Cerrar

Ir

Pequeña crónica de las habitaciones de una casa

Victorias rutinarias para no claudicar, para no derribar al rey en el tablero del juego de tu vida, que se convirtió en pandemia, virus con corona de monarquías sin plebeyos o glamur.
Tipo de Nota: 
Opinión

Pequeña crónica de las habitaciones de una casa

28 de Marzo de 2020

Redes-lateral

Sala. Sentado desde el privilegio y el miedo. Desde la incertidumbre y la desazón. Desde la desidia y lo sacro. Desde la rutina de lo extraordinario. Desde la monotonía de los ruidos lejanos. Desde las fotos de las calles vacías. Desde los gritos represores. Desde las cuarentenas y los toques de queda.

Comedor. Sentado viendo la ausencia de la vida pasar, pensando en los presos, en los condenados, en los labriegos, en los ecos de los pasos de los pueblos innombrados. En los señores sobres los árboles escondidos de la autoridad infringida, en la actividad detenida, en la pausa sin pausa, en la ausencia de tos.

Cuarto uno. Sentado con el calor de mi perro contento de que todos estén en su casa, de que era nuestra unas horas. Todos los días en la tarde ...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a