Rafael Curruchiche: «Mi objetivo es regresar la Feci a la legalidad» | Plaza Pública

Cerrar

Ir
El fiscal de delitos electorales, Rafael Curruchiche, en una rueda de prensa en la sede del Ministerio Público, en junio 2019. Simone Dalmasso

Rafael Curruchiche: «Mi objetivo es regresar la Feci a la legalidad»

Un fiscal del Ministerio Público no está al servicio de ningún grupo o de un gobierno extranjero ni nada. Un fiscal tiene que ser objetivo, imparcial y actuar de forma correcta.
De eso yo lo platicaba mucho con el licenciado Schaad. Yo le decía ‘mirá, Feci trabaja directamente con Cicig, nosotros no somos Feci. Cicig solo nos daba un acompañamiento pero quien toma la decisión somos nosotros. Si a Cicig no les parece y son querellantes pues que presenten ante la jueza su pronunciamiento, pero nosotros no estamos al servicio de la Cicig, nosotros no trabajamos para la Cicig, trabajamos para el pueblo de Guatemala. Y tenemos que sujetarnos, doctor, a la Constitución, al Código Penal, al Código Procesal Penal y a la Ley Orgánica del Ministerio Público’.
Fueron situaciones que se dan, momentos políticos. Por eso las investigaciones tienen que ser alejadas de aspectos políticos; las investigaciones tienen que ser serias, objetivas e imparciales y en ese momento, pues eso fue lo que dio la coyuntura del país, los diputados reformaron ese artículo y entonces básicamente nos dejaron en su momento en la Fiscalía de Delitos Electorales sin armas para poder enderezar los procesos.
Yo no criminalizo a las personas, ¡jamás! Lo que pasa es que cuando uno ejerce función pública especialmente en el sector justicia, uno no puede actuar cometiendo ilegalidades o arbitrariedades porque tarde o temprano uno paga sus consecuencias.
De que de un tiempo para acá yo he sido perversamente, maliciosamente, maquiavélicamente, yo he sido atacado, he sido señalado de cosas que no son ciertas; pero tampoco voy a perder mi tiempo en hacer aclaraciones en desmentir porque primero no tengo tiempo, y segundo no voy a gastar mi saliva.
Yo creo que lo que ha pasado acá y sin temor a equivocarme, creo que son aspectos ideológicos por lo que pasó con esta Fiscalía en los últimos 14 o 15 años atrás. Cuando yo vengo acá en un momento convulsionado, el país está ahorita inmerso en un aspecto ideológico terrible: izquierda y derecha.
¿Qué me vienen a plantear a mí las personas que he atendido? Que antes acá se hacían investigaciones selectivas, se hacían investigaciones parcializadas, se hacían investigaciones sesgadas, se hacían investigaciones malintencionadas, se hacían investigaciones con fines ideológicos, con fines mediáticos e investigaciones con fines políticos, osea que se hacían investigaciones perversas. Que se violentaban los derechos humanos de las personas; que se excedió mucho el tema de la prisión provisional, que muchas personas murieron sin que se les haya observado la audiencia de etapa intermedia y hubo otros que llegaron a debate y se les absolvió. Todo eso, todo eso me vienen a decir a mí y con hechos concretos.
Cuando yo vengo a Feci lo primero que hago es que reúno a los agentes fiscales. Aquí hay once agencias fiscales, cada agencia fiscal tiene un agente fiscal y cuatro auxiliares fiscales, estamos hablando de 44 o 50 personas, incluyendo la agencia fiscal en Quetzaltenango, 50 personas. Y les dije que mi forma de trabajo era sencilla, que esta Fiscalía había sido muy cuestionada, ha sido muy cuestionada y que teníamos que reencauzarnos a la objetividad, a la imparcialidad y al principio de legalidad.
