Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Ir
Fotos

Testimonio ixil (III)

redes sidebar

No. No fueron ellos los que necesitaron entender. Al contrario, jueces y abogados, pidieron entenderlos. Ellos querían hablar, querían hacerlo en su idioma, querían recordar. Cada día, durante 10 días, el testimonio ixil llenó el edificio de justicia con relatos que repasaban torturas, desapariciones, hambre, asesinatos… “Estoy aquí para calmar mi corazón”, explicaron algunos de ellos. Cuando terminaban, y la juez, los abogados y también los acusados, escuchaban al intérprete de cada región ixil –Chajul, Nebaj y Cotzal–, los testigos se levantaban, lentos, calmados. Lo que habían guardado tanto tiempo lo dejaban en la corte. Se marchaban desahogados.

Texto: Oswaldo J. Hernández
Fotografías: Sandra Sebastián

Autor
Autor
a
a