entrega a la comunidad, finalmente quedó en libertad en un acto de justicia más que merecida.

Desde el 15 de marzo, cuando fue capturado en la puerta de su casa, Rubén, “el chino” Herrera, permaneció prisionero, injustamente detenido por la arbitrariedad de un juez venal coludido con una empresa saqueadora del patrimonio natural de Huehuetenango. La Hidro Santa Cruz, una entidad española y casa matriz de la entidad que intenta explotar los recursos hídricos de Santa Cruz Barillas, quedó evidenciada ante un tribunal que no aceptó sus maniobras fraudulentas.

Una pequeña luz en el...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a