Yo no le respondo a ningún gobierno, a ningún país, a ninguna organización, a nadie, yo solo le respondo al pueblo de Guatemala y al pueblo de Guatemala es que yo le entrego las cosas correctas, como son. Yo le tengo que asegurar a los 18 o 17 millones de guatemaltecos que cuando se le hace una investigación, esa investigación tiene ser objetiva e imparcial no sesgada ni parcializada.
En una cárcel todos corren peligro, todas las personas corren peligro. Yo no me podría pronunciar, porque ya yo no puedo emitir un pronunciamiento a favor de equis o ye personas porque están en prisión.
El tema del Testigo A es un caso bajo reserva. Pero, en esa investigación, cuando un fiscal es objetivo e imparcial, cuando se le escucha a alguien [...] con datos reservados, en el acta se tiene a la vista el DPI de la persona pero no se pone su nombre ni su DPI, sino que solo se pone Testigo A [...] pero para privilegiar su vida y su seguridad no se le va a describir sus datos de identificación personal, se genera una plica y se pone en un sobre, se sella y se engrapa a la declaración testimonial.
Es que no han habido nuevos casos, son los mismos expedientes que hay, no hay nuevas investigaciones, no hay denuncias nuevas. Son las mismas investigaciones que ha tenido la fiscalía, si mucho, han habido seis o siete denuncias nuevas a partir de agosto para acá, pero de ahí son los mismos casos que tienen los fiscales, la misma dinámica sigue. La lucha contra la corrupción y la impunidad sigue, pero recuérdese que la lucha contra la corrupción y la impunidad inicia con la persona, con la educación que recibió en la casa de sus padres, luego la instrucción que viene en la universidad y luego en la fase de educación.
Pueden opinar de mí y el concepto que tengan, pero yo estoy actuando con base a la ley. Como le digo, después de lo que yo ya tengo, estoy empapado de todo lo que pasó acá y de todo lo que me han dicho de lo que hizo la Feci, que varias personas murieron estando en prisión, que llegaron a debate y que en debate se les absolvió, que pasaron más de dos años en prisión provisional y ¿sabe me han venido a decir muchas personas? Y yo solo le traslado a usted lo que me han venido a decir, que la Feci y la Cicig tenían sus propios jueces, tenían sus propios magistrados, tenían su propio Código Penal, tenían su propio Código Procesal Penal, que hasta se inventaron la prisión provisional y que incluso quisieron hasta reformar la Constitución Política de la República de Guatemala.
Mi mayor satisfacción es que yo en la noche me duermo con la conciencia tranquila que no cometí una ilegalidad, que no cometí una injusticia, esa es mi mayor satisfacción y los que ejercemos función pública, especialmente en el sector justicia, como le digo no podemos actuar cometiendo ilegalidades porque tarde o temprano hay que pagar esas consecuencias.
¡Ah! Lo que pasó ahí fue que en una ocasión, ya recuerdo, la jueza Aifán me indica a mí que por qué no se tomó en cuenta a la Cicig, por qué no se tomó en cuenta la PGN al momento de tomar una decisión. [...] Cuando uno analiza el caso de FCN, es dinero de empresarios el que va para acá, a un candidato, no es dinero del sector público, es dinero de empresarios y un empresario puede hacer con su dinero lo que se le da la gana. ¿Cómo iba a intervenir PGN ahí si no hay un solo centavo de dinero público, es dinero privado? Claro en un momento se le indicó a la Feci, ellos estaban enterados, la PGN también estaba enterada.
Tipo de Nota: 
Información

