Cerrar

x
Un muerto más, ¡qué importa!
Ir

Un muerto más, ¡qué importa!

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
30 06 19

Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Aún flota en la retina de más de medio mundo la patética imagen del cadáver del padre ahogado con su pequeña hija atrapada en su camiseta. Es la viva imagen de la desesperación, de la búsqueda angustiosa de un futuro mínimamente digno. Es el retrato demoledor de las esperanzas frustradas, del egoísmo ramplón y claro.

La indignación del mundo durará unos días, mientras otra víctima, niño o adulto, fallezca de manera impresionante en manos de las autoridades estadounidenses o intentando entrar a ese cielo no prometido. Vendrán de nuevo los lamentos públicos, los golpes de pecho de algunas autoridades irresponsables, las amenazas violentas del nuevo emperador a quien nadie intenta detener, pues, pusilánimes todos, los Gobiernos prefieren salvar los negocios de sus élites y dejar que en las periferia...

Al final de cuentas, México sí está pagando el muro. Solo que el muro no es de asbesto, sino de militares y policías. Los ahogados ya no aparecerán en el río Bravo, sino en el de La Pasión.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a
Y mientras todo esto sucede, nuestras estériles, corruptas y holgazanas oligarquías exportan sus pingües ganancias obtenidas en una economía que los migrantes [...] alimentan con su esfuerzo día a día.