Cerrar

Ir

¡Qué sorpresota!

La cuarentena es como las bolsas que llevaba el cliente. La decisión correcta fue soltarlas, a pesar de la pérdida, para proteger lo que más valía.
Tipo de Nota: 
Opinión

¡Qué sorpresota!

04 de Abril de 2020

Redes-lateral

Un supermercado. Un cliente. Un ladrón. Un mal cálculo.

Esta es, más o menos, una historia real. No está completa por no haber estado presente y porque se trata del recuento incompleto de un testigo.

Un fin de mes, el protagonista fue de compras al supermercado. Llenó una carreta con provisiones, fue a la caja y pagó. Al frente, entre la cintura del pantalón y la piel, llevaba un adminículo de cuero donde guardaba la chequera, la tarjeta de crédito, fotos de sus hijos, los documentos personales y el sueldo del mes.

Repartió las bolsa...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a