Rafael Curruchiche: «Mi objetivo es regresar la Feci a la legalidad»

Historia completa Temas clave

Denunciado y cuestionado, Rafael Curruchiche dice que llegó a la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) a «reencauzar las investigaciones» y a llevar a la oficina que reveló los más grandes casos de corrupción de los últimos años, a un plano de «objetividad y legalidad».

Rafael Curruchiche asumió como jefe de la Feci el 3 de agosto de 2021, luego de la destitución de Juan Francisco Sandoval hecha por la fiscal Consuelo Porras y luego que Carla Valenzuela fuera removida de la misma posición. Desde que asumió el trabajo en la Feci se volteó hacia sus propios investigadores: contra cuatro integrantes se giró orden de captura, otro grupo renunció y huyó del país por miedo a la criminalización.

[relacionadapzp1]

El fiscal Curruchiche dice que ha recibido a personas que le cuentan que la Feci era un lugar que funcionaba bajo sus propias leyes y que él llegó a recuperar su credibilidad, aunque la suya ha sido duramente cuestionada por la opinión pública.

Esta entrevista se realizó el 17 de marzo de 2022 en el cuarto nivel del Ministerio Público, en la sede de la Feci, dentro de una pequeña oficina vacía en la que se colocó una mesa y tres sillas, una para el fiscal, una para la periodista y otra para el fotógrafo. Curruchiche recibió a Plaza Pública solo y se disculpó por el espacio en que se realizaría la entrevista, dijo que no había otro lugar porque la Feci está en remodelación y era posible ver paredes nuevas de tablayeso y áreas que empezaban a ser pintadas.

El nuevo jefe de la Feci se veía tranquilo y cuando le incomodaban las preguntas abría los ojos y levantaba las manos.

En esta entrevista habla sobre cómo llegó al Ministerio Público y a la Feci, los cuestionamientos públicos a su trabajo, los casos contra el presidente Alejandro Giammattei, la jueza Aifán, las y los fiscales, y FCN-Nación y los empresarios.

(Lo escrito entre paréntesis es agregado para entender el contexto de lo que dice el entrevistado)

¿Cuál es su trayectoria? ¿Cuándo empezó a trabajar en el Ministerio Público?

Ingresé en el 2004 como oficial de fiscalía. Sacaba fotocopias, veía temas de agenda, apoyaba a los auxiliares fiscales. Era un multiusos. Sufrí mucho, me tocaba comprar almuerzos y tortillas. Esto fue en la Fiscalía Distrital Metropolitana del 2004 al 2007.

Estaba en el sexto semestre. Luego logré cerrar mi carrera de abogado y a través de una convocatoria ascendí a auxiliar fiscal y en ese tiempo la Fiscalía de Crimen Organizado aglutinaba a la Fiscalía contra la trata de personas, de secuestros, bancos, robo de vehículos y extorsiones. Llegué cuando estaba el licenciado Jorge Luis Donado (ahora Procurador General de la Nación), y después llegó Rony López (el 18 de marzo condenado a seis años de prisión por desviar la investigación del asesinato del padre de Érick y Herberth Melgar Padilla). Estuve en la unidad de robo de vehículos durante casi seis años.

Luego me ascienden a agente fiscal a principios del 2013 y me trasladan a la Fiscalía de Malacatán, San Marcos. Allá, estuve casi un año. En junio de 2014 me trasladan a Rabinal, Baja Verapaz, donde estuve 19 meses. En febrero de 2016 me vuelven a trasladar a Malacatán y en noviembre de 2016 me trasladan a la Fiscalía de Delitos Electorales, con el fiscal Óscar Schaad. En ese tiempo se presentaron dos antejuicios contra Jimmy Morales y yo fui quien firmó los memoriales y fui al Congreso a ratificarlos.

Luego se da el tema de la ida del licenciado Schaad (Óscar Schaad renunció al MP y se fue al exilio debido a amenazas de muerte) y durante casi dos años estuve encargado de la Fiscalía de Delitos Electorales, hasta que se da mi proceso de convocatoria para fiscal de sección y me logran ascender.

(Antes de ser ascendido como jefe de una unidad, Curruchiche perdió el examen de la Unidad de Capacitación del Ministerio Público. Se desconoce si lo repitió).

Y luego se da mi venida para acá (a la Feci), el 3 de agosto de 2021 (después de la destitución de Juan Francisco Sandoval y el traslado de Carla Valenzuela, quien dirigió la Feci por 11 días).

Es allí en la Fiscalía de Delitos Electorales que usted empieza a ser conocido por los medios de comunicación y tener casos de alto impacto. En ese momento empiezan los cuestionamientos a su trabajo. Se le cuestiona por el caso de financiamiento electoral anómalo de FCN-Nación y la jueza Erika Aifán lo denuncia por negligencia, en las audiencias usted toma una postura diferente a la de Cicig. ¿Qué fue lo que pasó allí?

Ella me certificó (denunció) en dos ocasiones, no fue solo una. Por eso es importantísimo que un fiscal sea objetivo e imparcial.

[embedpzp1]

Cuando tomé el caso del financiamiento electoral de FCN-Nación, le dije al licenciado (Óscar) Schaad que mi actuar tiene que ser el correcto.

Recuerda usted que en el Congreso se aprobó el Decreto 23-2018 que reformaba el delito de financiamiento electoral ilícito y quedaba financiamiento electoral no registrado. Y miren, son cuestiones que escapan (de nosotros) porque nos faltaban seis días para presentar una acusación ya que la jueza había emitido un auto de procesamiento por financiamiento electoral ilícito, entonces decidimos que había que acusar por financiamiento electoral no registrado atendiendo a la nueva norma y el tipo penal.

