Cerrar

Ir

Sobre decisiones soberanas y otras pendejadas

Vale un comino que sea evangélico, ame a Israel y haya trasladado la embajada a Jerusalén porque lo único que los estadounidenses esperan de Morales (el combate de la impunidad y de la corrupción) es a lo que este menos le apuesta.
Tipo de Nota: 
Opinión

Sobre decisiones soberanas y otras pendejadas

11 de Julio de 2018
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

La bien conocida doctrina Estrada articulaba el principio de no intervención, es decir, México no emitiría opinión sobre los actos de Gobiernos extranjeros y en reciprocidad esperaría lo mismo respecto a sus acciones. La frase «respeto de los actos soberanos» era la consigna.

Redes-lateral

Esto le venía como anillo al dedo a un México que se encontraba cerrado al mundo, jugando la carta del aislacionismo político y económico. Es en parte cierto que, con este accionar de política exterior, México evitaba la injerencia estadounidense en sus asuntos soberanos, pero también es cierto que con este principio de política exterior México esquivaba la crítica internacional frente al maquillaje de la cifras de muertos por el terremoto de 1985, la represión de las escuelas públicas en Gue...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico