Cerrar

Ir
Presidente y vicepresidente electos, juntos respectivamente con hija y esposa, al cierre de la ceremonia de toma del mando presidencial, el martes 14 de enero

Políticas para mujeres: Giammattei ya no quiere a la Seprem y el Ministerio de la Mujer no está a la vista

Cinco diputadas confirmaron que aún no han sido convocadas para pertenecer al Foro Parlamentario de Mujeres.
13 diputadas presentaron la Ley para Promover la Participación y Desarrollo Integral de la Mujer Guatemalteca. Los 14 artículos ya se encuentran en otras leyes y resulta redundante.
Tipo de Nota: 
Información

Políticas para mujeres: Giammattei ya no quiere a la Seprem y el Ministerio de la Mujer no está a la vista

Historia completa Temas clave
  • Desde antes de asumir la presidencia, Giammattei aseguró que cerraría la Seprem.
  • El Presidente también prometió cerrar la SAAS pero sí nombró a un titular. La Seprem aún no tiene Secretaria.
  • La iniciativa para crear el Ministerio de la Mujer está estancada en el Congreso.
  • 13 diputadas presentaron esta semana una iniciativa de ley en favor de la mujer. Los 14 artículos ya se encuentran en otras leyes y resulta redundante.

Hay una preocupación entre algunas de las organizaciones de mujeres: El Presidente manifestó su intención de cerrar todas las secretarias del Gobierno que no se encuentren reconocidas en la Ley del Ejecutivo, entre ellas la Secretaría Presidencial de la Mujer (Seprem), el mecanismo más importante para la promoción de los derechos de las mujeres en el país.

Redes-lateral

Antes de asumir el cargo, el entonces presidente electo, Alejandro Giammattei, aseguró en una reunión con representantes de varias organizaciones de mujeres que la Seprem dejará de existir. Según confirmaron dos fuentes que estuvieron presentes, su argumento fue que esta institución -entre otras secretarías- no cuenta con una base legal sólida pues fue creada a través de un Acuerdo Gubernativo del año 2000 y no por medio de una reforma a la Ley del Organismo Ejecutivo.

[relacionadapzp1]

Aunque el mandatario ofreció establecer un nuevo mecanismo específico para la promoción de los derechos de las mujeres, las organizaciones no están satisfechas.

“Aspiramos a que se reconozca el derecho de tener un mecanismo para las mujeres en el Gobierno”, dijo Fabiola Ortiz, del Grupo Guatemalteco de Mujeres (GGM). “Cualquier institución debe de ser mejor que la anterior”, enfatizó.

Si se concreta la intención del Presidente, Guatemala no tendría una institución gubernamental específica para el diseño e implementación de políticas públicas específicas a favor de las mujeres, especialmente en el ámbito de violencia, un tema que Giammattei resaltó en su discurso de toma de posesión.

“Ustedes serán atendidas, escuchadas y protegidas”, aseguró el nuevo presidente el pasado 14 de enero. “Merecen las mismas oportunidades, y no porque lo diga una ley; merecen las mismas oportunidades porque valen tanto o más, trabajan tanto o más y se esfuerzan tanto o más que cualquier hombre. Y les digo: si alguien les pone una mano encima, se verá con toda la fuerza del Estado”, manifestó Giammattei.

[frasepzp1]

Este enérgico ofrecimiento parece no ser de urgencia para el nuevo mandatario, dos meses después de haber iniciado su mandato, todavía no nombrar a la nueva responsable de la Seprem. Si su objetivo es cerrar la Secretaría, es lógico pensar que no nombre a un titular. Sin embargo, otra promesa de campaña fue el cierre de la Secretaría de Asuntos Administrativos y Seguridad (SAAS), la cual insistió que cerraría desde el inicio, aun así, desde los primeros días nombró al secretario para dirigirla.

Para nombrar a la titular de la Seprem, las organizaciones de mujeres elaboran una nómina de candidatas que presentan al presidente para que escoja a la titular. Esta metodología se interrumpió durante el gobierno de Otto Pérez Molina, quien modificó el acuerdo gubernativo de la institución para nombrar, de manera directa, a Elizabeth Quiroa, integrante del Partido Patriota.

El procedimiento de consulta a las organizaciones de mujeres fue restituido durante el gobierno de Jimmy Morales. El expresidente nombró a Ana Leticia Aguilar Theissen, pero fue destituida por manifestarse a favor de la interrupción del embarazo en niñas víctimas de violencia sexual.  

Simone Dalmasso

Las organizaciones sociales de mujeres consultadas ven con preocupación el atraso de Giammattei para nombrar a la nueva titular de la Seprem. “Lo lamentamos porque parece que no hay un verdadero interés porque funcione la institución”, comentó Patricia Pinto, de la Agenda Política de Mujeres en la Diversidad. 

Una Secretaría en tiempos desiguales

La Seprem es institución que contempla, entre sus funciones, la promoción de la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres.

Y es que, en materia de igualdad, Guatemala se encuentra en números rojos. El mejor ejemplo es la representación política. Según el último Censo, las mujeres constituyen el 52% de la población. Los puestos de poder público que ocupan no se acercan, ni por asomo, a este porcentaje.

De 160 curules que conforman el Congreso de la República, 31 son ocupadas por mujeres, esto constituye el 19% de representación. En las alcaldías la situación también es desigual. En el país existen 340 municipios, pero solo 11 mujeres son alcaldesas, lo que representa apenas el 3%.

De ahí la importancia de la Seprem, una institución que fue creada como parte de los compromisos que asumió el Estado de Guatemala tras la firma de los Acuerdos de Paz.

Tiene a su cargo la coordinación de las actividades de la Política nacional de promoción y desarrollo integral de las mujeres, con vigencia hasta 2023. Además, recientemente presentó el Plan Nacional de Prevención y Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres (Planovi) para los próximos nueve años.

También es la encargada de velar por el cumplimiento de la normativa nacional vigente y los tratados internacionales ratificados por Guatemala que se refieran a la situación de las mujeres. De hecho, la Seprem es la encargada de representar al Gobierno en actividades nacionales e internacionales sobre este tema.

[frasepzp2]

“Pero con la actual administración la Seprem no cumple con esta función”, manifestó Linsley Tillit, de la Asociación Alas de Mariposas. “El Gobierno recurrió a otras personas, como la hija del Presidente, para representar a Guatemala en la más reciente Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe”.

Esta Conferencia es un espacio regional de la CEPAL. Tiene como objetivo revisar el avance de los países de la región en materia de autonomía y derechos de las mujeres. También revisa el cumplimiento de los acuerdos internacionales sobre igualdad de género.

De hecho, de concretarse el cierre de la Seprem, el Gobierno también estaría contraviniendo una de las recomendaciones específicas que la Comisión de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés) hizo al Estado de Guatemala.

En 2017, esta Comisión instó a fortalecer el mandato de la Seprem y a elevar su rango a ministerio.

Mecanismos alternos, pero dormidos

El posible cierre de esta institución parecer ser una preocupación única de las organizaciones de mujeres. “Necesitamos que las mujeres nos apoyen”, comentó Linsley Tillit, de Alas de Mariposas. “Desde el Foro de Mujeres Diputadas podrían impulsar la aprobación del Ministerio de la Mujer”, puntualizó.

El Foro que menciona fue creado en 2016 y actualmente es presidido por la diputada Marleni Matías, de la UNE. Aglutina a las diputadas de todas las bancadas y tiene como objetivo impulsar la agenda legislativa a favor de las mujeres, incidir en la resolución de problemáticas nacionales y establecer relaciones de apoyo organizaciones y grupos de la sociedad civil.

Sin embargo, el Foro Parlamentario de Mujeres no ha despertado en la actual legislatura. Cuenta con una junta directiva, pero todavía no realiza actividades que permitan a las diputadas dialogar o posicionarse en conjunto sobre algún tema.

[relacionadapzp2]

Plaza Pública consultó a cinco diputadas que recién se integraron al Congreso de la República y todas confirmaron que aún no han sido convocadas para pertenecer al Foro.

La diputada Matías, presidenta de esta instancia, aseguró que sí es necesario revisar el sustento legal de la Seprem, pero que el Estado no puede dejar de contar con una institución específica para garantizar el bienestar de las mujeres. Señaló, además, que esta es una oportunidad para avanzar en la creación del Ministerio de la Mujer.

En el Congreso se encuentra a mitad del camino la iniciativa de ley 4977, que pretende crear este Ministerio. La propuesta fue presentada en abril de 2018, cuenta con el dictamen favorable de la Comisión de la Mujer y fue aprobada en segunda lectura.

Tanto para la diputada Matías como para las organizaciones de mujeres, elevar la Seprem a Ministerio representaría una oportunidad de mejora para la situación de las mujeres.

A través de esta nueva institución, la agenda de las mujeres tendría un espacio en el Gabinete de Gobierno y se garantizaría que todas las acciones y las políticas impulsadas por los demás ministerios contemplaran mecanismos a favor de la igualdad entre hombres y mujeres.

La aprobación de un nuevo ministerio parece estar cuesta arriba. “Tenemos que empezar un proceso de cabildeo en nuestras bancadas para impulsar la aprobación del Ministerio de la Mujer. Es un tema que trabajaremos como Foro de Mujeres Diputadas”, aseguró Matías.

La propuesta más sólida es redundante

Esta semana un grupo de 13 mujeres diputadas, encabezadas por Sofía Hernández, de la bancada UCN y primera vicepresidenta de la Junta Directiva, presentó la iniciativa de Ley para Promover la Participación y Desarrollo Integral de la Mujer Guatemalteca.

Esta iniciativa tiene como objeto “garantizar a la mujer el pleno ejercicio de sus derechos, el desarrollo de su personalidad, aptitudes y capacidades, para lograr su desarrollo integral a través de la coordinación entre organismos del Estado”.

La propuesta reconoce la igualdad jurídica de la mujer, su protección por parte del Estado ante cualquier acto de violencia, el derecho a la organización y participación política y el acceso a métodos de estudio.

El contenido de esta iniciativa de apenas 14 artículos se encuentra en normas ya vigentes como en Ley de Dignificación y Promoción Integral de la Mujer y en la Ley de Desarrollo Social e, incluso, en la Política Nacional para la Promoción y Desarrollo Integral de las Mujeres.

Plaza Pública intentó comunicarse con la diputada Sofía Hernández para conocer el motivo de esta iniciativa de ley, pero no atendió a nuestras llamadas.

La diputada Marleni Matías, de la UNE, una de las ponentes de la iniciativa, comentó que previo a su presentación, las diputadas discutieron sobre la pertinencia de la propuesta, ya que su contenido se encuentra vigente en otras normativas del país.

“Nos motivó los pocos resultados de la institucionalidad actual para garantizar una mejora en las condiciones de vida de las mujeres”, aseguró la diputada. “Pero será la Comisión de la Mujer la que debe de hacer un análisis técnico para decidir si esta iniciativa avanza o no”, puntualizó.

Mientras tanto, hay incertidumbre sobre el futuro de la Seprem y, con ello, la implementación de políticas públicas que pretenden cerrar la brecha por género para superar la situación de exclusión que viven las mujeres.

Autor




Ver Comentarios
Autor
aua