Cerrar

Ir

Pegar donde duele

Tipo de Nota: 
Opinión

Pegar donde duele

27 de Mayo de 2015
Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Algunos analistas le apuntan a la muerte del bipartidismo español, lo que en realidad me parece un tanto exagerado. Los resultados electorales del pasado 24 han remarcado con mayor fuerza el carácter flexible que el sistema político español tiene. Ahora bien, este remarcamiento hay que explicarlo. El PP, si bien sigue siendo la fuerza política más votada, pierde el dominio de 24 años que había tenido en la comunidad de Madrid, al igual que en la comunidad de Valencia. Y en la segunda ciudad de importancia, el PP no ha ganado igualmente la elección autonómica.

Redes-lateral

El PP sigue siendo la fuerza política más votada, pero hay que hacer la necropsia de ley. Su derrumbamiento ha sido brutal con respecto al 2011: 11 puntos y casi 2.5 millones de votos perdidos. En elecciones municipales, este ha sido su peor resultado desde 1991. La segunda fuerza política, el PSOE, se mantiene como tal con un 25% de los votos y así se sitúa casi tres puntos por debajo de lo que cosechó en 2011.

Y ahora vienen las novedades. Dos fuerzas políticas nuevas que se han situ...

Podemos se constituye en otro referente de cómo el voto de indignación se puede transformar en voto estratégico. De cómo, en efecto, las historias de cambio se escriben en su inicio en la plaza, pero deben madurar y competir para ganar espacios, sobre todo si lo que se busca es restarle poder a un proyecto de «corte hegemónico».
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a