Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Tres kilómetros por la diversidad sexual
Ir

Tres kilómetros por la diversidad sexual

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
21 06 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Cuando vivía en Cabo Verde, solía ir al mercado todos los viernes.

Allí, como en otros países africanos, el mercado es un espacio de mujeres. Adoraba estar en medio de aquellas vendedoras azabache, donde yo parecía un grano de arroz huérfano. Mientras buscaba los mejores tomates, la yuca más suave, la papaya mas jugosa, escuchaba que en susurro me llamaban la pomba branca (paloma blanca). Aquella frase no era despectiva, pero indicaba claramente que era la diferente. De hecho, fue la primera vez en mi vida que tuve esa sensación de no pertenecer, de...

Si alguna vez has sido excluido o apartado, sabes lo que se siente ser discriminado, ser rechazado. La empatía no está pegada al cielo ni hay que esperar a ser santo para practicarla.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a