Cerrar

Ir

Perfil de los nuevos diputados de Totonicapán: Viejos conocidos de la política

«De los cuatro, del que debemos cuidarnos es de Mariano Soch, es un tipo sin escrúpulos»
Tipo de Nota: 
Información

Perfil de los nuevos diputados de Totonicapán: Viejos conocidos de la política

Historia completa Temas clave

Los cuatro diputados llegan al legislativo por cuatro partidos distintos. Será su primera vez, pero ninguno es nuevo en el entramado político. Uno fue gobernador por dos meses, dos fueron proveedores del Estado, y uno podría perder su curul por no haber tenido finiquito al momento de inscribirse. Ellos son la nueva representación del departamento después de veinticinco años de Iván Arévalo en el legislativo.

Redes-lateral

Romeo Tiu es investigador de la lógica comunitaria de Totonicapán, reconoce a tres de los cuatro diputados electos. A su criterio, ninguno sabe el qué hacer de un diputado.

«Los nuevos legisladores no reconocen las necesidades de la población, existe un divorcio entre los políticos y la sociedad», menciona Tiu, alcalde de 48 cantones en 2011.

[relacionadapzp1]

«Nos están matando a los pueblos, no con armas, sino con otros medios como el poco acceso a la alimentación. Totonicapán tiene el 97 por ciento de población indígena y el 87 por ciento en desnutrición crónica, nos están matando», agrega Tiu.

El investigador explica que en la genética social de Totonicapán se valora la colectividad, algo que no tiene lógica con el sistema político actual. “Los diputados que han representado al departamento dañaron la organización comunitaria, golpearon fuertemente este código con las habilidades de comprar a los liderazgos en las comunidades” asegura.

Durante los últimos años, la política en Totonicapán fue marcada principalmente por un diputado: Iván Arévalo.  Después de 25 años, dejará de ser representante en el Congreso.

[frasepzp1]

Arévalo fue uno de los diputados de confianza del desaparecido Frente Republicano Guatemalteco (FRG). Desde esa agrupación política ocultó su rostro bajo un gorro pasamontañas para dirigir el Jueves Negro el 24 de julio de 2003, protesta realizada para exigir al Tribunal Supremo Electoral la inscripción de Efraín Ríos Montt, como candidato presidencial.

El diputado marcó la dinámica en las comunidades. A consideración de Tiu, el modus operandi de algunos diputados para favorecerse con votos de los comunitarios fue ubicar al líder, convencerlo de trabajar con ellos, a cambio de algunos favores. «Ha sido difícil desaparecer del imaginario comunitario esa manera perversa de hacer política» añade.

Este es el escenario del distrito que representarán los nuevos legisladores. Plaza Pública contactó a los diputados electos mencionados en esta nota, solo Alfredo Adolfo Caniz Ajpacajá, de TODOS, aceptó hablar.

Diego Israel González Alvarado (VAMOS)

Es un representante más de “Los González” en Totonicapán. Tiene 53 años y fue alcalde de San Francisco el Alto en el periodo 2012-2016 con la UNE-GANA. Su hermano Eugenio Moisés González Alvarado, fue diputado de 2012 a la fecha, no fue reelecto, pero su yerno José Manuel Gómez García, asumirá la alcaldía de San Francisco el Alto.

El futuro de Diego Israel en el Congreso pende de un hilo por la forma como obtuvo el finiquito que exige la Contraloría General de Cuentas (CGC). Él asegura que cumple con todo lo necesario «el finiquito que tengo es del 4 de diciembre de 2019 y tiene vigencia de seis meses», insiste. El historial de su candidatura no lo deja tan claro.

Las complicaciones para González empezaron con una denuncia en el Ministerio Público (MP), de fecha 15 de abril de 2014. Según el expediente, González es señalado por peculado durante su administración como alcalde en el periodo 2012-2016. Esta denuncia pudo ser un impedimento para que la CGC le otorgara finiquito, documento que acredita la solvencia de un funcionario después de dejar sus labores.

Los registros de la delegación del TSE en Totonicapán muestran que, en marzo de 2019, la candidatura de González fue rechazada por el delegado departamental del Registro de Ciudadanos, Juan Gildardo Herrera Cano. Según la resolución, en el acta de la Asamblea Departamental extraordinaria de Vamos, se hace constar que en la postulación de González no se presenta el respectivo finiquito.

La resolución del Registro en Totonicapán fue comunicada a Leopoldo Guerra, director del Registro de Ciudadanos. Pese a lo indicado desde la delegación local, la decisión final del Registro de Ciudadanos fue avalar la candidatura a González.

El próximo diputado presentó una acción de amparo ante la Corte de Constitucionalidad (CC) para asegurar su curul. González menciona que si le impiden tomar posesión se caería en un delito penal, debido a que la CC falló en su favor.

En un comunicado de presa de la Contraloría, emitido un día antes de la juramentación de la nueva Legislatura, se menciona que los funcionarios que han estado en cargos públicos deben tener al día su finiquito.

 

Mariano Eulises Soch Vásquez (UNE)

Tiene 46 años. Es propietario de la Ferretería San Miguel (NIT 3136167-6), con la que facturó 1.7 millones de Quetzales a la municipalidad de Totonicapán, a la Asociación De Desarrollo Integral Ajtikonel, entre otras entidades desde 2010 a la fecha.

Según el expediente 105-2016-1811 del MP, mientras laboró en el Hospital Nacional de Totonicapán durante el gobierno de la UNE, Soch fue acusado por los delitos de hurto agravado, apropiación, retención indebida y abuso de autoridad. Estos señalamientos fueron realizados por German Aguilar Alvarado, director del Hospital Nacional de Totonicapán en 2012.

En la demanda se señala la compra de una planta telefónica que, según la denuncia, nunca existió pero por la que sí se firmó una carta de entrega. El proyecto costó 3 mil 750 dólares. Soch y otras dos personas están implicadas en este caso que aún sigue abierto.

El ciudadano Danilo Ordoñez denunció en junio de 2019 al alcalde reelecto de Totonicapán, Luis Herrera y a Soch, ambos candidatos de la UNE en ese entonces, en la fiscalía distrital del MP de Totonicapán. Según la denuncia ambos entregaron bolsas de comida a mujeres en la sede la Policía Municipal de Tránsito (PMT), a cambio de votos.

Durante la campaña pasada, Soch y Herrera colgaron una manta gigante desde el costado de un edificio en Totonicapán, algo que violaba las disposiciones de la Ley Electoral de Partidos Políticos que restringía el uso de las vallas. La manta fue retirada después de las denuncias.

 

Alfredo Adolfo Caniz Ajpacajá (TODOS)

Tiene 47 años y el pénsum cerrado en Leyes por la Universidad Mariano Gálvez. Hace cuatro años se postuló para alcalde de Totonicapán por el comité Chuimekena, pero no logró ser electo. En la contienda pasada resultó electo como legislador con el partido TODOS. Según el portal de Guatecompras, tiene adjudicaciones por Q21 mil 293 con su empresa de telas Comercial San José (Nit 5391009), de la que Caniz es el representante legal.

En la sala de visitas de su hogar, no se pierde de vista una librera con varios títulos desordenados. Son textos sobre historia y leyes, en el centro de los libros un cuadro del Sagrado Corazón de Jesús.

Viene de una tradición familiar comerciantes. Practica el ciclismo e intentó otros deportes, pero una lesión en su pierna izquierda desde niño no se lo permitió. Pedro Ajpacajá es amigo de infancia del diputado electo. “Leía bastante, a veces citaba frases que no conocíamos, por entonces no le miramos madera para político”, recuerda.

Es difícil decir si el nuevo diputado es muy prudente o simplemente evita los debates importantes. Con una voz débil, habla de sus planes en el legislativo, al preguntarle sobre temas importantes como los embarazos en adolescentes, sin pensar la respuesta menciona «mis asesores me apoyaran en la temática».

 

Marvin Estuardo Alvarado Morales (Bien)

De 46 años, ingeniero civil. Fue electo por el partido Bienestar Nacional (Bien), impulsado por el expresidente Alfonso Portillo. Los votos obtenidos por Alvarado fueron los que desplazaron a Iván Arévalo, quien quedó en quinto lugar por una diferencia poco significativa.

Alvarado es propietario y representante legal de la empresa constructora CICSA (Nit 26559986) de San Cristóbal, Totonicapán. Según Guatecompras ha obtenido Q25.5 millones en contratos con el Estado. En 2007 la CGC le impuso una sanción de Q425 mil 621 por deficiencias en la ampliación de una escuela.

Es egresado del Centro Universitario de Occidente (CUNOC) de la Universidad San Carlos de Guatemala, donde se ha desempeñado como catedrático en la unidad académica de ciencia y tecnología de la facultad de Ingeniería. En 2015 participó como candidato a diputado por el distrito de Totonicapán con la UNE, no ganó.

En marzo de 2017, bajo la administración de Jimmy Morales, Alvarado Morales fue nombrado Gobernador Departamental de Totonicapán, cargo en el que permaneció solo dos meses. El partido en el que había militado, la UNE, lo denunció por anomalías en su nombramiento y fue removido.

El argumento de la destitución fue que no aplicaba el artículo 42 de la Ley del Ejecutivo, donde establece que los gobernadores serán nombrados por el Presidente, tomando en cuenta las propuestas de la sociedad civil.

En las pasadas elecciones obtuvo la primera casilla para la diputación distrital de Totonicapán, luego que a Baltasar Ángel Chuc Yaxon, TSE le negara su inscripción por haber sido contratista del Estado en 2016 (recibió un contrato por Q8 mil 852 de mano de obra en decoración de árbol navideño y frutas).

Diferentes rostros, misma política

Para Moisés Daniel Ixchajchal García, doctor en derecho penal, los nuevos legisladores son la continuidad de lo mismo. No se tiene claridad del quehacer en el legislativo. El experto en derecho fue docente universitario de Alfredo Caniz «en su etapa no le vi dotes de liderazgo ni de político» recuerda.

«De los cuatro, del que debemos cuidarnos es de Mariano Soch, es un tipo sin escrúpulos», señala Eldyn Moscozo, asesor de proyectos de infraestructura y abogado litigante. Soch fue gerente de la Municipalidad de Totonicapán y constantemente participó en inauguraciones de obras de infraestructura.

[relacionadapzp2]

El Artículo 164, literal b de la Constitución Política, prohíbe a los contratistas ser diputados. Tres de los diputados electos lo son, recuerda el doctor en derecho penal.

La red Mujeres Sembrando el Cambio, organizó un foro con los cuatro legisladores electos en noviembre pasado, pero solo Alfredo Caniz acudió. Martina Castro una de las participantes de la red, lamentó su apatía hacia el sector de mujeres.

Este 14 de enero comenzará una nueva legislatura donde de los 160 diputados, 110 serán nuevos, como los de Totonicapán. También será el final, al menos en el Congreso, de Iván Arévalo después de 25 largos años.

Por ahora los recién llegados tendrán el beneficio de la duda, dice Moscozo, pero «la población va adquiriendo criterios. Ya no se le puede engañar tan fácil».

Autor




Ver Comentarios
Autor
aa