Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Pobre diabla
Ir
Fotos

Pobre diabla

redes sidebar

La primera diabla de la historia antigüeña, con sus exuberantes senos desnudos y sensuales piernas cruzadas, se volvió ceniza en el breve lapso que las llamas tardaron en devorársela, frente a la mirada de cientos de personas reunidas en el barrio La Concepción para el tradicional evento del siete de diciembre.

Con ella desaparece el séquito de críticas que la muñeca de papel había levantado: sus desnudeces ofendieron la moral común y su rostro provocó sátira contra la alcaldesa de Antigua.

En su breve vida, la pobre diabla tuvo que sobrevivir a una lluvia de polémicas y a un secuestro por parte de la Policía Nacional Civil que le ocasionó ingentes daños.

Texto
Texto