Cerrar

Ir

Su voto nulo valió menos que el voto válido

Tipo de Nota: 
Opinión

Su voto nulo valió menos que el voto válido

19 de Junio de 2019
Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Las elecciones generales y al Parlamento Centroamericano (Parlacén) del domingo fueron las primeras en que el voto nulo tuvo valor en Guatemala. Una parte de la ciudadanía se entusiasmó por que al fin podría hacer valer su descontento por la oferta electoral a través del voto nulo sin que este se desperdiciara. Sin embargo, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) mató muchas de estas ilusiones.

Redes-lateral

Originalmente, el voto nulo obligaba a repetir las elecciones en caso de que superara el 50 % de los votos en cualquier nivel de papeleta: presidente y vicepresidente, diputados por lista nacional, diputados distritales, alcaldes o Parlacén.

El primero de los problemas llegó cuando no quedó claro si se repetirían las elecciones con distintos candidatos o con los mismos. El consenso público era que el voto nulo no tendría sentido si todo lo que hacía era repetir exactamente la misma ele...

Esa es la esencia de la democracia: que todos los votos valgan lo mismo. Pero eso no fue lo que hizo el TSE con su voto nulo.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
El TSE adoptó una postura irresponsable en el conteo de los votos. Se inflaron artificialmente los porcentajes obtenidos por los partidos.