Cerrar

x
Sin escudo
Ir

Sin escudo

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
2 09 15

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Ayer mi hijastro preguntó si Otto Pérez había renunciado. Para no contestar con respuestas incomprensibles para un niño de nueve años, le dije que le habían quitado su escudo. Al igual que el malo de la película, Otto se quedó sin protección alguna. Pero esto no quiere decir que va a ir directo a la cárcel. Tampoco que mañana se iniciará un juicio en su contra.

Los beneficios imperceptibles de la situación actual guatemalteca son que la ciudadanía y los niños y jóvenes de este país empiecen a familiarizarse con temas que antes habían sido de la exclusividad de los abogados. En ese sentido, el derecho parlamentario y el derecho penal, pero sobre todo el derecho constitucional, se han democratizado en esta coyuntura.

Lo que le toca al presidente es esperar, ya que el Ministerio Público (MP) y la Cicig tienen ahora las puertas abiertas para inve...

Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a