Es ahí el dilema que se da, por eso le digo que uno tiene que ser objetivo.

En ese momento hubo una postura distinta a la Cicig, ¿por qué?

[embedpzp2]

La jueza consideró que mis argumentos no eran válidos. Ella sabrá por qué tomó esa decisión.

En ese momento se cuestionó la petición de darles un criterio de oportunidad a los dos empresarios; y si analizaba el contexto político, fue un grupo de diputados oficialistas el que cambió la ley en el Congreso, ¿cómo analiza que esto benefició a las personas que usted investigaba?

[embedpzp3]

Usted también es cuestionado por su actuar contra Juan Francisco Solórzano Foppa y Aníbal Argüello. Aseguró que ellos formaban parte de una estructura criminal, el juez rechazó esto y dijo que el caso no estaba sustentado, ¿qué piensa de eso?

No es que no estuviera sustentado. Nuestra tesis era que sí había asociación ilícita y está la otra tesis, la del abogado defensor y necesitamos una tercera opinión de un juez. El juez consideró que solo había falsedad ideológica con agravación electoral. Y mire, ¿cuál ha sido mi actuar? Objetivo e imparcial. Si hubiera sido otro fiscal yo apelo esa falta de mérito y no lo hice.

¿Por qué no apeló?

Por la objetividad e imparcialidad. Yo dije 'bueno, quizá el juez tiene razón'.

Pero si usted lleva un caso ante el juez con la teoría de que hubo asociación ilícita, ¿no es dejar perdido el caso si no apela?

No, es normal. Eso pasa a diario en el Ministerio Público.

Entonces usted estaba equivocado al decir que hubo una estructura criminal, su tesis estaba equivocada.

Pues esa fue decisión del juez y la pudimos haber apelado y terminar hasta la Corte de Constitucionalidad. Simplemente el juez no acogió nuestra petición.

En este caso, Aníbal Argüello dijo que se trató de criminalización porque él tenía que declarar como perito en el juicio La Línea.

Yo no le podría opinar o responder sobre lo que él dijo.

[embedpzp4]

Por su actuar en este caso, en redes sociales usted fue duramente criticado, incluso una académica indígena lo llamó «operador de las élites empresariales» de Guatemala, ¿cómo toma esto?

Realmente no leo periódicos, no escucho radio, no veo noticieros, no tengo Twitter, no tengo Facebook, no tengo nada, yo trato de mantenerme alejado de cualquier situación. Entonces, si eso fue lo que dijo ella, yo respeto su punto de vista, pero no le podría debatir. Mi actuar siempre ha sido el correcto.

[embedpzp5]

Le voy a poner un ejemplo, hace aproximadamente tres semanas se dijo que yo había sido propuesto como testigo para ir a declarar a un debate a favor del licenciado Rony López y no es cierto. Se dijo de todo, que decía que yo iba a favorecerlo a él, a declarar a favor de él ni nada de eso pasó. Todavía me cuestiono por qué me propusieron como testigo cuando yo ya no estaba en esa fiscalía.

¿Por qué cree que usted es tan cuestionado?

[embedpzp6]

El que esté acá de fiscal de Feci siempre va a ser cuestionado, a mí se me ha cuestionado, se me ha demeritado.

Cuando dice que se trata de aspectos ideológicos, ¿qué lado, izquierda o derecha, lo cuestiona a usted?

Creo que los dos bandos me acusan. Nosotros somos servidores públicos y yo tengo la política que yo atiendo a todas las personas que vienen acá. Y he podido atender a muchos abogados que en su momento se identificaron o que son abogados de izquierda. Yo atiendo a todos, y me dicen «nosotros valoramos mucho que usted nos atienda porque en otro momento en otra circunstancias acá no se atendía a los abogados ni se les daba audiencia». Me vienen a plantear un montón de situaciones y a mí no me consta que todo eso que me vienen a decir pasó porque no lo sé.

[embedpzp7]

Me dicen mire, tal agencia, tal auxiliar fiscal actuó así.  Un fiscal del Ministerio Público debe ser garante de la verdad y de la justicia y debe ceñir su actuar en la Constitución Política, en las leyes, en los tratados internacionales en derechos humanos.

