Cerrar

Ir

Trabajo de casa particular: esclavitud moderna

Si tú eres de los que piensan que hay libre mercado y que cada quien trabaja donde quiere, te digo lo siguiente: las trabajadoras de casa particular ni eligen dónde trabajar ni ganan lo que negocian con sus «patrones».
Tipo de Nota: 
Opinión

Trabajo de casa particular: esclavitud moderna

02 de Abril de 2019
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Redes-lateral

De la señora que limpia tu casa, la chacha, la maría, la sirvienta, la que recoge el popó de tu perro, la que limpia la mugre que vas dejando, la que te prepara tu comida, la que llevas al supermercado vestida con uniforme y camina tras tus pasos, la que te resuelve tu cotidianidad. De ella te quiero hablar.

En principio, quiero contarte que en Guatemala, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos (2016), son 203,436 las personas que se ocupan de este tipo de trabajo, aunque me gustaría aclararte que este tipo de encuestas nacionales solo incluyen a la población de 15 años de edad en adelante y que las trabajadoras de casa particular comienzan desde los ocho o nueve años. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha calculado que el 34 % de ellas son indígenas, aunque investig...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico