Cerrar

Ir

¿Por qué estamos como estamos? o un teatro para Sammy Morales

El 7 de septiembre del año pasado, el Diario de Centroamérica publicó el acuerdo gubernativo 169-2016, el cual fue suscrito por el presidente Morales y el Ministro de Finanzas Públicas, en el que se prorroga al 31 de enero de 2017 el usufructo a favor del IIARS.
El Estado guatemalteco no ha impulsado políticas ni proyectos que giren en torno a la memoria histórica, por ello es importante la labor de esta exposición interactiva y sería lamentable que fuera cerrado, agrega Mack.
Vivian Salazar, directora de la muestra ¿Por qué estamos como estamos?
Tipo de Nota: 
Información

¿Por qué estamos como estamos? o un teatro para Sammy Morales

Historia completa Temas clave

El próximo 31 de enero vence el plazo concedido por el Ministerio de Finanzas para el uso de la bodega ubicada en el interior de Fegua, la cual alberga la exposición interactiva “¿Por qué estamos como estamos?”. Sammy, el hermano del presidente Jimmy Morales, pretende utilizar ese sitio para la construcción de un teatro.

Redes-lateral

¿Por qué estamos como estamos?, la exposición interactiva sobre la historia de Guatemala y las relaciones sociales entre los guatemaltecos para explicar la realidad del país, podría desaparecer en los próximos días. Sammy Morales, el hermano del presidente Jimmy Morales, en prisión preventiva desde la semana pasada por un caso de corrupción, busca utilizar el espacio que desde 2009 fue adecuado para albergar la exposición en el Museo del Ferrocarril, en la zona 1 de la ciudad, para convertirlo en un teatro. Para lograr su objetivo, Sammy Morales cuenta con el apoyo de la Presidencia, el Interventor de Ferrocarriles de Guatemala (Fegua), y del director del Museo del Ferrocarril, Harold Encalada, amigo, colega y excompañero de los hermanos Morales.

Vivian Salazar Monzón, directora del Instituto Internacional de Aprendizaje para la Reconciliación Social (IIARS), el que desde 2009 gestiona y administra ¿Por qué estamos como estamos?, dice que por disposición del Ministerio de Finanzas Públicas, al cual pertenecen las instalaciones de Fegua, el 31 de enero vence la ampliación del usufructo otorgado a esa entidad de la bodega donde se encuentra la exposición. El usufructo para la instalación de la muestra, por un plazo de siete años, caducó en abril de 2016. El IIARS pidió una prórroga por dos años más, pero sólo les concedieron diez meses. Desde mediados del año pasado, explica Salazar, esperan que la cartera de Finanzas extienda el usufructo a, al menos, enero de 2018. De lo contrario, dice, la exposición deberá cerrar.  

“Hola, habla Sammy Morales”

La amenaza de cierre de la exposición interactiva empezó en abril del año pasado, con una llamada de Sammy Morales a Vivian Salazar. El hermano del mandatario le expuso su interés por construir un teatro en la bodega que alberga la muestra. El proyecto, le dijo, era una de las promesas que su hermano, el presidente Jimmy Morales, y el Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), habían hecho durante la campaña electoral de 2014.

Luego de esa llamada, Salazar envió un correo electrónico a Sammy Morales para explicarle de forma detallada en qué consiste la exposición, cuáles son sus objetivos, la cantidad de personas que la visitan cada año, y la importancia de la misma para el país. Debido a que no obtuvo respuesta, dos semanas después, la directora del IIARS envió otro correo en el que invitaba a Sammy a visitar la muestra. El 27 de abril, el hermano del Presidente, por la misma vía, le informó que el Ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, renovaría la concesión del espacio por lo que restaba del año (2016) “para poder evaluar las posibilidades de ambos proyectos”, el suyo y el de la exposición. También ofreció trasladar a la Presidencia la información que sobre la muestra había recibido.

Sammy Morales, además de socio y hermano del mandatario, fue su principal asesor durante la campaña electoral de 2014, y aunque oficialmente no ocupa ningún cargo dentro del Gobierno, ha participado en reuniones de Gabinete y fuentes del Ejecutivo lo señalan de tener “influencia” en las decisiones del gobernante. El mismo Presidente ha reconocido de manera pública que su hermano ha sido su asesor “ad honorem” en materia de comunicación. Tras ser investigados durante cuatro meses, el pasado 18 de enero,  Sammy y José Manuel Morales, sobrino suyo e hijo del presidente Jimmy Morales, fueron enviados a prisión preventiva a petición del Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por la supuesta participación de ambos, en el caso de corrupción conocido como Botín Registro de la Propiedad.

La bodega donde está instalada la exposición ¿Por qué estamos como estamos?, está ubicada en el fondo de la antigua estación central del ferrocarril, y colinda con el predio en el que la Agencia de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica (Anadie) pretende construir un complejo de oficinas para dependencias estatales.

Simone Dalmasso

El 20 de julio del año pasado, el ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, recibió en su despacho a Sammy Morales, quien se presentó como “representante de la Presidencia”, y se hizo acompañar del secretario de Comunicación del Ejecutivo, Alfredo Brito. Según el diario elPeriódico, en esa reunión Sammy presentó al Ministro el proyecto para la construcción de un centro cultural en las instalaciones de Fegua.

Estrada asegura que la reunión no duró más de diez minutos, y que durante el encuentro el hermano del mandatario “nunca se formuló algún proyecto”. Sin embargo, reconoce que le sugirió a Sammy buscar en el Ministerio de Cultura apoyo a su iniciativa pero hasta la fecha, no ha recibido ninguna propuesta al respeto. “No dejó de ser una idea sobre la necesidad de centros culturales”, indica.

El 7 de septiembre del año pasado, el Diario de Centroamérica publicó el acuerdo gubernativo 169-2016, el cual fue suscrito por el presidente Morales y el Ministro de Finanzas Públicas, en el que se prorroga al 31 de enero de 2017 el usufructo a favor del IIARS.

[frasepzp1]

Debido a que hasta ahora no existe una petición más que la del IIARS para utilizar la bodega, Estrada aseguró en diciembre pasado que “no habrá ningún problema en extenderlo (el usufructo) por un año más o dos”. Hasta el momento no se conoce de ninguna disposición oficial al respecto. El hermano del Presidente dice que lo importante “es que la ciudad necesita muchos teatros y la instalación de este teatro (en las bodegas de Fegua) no excluye la instalación de exposiciones”. Sammy Morales asegura que informó al IIARS sobre la ampliación del plazo del usufructo al 31 de enero de 2017, porque eso fue lo que le indicó el ministro de Finanzas en la visita a su despacho. “Hice consultas en mi visita al Ministerio y me limité a informar que de acuerdo con lo consultado, yo entendía que les darían la prórroga”, señaló en una entrevista vía correo electrónico.

Excompañeros de escena

La idea de construir un teatro en el sitio que ocupa ¿Por qué estamos como estamos?, no fue suya acepta Sammy Morales. “Debo reconocer que lastimosamente no es un proyecto mío; es un proyecto que me fue compartido en una visita al Museo del Ferrocarril y me pareció brillante”, y por eso la adoptó como suya, explica el hermano del mandatario.

El proyecto fue concebido por Harold Encalada, director del Museo del Ferrocarril desde principios del Gobierno de Morales. Sammy le preguntó que qué iba a hacer en al frente del Museo del Ferrocarril, “y yo le conté el plan de ampliación del centro cultural y de la creación de un teatro, para dar más cabida a todo tipo de expresión artística”, explica Encalada. Luego le proporcionó el número telefónico de Vivian Salazar, y a partir de ahí, la gestión política del proyecto quedó en manos de Sammy.

Encalada es colega y viejo conocido de los hermanos Morales. Fue asistente de producción en la película Gerardi, en la que Sammy interpreta al obispo Juan Gerardi Conedera asesinado en abril de 1998, la cual fue realizada por Moralejas, la productora de cine y televisión propiedad de Sammy y Jimmy Morales. También ha participado en al menos 30 obras de teatro, entre ellas Don Juan Tenorio, en la que compartió tablas con el mandatario y su hermano.

Simone Dalmasso

Encalada niega que su contratación como director del Museo de Fegua haya sido por su cercana relación con el Presidente y su hermano. “Sé quiénes son, son gente que me he topado una u otra vez en la calle, te reconocen y te saludan; tengo tiempo de no verlos”, asegura. Fue el interventor de Fegua, Roberto Mancilla, quien le pidió que se incorporara a esa institución. “Él (Mancilla) tenía conocimiento de mis trabajos anteriores, en algún par de veces coincidimos, él me manda a llamar, pide mi currículo. Seguramente pidieron el de más personas”, explica.

Mancilla ratifica esa versión: “Harold Encalada cumplía con lo que se buscaba para el centro cultural y el museo, por lo que fue contratado”, señala. Sin embargo, el mismo Encalada reconoce no tener ningún tipo de experiencia en el puesto que ocupa en Fegua: “Mi experiencia la estoy iniciando en este momento. Mi experiencia principal es en cuestión de gestiones culturales”, acepta. Y Sammy asegura que no influyó en la contratación de su colega: “No tengo idea de cómo ni por qué fue contratado”, indica.

Escalada asegura que buscó el apoyo de Sammy Morales para la construcción del teatro en las instalaciones de Fegua, no porque éste sea hermano del Presidente, sino porque “es una figura pública”. Ninguna ley, dice, le prohíbe aceptar ayuda de alguien que no sea servidor público.

—¿Por qué promueve el proyecto de Fegua, si no tiene ninguna relación con la entidad ni es funcionario público? —se le pregunta a Sammy Morales.

—Porque nadie necesita ser funcionario para solicitar que se instale un teatro, un hospital, una escuela, una estación de policía o cualquier servicio —responde el hermano del mandatario.

¿Por qué estamos como estamos?

La exposición ¿Por qué estamos como estamos? aborda la historia de Guatemala y la conformación de sus relaciones sociales. Se trata de un viaje cronológico que pretende reflexionar sobre el racismo y cómo este se perpetuó hasta hoy. La exposición fue diseñada con el apoyo de expertos internacionales en museos de conciencia, y en su primera fase (2004-2006) formó parte de la campaña nacional de diálogo interétnico “Nuestra diversidad es nuestra fuerza”, impulsada por el Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica (CIRMA). Una de las estaciones de la exposición está dedicada al conflicto armado interno que padeció Guatemala (1960-1996). “Lo que se busca con ello es reflexionar y dialogar sobre sus efectos para formar así una ciudadanía diferente”, explica Vivian Salazar.

El sociólogo Luis Fernando Mack, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), afirma que esta muestra es una contribución para entender las complejas relaciones de la sociedad guatemalteca. “Lo que esta exposición demuestra es que el origen de la sociedad guatemalteca es diverso, con una riqueza cultural muy grande y que en ese sentido existe toda una lógica de aceptación y convivencia mutua que no ha sido explotada”, explica.

[frasepzp2]

El Estado guatemalteco no ha impulsado políticas ni proyectos que giren en torno a la memoria histórica, por ello es importante la labor de esta exposición interactiva y sería lamentable que fuera cerrado, agrega Mack.

Según estadísticas del IIARS, de 2013 hasta noviembre del año pasado, 53,544 personas visitaron la exposición. En 2015 contabilizaron 14,465, y en 2016 a 14,916. El 31% del total fueron jóvenes de 16 a 19 años, y un 11% niños de 10 a 12 años.

Una propuesta en expansión

El proyecto de expansión del Centro Cultural de Fegua no es el único en el que está interesado Sammy Morales. En su cuenta de Twitter, el hermano del mandatario publicó fotografías de una reunión que sostuvo con alcaldes de municipios de San Marcos, donde anunciaba la creación de centros culturales. En esa reunión participaron también funcionarios de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan). “Mi sueño: garantizar trabajo y oportunidades de desarrollo para todas las mentes creativas de Guatemala durante los próximos 100 años”, dice en uno de sus mensajes.

Su proyecto, explicó Morales a Plaza Pública, consiste en la creación de 340 centros culturales en todo el país, mediante la acomodación de los actuales salones municipales. Estos teatros podrían presentar todo tipo de espectáculo local, regional, nacional o internacional. “Como ciudadano (Sammy Morales) está en todo su derecho de acudir a cualquier funcionario público y solicitar rendición de cuenta o presentar proyectos que puedan ser de interés nacional”, justifica el vocero de la Presidencia, Heinz Hiemann, respecto a las gestiones que Sammy Morales ha hecho ante el Ministro de Finanzas y el acompañamiento de funcionarios de Segeplan en su reunión con los jefes ediles de San Marcos. “El señor (Morales) es definitivamente el hermano del Presidente, pero además es un ciudadano normal como cualquier otro, no tiene ningún puesto público, no representa a la Presidencia de la República”, enfatiza el funcionario.

Simone Dalmasso

Sammy, por su parte, asegura que no existe un conflicto intereses por el lazo familiar que tiene con el mandatario y tampoco considera que haya algún problema en el respaldo que le dan las entidades gubernamentales sin ser funcionario público. “Nadie necesita de un cargo público para procurar que haya teatros en Guatemala; es más, se necesitan más personas sin cargo público trabajando por el país”, responde.

Sthepanie Rodríguez, del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales, sostiene que Sammy Morales incurriría en el delito de usurpación de funciones si ha mantenido reuniones con funcionarios y entidades estales con el objetivo de promover proyectos públicos, pues no ostenta algún cargo de esa índole. “De ser de esta manera el Ministerio Público debe actuar de oficio”, opina.

Mientras se conoce la decisión definitiva del Ministerio de Finanzas respecto a si amplía o no el plazo del usufructo a favor del IIARS para continuar con la exposición interactiva, todo apunta a que ¿Por qué estamos como estamos? tiene los días contados.

Harold Encalada asegura que no desistirá del proyecto de construir un teatro en el sitio donde se encuentra la muestra. “A ellos (IIARS) se les acaba el contrato. Si las bodegas son de Ferrocarriles de Guatemala, ¿por qué no las puedo usar?”, señala.

Roberto Mancilla, interventor de Fegua, respalda la ampliación del centro cultural, pero afirma que las puertas estarán abiertas para otras instituciones, incluido el IIARS. “Los objetivos de fortalecimiento y recuperación de la institucionalidad de Fegua, nos llevan a crear proyectos propios que sirvan para el fortalecimiento cultural de la nación”, expone.

El ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, deja la decisión en manos del Ministerio de Cultura y Deportes. Si esa cartera decide apoyar la iniciativa de Sammy Morales, “le daríamos la prioridad”, advierte Estrada. Se trataría, argumenta, de bienes del Estado. Sin embargo, José Luis Chea, titular de la cartera de Cultura y Deportes, asegura que Sammy Morales no le ha presentado ninguna propuesta sobre proyectos culturales. 

Autor
Autor
a
a