Todo eso me vienen a decir a mí, me dicen revise mi caso y todos los casos van a ser revisados, si se observó el debido proceso, si se respetó la presunción de

inocencia, el principio de legalidad, todo, todo se tiene que revisar.

¿Quién la ha pedido esto?

Las personas que vienen y me piden audiencia, yo no las conozco. El año pasado recibí la visita del señor Ramón Cadena, vino el diputado Walter Félix y la diputada Sonia Gutiérrez, cuando recién asumí. Vinieron a preguntar que cómo iba a ser mi actuar, que qué iba a hacer y les dije que mi actuar sería lo que establece la  Constitución. Yo tengo que seguir un norte que es respetar la legalidad.

Cuando llegó a la Feci usted dijo que tenía que reestructurar la Fiscalía, ¿a qué se refería?

[embedpzp8]

Yo jamás jamás le he pedido a un auxiliar o un agente fiscal que ayude a alguien que proteja a alguien, que desvíe la investigación a favor de alguien, porque eso no, eso no se vale; eso no es correcto y eso es corrupción e impunidad. Eso no se debe permitir.

Usted les dice que tenía que reorientar los casos, pero ¿cuánto tiempo tenía usted de conocerlos, ya venía usted con la idea de que los casos en la Feci son ideológicos?

Yo me mantenía al margen de todo, pero me tuve que empapar y entonces les dije ‘miren, trabajemos con objetividad y el principio legalidad’, reencaucemos esto.

Yo les dije ‘esta Fiscalía ha sido muy cuestionada, que se otorgaban acuerdos de colaboraciones eficaces express sin corroborar la información que proporcionaba el colaborador’.

¿Por ejemplo? Mencione un caso

No, no lo podría decir. Resulta que el colaborador declaraba hoy, se aceleraba el acuerdo de colaboración hoy, hoy mismo declaraba en anticipo de prueba y mañana ya se estaba accionando contra personas que declaraba el colaborador.

No hubo un tiempo para verificar esa información, si lo que él dijo era cierto o era mentira, entonces eso es lo que estamos haciendo nosotros ahora, reencauzarnos en eso.

Y si se da cuenta, es el mismo personal que sigue trabajando a excepción de algunos que fueron ascendidos.

También ha habido cambios, traslados, renuncias, exilios…

Con relación a las renuncias ya son situaciones personales de cada uno de ellos. El último fue el licenciado Darwin Zepeda, vino conmigo y me dijo que iba a renunciar por aspectos de salud y de hecho estaba, está malito. Nosotros le quisimos ayudar, y de pronto me entero que él dijo que había renunciado por temor a ser criminalizado, no sé si fue cierto lo que dijo pero posteriormente regresó y dijo que no, que renunció por motivos de salud.

En otro caso, el exfiscal Carlos Vídez dijo en un comunicado que las  complejidades de las investigaciones se estaban utilizando en contra de los mismos fiscales y esto lo han dicho varios exfiscales en comunicados que son públicos, se está cuestionando nuevamente lo que usted hace acá y esta estrategia de reestructuración y de redireccionar los casos.

Un fiscal del Ministerio Público debe ser garante de la verdad y de la justicia. En ningún momento se está criminalizando a nadie. El que ejerce función pública debe de actuar de forma correcta, no debe de hacer lo que se le da la gana. Usted tiene que respetar los derechos humanos a todas las personas no importa la condición, se tiene que respetar.

Criminalizar a alguien es ya tener una idea determinada de perjudicarlo, tener una situación personal.

Una cosa es lo que ellos (exfiscales) me decían y otra cosa es lo que ellos sacaron en los comunicados; y volvemos nuevamente al aspecto ideológico, estamos en medio de un proceso de elección de Fiscal General y uno tiene que saber leer los momentos y los tiempos políticos y hay un montón de factores que suman. Esta fiscalía, de un tiempo para acá, ha sido muy cuestionada, se violentaban los derechos humanos de las personas.

[embedpzp9]

Ya mencionó dos veces que usted no trabaja para ningún gobierno, ¿a qué gobierno se refiere y por qué hace esa aclaración?

Le digo términos generales, yo no puedo llenarme de elogios, yo que conozco la institución muy bien, usted no sabe lo que yo sufrí siendo auxiliar. Ahorita que se hizo la remodelación acá (en la sede de la Feci), me preguntó el arquitecto que cómo quería mi oficina. Yo dije que no, que yo quiero la oficina para los agentes y auxiliares fiscales, que son la columna vertebral del Ministerio Público.

