“Quisiera que mis hijos sean universitarios”

El Progreso

ÓSCAR ARMANDO LIMA SÁNCHEZ, ALIAS EL COLOCHO

Peluquero
San Agustín Acasaguastlán, El Progreso
Edad en el momento de la entrevista (2017)/ 31
Lugar más lejano al que ha viajado/ “Conozco Honduras, pero muy peligroso. Muchas maras y mucha droga. Más peligroso todavía que la capital de Guatemala, más delincuencia. He ido Chicago, y ahí es más tranquilo, tiene ríos bonitos, pero está muy retirado. Me gustaría tener visa para ir a los Estados Unidos y España. Esperamos algún día hacerlo realidad”.

Entre semana, Óscar trabaja en el campus central de la Usac en el departamento de mantenimiento. Los fines de semana, es peluquero en San Agustín. Todos los lunes en la madrugada sale hacia la capital y regresa los viernes por la noche. Es peluquero porque su abuelo era peluquero. Tomó un curso en la capital y puso un local en la zona 10, pero era muy cansado trabajar en la universidad de 7 a 3, en la peluquería desde las 4 y los fines de semana en su local en San Agustín, que abrió hace ya diez años. Además, el de la capital era “muy peligroso”. Casado desde hace diez años, su esposa vive en El Progreso porque en la capital hay mucha violencia, dice.  “Guatemala es muy bonito pero hay mucha pobreza. En la capital hay donde distraerse, centros comerciales, cines, lugares muy bonitos; pero también hay mucha delincuencia y no se puede estar tranquilo en la calle”. Su local lo decoró con dibujos y graffiti un amigo que regresó de Estados Unidos. Hace diferentes cortes: “letras, estrellas, rosas, sobras, delineado, depilado, rastas”. Su hijo de 8 años también está aprendiendo el oficio, practicando en un tío. “Lo cortó varias veces, pero fue agarrando práctica”, cuenta. “En general está difícil conseguir trabajo. Quisiera que mis hijos sean universitarios, pero tengo que echarle ganas y trabajar demasiado; espero en Dios que me de salud para lograrlo”.