Sobre el arte de narrar un país | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Sobre el arte de narrar un país

Con el paso del tiempo, vamos entendiendo que ese caos, que esa violencia de cada día, que esa pugna que no se acaba es un país y que nos pertenece, que le pertenecemos.
Tipo de Nota: 
Opinión

Sobre el arte de narrar un país

30 de Julio de 2022
Palabras clave

Las primeras nociones que uno tiene de su país le llegan en la infancia tardía a través de las noticias. Sus primeros rasgos empiezan a ser delineados por esa voz que anuncia la emisión radial de los medios días o bien por la cantidad de letras pequeñas que se desbordan en las páginas previas a las historietas y los crucigramas. El periodismo escribe la biografía apócrifa de las ciudades, esa que preferirían que no se develara, la que no lleva maquillaje, la que negarán tres veces. Con el paso del tiempo, vamos entendiendo que ese caos, que esa violencia de cada día, que esa pugna que no se acaba es un país y que nos pertenece, que le pertenecemos. Que es un legado que recibirá nuestra impotencia.

Los periodistas son historiadores exprés. Trabajan a contrarreloj con la materia de lo inmediato. Cazadores de sucesos frescos. Maestros de la claridad, los datos concretos que terminarán en una nota que puedan entender, en medio de la rapidez de los días, los lectores que esperan un servicio o que curiosean las páginas de un diario mientras se termina una taza de café. Basados en seis preguntas, deben darle nombre, protagonistas, lugar, causa y forma a un suceso que inmediatamente será relev...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a