Sobre las exfiscales Paola Escobar, Aliss Morán y Willy Racanac, que trabajaban en la Feci cuando fueron detenidos, el caso nace por la declaración del abogado Dennys Herrera Arita, pero la investigación se cae en tribunales, el juez declaró falta de mérito, ¿cómo puede explicarlo?

La investigación no se lleva acá en Feci.

Pero nace de investigaciones hechas por la Feci

Sí, es un caso que lleva Asuntos Internos a raíz de una investigación que se hace acá. Por eso regreso al tema, un fiscal no puede cometer ilegalidades porque tarde o temprano tiene sus consecuencias.

Usted mencionó que hubo casos donde personas pasaron meses sin audiencia. En el caso de Leily Santizo y Eva Siomara Sosa, ambas pasaron más de un mes en la cárcel esperando que terminara su primera declaración. También denunciaron que fueron intimidadas dentro del juzgado, donde había personal de la Feci y que fueron amenazadas en la prisión donde hay personas que ellas investigaron, ¿qué dice de eso?

En el tema de ellas dos, el caso está bajo reserva. Yo no le podía dar mayores detalles, pero me voy a referir a aspectos generales porque ya se ha filtrado algún tipo de información.

Hay una causa que está en el Juzgado Cuarto que lleva la Fiscalía de Asuntos Internos que está bajo reserva total. De pronto la licenciada Sosa presenta un memorial en el juzgado de mayor riesgo solicitando conexar la causa que está en el juzgado Cuarto. Es primera vez que un sindicado pide que un caso vaya mayor riesgo, cuando tendría que ser todo lo contrario, si lo que no quieren es que un caso se vaya a un juzgado de mayor riesgo. Es primera vez en la historia que tengo conocimiento de que un sindicado pide la intervención de un juzgado de mayor riesgo, cuando todos todos están evitando ir a mayor riesgo.

La jueza le dio trámite inmediato y cómo sabe la jueza que son los mismos hechos que estamos investigando, porque el caso está bajo reserva.

Por eso planteamos que pudo haber obstrucción a la justicia pero el juez no las ligó por eso (a Leily Santizo y Eva Siomara Sosa) sino por colusión. Esa resolución sí fue apelada porque consideramos que hay sustento para colusión y asociación ilícita.

Usted dijo que antes la Feci, de alguna forma, violaba los derechos humanos de los sindicados, en este caso hubo pronunciamientos de que Leily Santizo y Eva Siomara Sosa estaban en peligro en la cárcel de Mariscal Zavala, ¿por qué la Feci no dijo nada?

[embedpzp10]

Pero sí se ha pronunciado por casos anteriores, me dijo ahora que la Feci violó derechos humanos.

Eso es todo lo que me han venido a decir, que la Feci hizo esto y aquello, pero afortunadamente pienso que eso ha cambiado. En febrero de este año una persona que llevaba cuatro años y nueve meses de estar en prisión con 67 años sin tener audiencia de etapa intermedia, cuando tengo conocimiento, hablo con el auxiliar fiscal y le digo que estamos en medio de una pandemia y de diez sindicados nueve están con arresto domiciliario en su casa y él no y lleva cuatro años y nueve meses de estar detenido.

Se hizo la audiencia, los fiscales se pronunciaron de forma objetiva, no se opusieron a que siguiera preso, y ahora está en su casa en arresto domiciliario en igual situación que estaban las otras nueve personas. Es actuar de forma correcta, objetiva e imparcial.

Tiene una postura clara sobre ese caso y vuelvo al tema de Leily Santizo y Siomara Sosa, ellas como investigadoras fueron enviadas a una cárcel donde hay personas que la Feci y la Cicig investigó, ¿por qué usted no se pronuncia sobre eso y sí sobre otros donde considera que había peligro?

Esa es la dinámica que se da. Un día jueves el juez no llegó, el viernes el juez no llegó, entonces, es la propia dinámica que se da en los juzgados. El juez tuvo que resolver la situación jurídica de inmediato, pero ya son temas de agenda en los juzgados. Esas son situaciones propias de los juzgados y no me podía pronunciar sobre un proceso que está en investigación y el caso está bajo reserva.

