Cerrar

x
Ir

Turistas, extranjeros y sus cámaras

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión

Turistas, extranjeros y sus cámaras

27 de Julio de 2019
3 mins
Créditos: 

Hace unos días, mi hija de un año y medio y yo les estábamos dando de comer a unos pájaros en un parque de la Antigua cuando un descendiente de europeos trató de tomarle fotos a ella.

Inmediatamente le dije «no nos tomes fotos», en inglés y en español, lo cual lo sorprendió. En ese momento me molestó su arrogancia al asumir que se pueden tomar fotografías de niños sin el consentimiento de los padres o de los niños mismos. En este caso, la cámara estaba siendo utilizada como una herramienta colonial para perpetuar la noción de que los cuerpos indígenas forman parte del escenario exótico, de que son objetos sin la capacidad de disentir o consentir.

Esta es una escena ...

La práctica de tomar fotografías de personas indígenas y de niños sin su consentimiento o permiso son violentas, abusivas, y están arraigadas en el colonialismo y la supremacía blanca.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a