Cerrar

x
Un solitario buscador de los tesoros robados
Ir

Un solitario buscador de los tesoros robados

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 24 mins

En Guatemala sólo 65 de 2,500 sitios arqueológicos están protegidos, según datos oficiales. Es un despojo constante del patrimonio cultural. Eduardo Hernández, jefe del Departamento de Prevención y Control de Bienes Culturales del Ministerio de Cultura y Deportes es uno de los únicos tres funcionarios en este departamento que se encarga de recuperar las piezas robadas. Aquí habla sobre los retos, las historias de éxito y las grandes frustraciones de su trabajo. Este texto es parte del proyecto regional Memoria Robada.

En 1946, cuando se creó el Instituto de Antropología e Historia (Idaeh), la normativa jurídica en la Constitución de la República establecía la protección de los tesoros nacionales de Guatemala y la recuperación de piezas robadas. En papel, la ley señala que toda pieza arqueológica es propiedad del Estado, y sólo la puede poseer un particular por medio de un convenio de préstamo. En la práctica, y siete décadas después, leer más

Autor
Autor
aua