El caso está bajo reserva pero la Fundación contra el Terrorismo publica información sobre este proceso, ¿qué puede decir sobre eso?

Yo no veo redes sociales, entonces no le puedo decir si eso es lo que ellos han dicho realmente.

¿No es motivo de investigación, que se esté publicando información de un caso bajo reserva?

Si usted dice que ellos lo han publicado, yo no lo he visto. Me parece que ellas (Leily Santizo y Siomara Sosa) también han dado declaraciones.

Ahí si no lo podría opinar.

La Fundación contra el Terrorismo está muy empeñada en perseguir fiscales de la Feci y son querellantes en un caso, ¿usted los ha recibido acá?

Ellos solo tienen un caso con nosotros y en una ocasión se les recibió, de allí no se les ha atendido, pero igual si vinieran a pedir audiencia se les da porque son querellantes y el querellante tiene que coadyuvar en la investigación.

¿A qué llegaron?

Cuando estaba el tema de las audiencias (de Leily Santizo y Simoara Sosa) vinieron acá para ver la posición que se iba asumir en el juzgado porque ese es el trabajo del querellante, coadyuvar en la investigación.

¿Se tomaron posturas conjuntas?

Claro, porque el querellante tiene que actuar siempre en conjunto con el Ministerio Público.

Pero en el caso de FCN-Nación no actuó en conjunto con el querellante, la Cicig, el caso que mencionábamos al inicio.

[embedpzp15]

Es más, hubo una reunión en el juzgado de la jueza porque convocó a todas las partes y todos sabían lo que iba a acontecer en esa audiencia. En ese momento la Cicig dijo que no se les tomó en cuenta pero en ese momento yo no quise entrar en polémica.

Sobre los dos casos donde se involucra al presidente Alejandro Giammattei, no se ha sabido si las investigaciones continúan y su antecesor denunció que fue destituido porque se estaba acercando al mandatario con las investigaciones.

Cuando vengo a Feci emito dos memorándum donde les pregunto a todos los fiscales si tienen una investigación relacionada a que el señor Presidente recibió dinero en efectivo y todos me dicen que no hay ninguna investigación acá.

Luego, mando un segundo requerimiento que es el que el que sale publicado en redes sociales, y ellos me dicen que no está la investigación. Ese caso no lo lleva la Feci ahora, lo tiene la Fiscalía contra la Corrupción.

¿Por qué está en la Fiscalía contra la Corrupción?

Porque de acuerdo al acuerdo de creación de la Feci es la Fiscal General la que decide qué casos vienen acá. Tengo entendido que hubo una denuncia de un diputado que señaló que había unos negocios en el Puerto Quetzal, sino mal recuerdo y entonces yo me quedé con esos informes de los fiscales donde dice que no tenemos ninguna investigación en contra del señor Presidente, no hay nada.

[embedpzp11]

Nosotros vimos las mesas de trabajo y viene el auxiliar fiscal de ese entonces y nos dice ‘mire, fíjese que tengo esta investigación’ y le pregunto por qué no nos había puesto de conocimiento que tienen esa investigación. Cuando le pregunto por la plica me dice que no está en la Feci y que la tiene la jueza Erika Aifán y le pregunto que por qué lo tiene ella, por qué usted tomó la decisión de entregársela a ella, ¿qué pasa si quiero hablar con el testigo ahorita?

Le presentamos un memorial a la jueza y le pedimos que nos entregara la plica y nos dijo que no. Toda esa documentación la tiene ella y la pregunta que me hago es cómo se fugó esa información sino la tenemos acá, ¿dónde se fugó, quién dio esa información? Me parece que en algunos medios de comunicación la jueza dijo que estaba con ella.

¿Sin saber quién es el testigo ustedes no pueden continuar con la investigación?

Claro, tenemos que venir nosotros y ver qué pasó, pero ¿y si no es ese el testigo?

Pero el testigo dio la información y ustedes están averiguando quién es el testigo pero, ¿qué pasa con el contenido de lo que él dijo?

Ya hay cierta duda en esa información porque el testigo dijo que lo obligaron a decir eso. ¿Cómo sé yo que él es el testigo A, y si no es él, cómo hago para localizarlo si no tengo la plica?

Pero qué pasa con la información que él dio, ¿no es válida porque ustedes no saben quién es él?

El proceso allí está, está en investigación.

