Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Una ley de aguas para el país de Nunca Jamás
Ir

Una ley de aguas para el país de Nunca Jamás

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Nadie sabe cuántos pozos hay en Guatemala. Esto podría generar una verdadera crisis en la capital, por ejemplo, cuando las bombas de los edificios, hoteles, industrias, centros comerciales, residenciales y casas particulares no jalen más que aire.
Pero aporta una novedad: al ser el agua un derecho humano, la propuesta exige que cada habitante del país reciba, para uso doméstico, una cantidad diaria comprendida entre 50 y 100 litros de forma gratuita.
Sayaxché [Sandra Sebastián]
Los campesinos cercanos al monocultivo de palma culpan a ésta de la falta de agua para sus siembras. [Sandra Sebastián]
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 19 mins

Al día de hoy, todas las iniciativas de ley para regular el uso del agua han fracasado en el Congreso. A pesar de esto, los expertos siguen haciendo nuevas propuestas. Todas deberán superar obstáculos, polémicas y debates sobre un bien estatal que cada quien quiere para sí.

Érase una vez una tierra maravillosa en donde el agua no era un problema, ni lo sería jamás. En el país de Nunca Jamás, la gente pensaba que ésta brotaba del chorro, y que nunca, nunca, se acabaría. Cada quién podía utilizar o malgastar toda el agua que quisiera sin rendir cuentas a nadie. Como no había responsabilidades ni obligaciones, podías desviar un río y llevártelo a tu finca. En las casas, las aguas negras desaparecían mágicamente por un tubo que las llevaba quién sabe a dónde. Los de...

Autor
Autor
aa