Cerrar

x
Somos este árbol de la muerte
Ir

Somos este árbol de la muerte

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
12 05 14

Read time: 8 mins

Sólo sé que se llama César. Sólo sé que su vida ha sido determinada por un rayo, una ruptura, otra mujer, familia desintegrada, sombras, ideas esquizoides, impulsos y fantasmas que viven en las tumbas de su madre. Sólo sé que unos compañeros de CAFNIMA intentaron quitarle las cadenas pero él dijo NO: ¿Aceptación de un destino maldito? ¿Estupidez? ¿Cuánto tiempo aguantaría verlo a los ojos? Recuerdo haber estado allí.

Por Mónica Salazar

Habían pedido apoyo de un grupo de psicólogos para “evaluar” a ex pandilleros y mareos. Sí, estábamos usando nuestra varita medidora como representantes de la sanidad y con ese poder decidiríamos sobre el curso de sus vidas: trabajar o no en una maquila que se atrevió a abriles las puertas. Lo importante no era la experiencia laboral, ni el grado de estudios, eran esos demonios...

Marta dibujó a una mujer que parecía un cerdo. Cuerpo redondo, extremidades cortísimas, dientes de sierra, ojos minúsculos: no se siente dueña de sí misma pero debe defenderse.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a
Ricardo me contó que él le trató de quitar la cadena del cuello. El niño, con lágrimas que surcaban sus mejillas sucias, le rogó que no lo hiciera.