¿Van a pedir solicitud de antejuicio contra el presidente para seguir investigando?

En primer lugar el proceso está bajo reserva y no puedo revelar detalles. ¿Pero y si no es ese el testigo, dónde está la declaración del Testigo A, por qué no la tenemos nosotros? Ese es el punto, no tenemos la plica y se la pedimos a la jueza y no nos la da. El fiscal la tiene que tener.

En este país todos estamos sujetos a investigación.

¿Se puede confirmar que el presidente está en investigación a raíz de este testimonio?

Es que no le puedo revelar detalles porque estaría revelando detalles de una investigación.

¿Cómo trabaja la Feci ahora sin el apoyo de la Cicig, sin el apoyo de Estados Unidos, con fiscales nuevos, con renuncias de su equipo?

Es que las investigaciones son institucionales. Tenemos aproximadamente 60 personas que siguen trabajando con normalidad. Las investigaciones no se han detenido, las investigaciones siguen su curso, que no se publiquen en los medios de comunicación, eso es otra cosa.

Todos los días hay audiencias, que no se publiquen en los medios de comunicación porque ya no está cierta persona acá, eso ya es otra cosa. A mí no me interesa el protagonismo ni la publicidad, no me interesa salir en la bolsa de Tortrix o de Cheetos, hacer un nombre, una imagen, yo estoy acá de forma circunstancial.

Hay muchos casos que no han visto la luz, ¿por qué en su gestión no se han operativizado casos de corrupción grandes?

Las investigaciones no se han detenido, siguen su curso.

Pero, ¿no se han conocido nuevos casos de corrupción?

[embedpzp12]

La lucha contra la corrupción y la impunidad sigue, pero recuérdese que inicia con la persona, con la educación que recibió en la casa de sus padres, luego la instrucción en la universidad y la fase de educación.

Usted dice que la lucha contra la corrupción sigue y usted también dijo que hay que leer los tiempos políticos. Usted está trabajando bajo el mando de la fiscal Consuelo Porras que fue sancionada por Estados Unidos como una actora antidemocrática que obstaculiza las investigaciones de corrupción.

Yo le puedo decir con toda claridad y de forma contundente que todas las investigaciones se hacen de forma objetiva e imparcial y que en ningún momento la señora Fiscal General ha obstruido alguna investigación acá. Si estas personas han señalado que ha obstruido que digan qué casos son. Que yo tenga conocimiento, los casos siguen.

A partir del 3 de agosto para acá, yo he sido muy cuidadoso y muy celoso en el tema de un colaborador eficaz, yo no voy a autorizar un colaborador eficaz express como ya pasó en una ocasión y que creo que se sabrá más adelante. Una persona la capturan hoy y la persona que la vincula declara al día siguiente, por allí va a salir esa investigación.

Yo quiero, mi objetivo es recuperar nuevamente esa credibilidad de la Feci que ha sido cuestionada por muchas personas. Mi objetivo es rescatar nuevamente la credibilidad de la Feci.

Usted dice que quiere recuperar la credibilidad de la Feci, pero ha sido cuestionado de lo contrario, ¿qué piensa de eso y qué le diría a la gente allá fuera que incluso lo ha llamado operador político de las mafias y de la élite empresarial?

[embedpzp13]

Eso me ha venido a contar la gente y obviamente yo no lo creo, no lo creo porque sé que en su momento estas investigaciones tuvieron que ser sólidas, consistentes observando estos principios.

Como es mucho el cuestionamiento que se ha dado la Feci, la vamos a rescatar actuando con objetividad e imparcialidad, no investigaciones perversas.

A mí no me preocupa qué va a pasar después porque sé que estoy haciendo mi trabajo de forma correcta. Lo que piensen las personas, instituciones, gobiernos, a mí no me interesa, pueden decir lo que quieran.

Mi objetivo es rescatar a la Feci de todos esos señalamientos que han habido para llevarla nuevamente al plano de la objetividad, de la imparcialidad y de la legalidad.

¿Considera que lo que antes hizo la Feci era ilegal?

Yo solo traslado lo que a mí me han venido a decir que pasó en ese momento y por tanto cuestionamiento que ha habido, no me consta pero es lo que me han venido a decir y tras eso voy yo ahora, actuar con base a la ley y la legalidad.

[embedpzp14]

 

Autor
Edición
Autor
a
u
Edición
a