Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Paz con P de pijazos (del día en que mi viejo le partió la madre al excelentísimo señor alcalde)
Ir

Paz con P de pijazos (del día en que mi viejo le partió la madre al excelentísimo señor alcalde)

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
24 02 18

Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Leí que —al fin— se vislumbraba un antejuicio.

Palabra complicada para quien —como yo— a duras penas lee los periódicos.

Imagino que un antejuicio será como desvestirse frente a una audiencia y esperar aplausos alentadores o chiflidos de repudio. Todo podría pasar. Esa incertidumbre es precisamente lo que asusta.

Temblar de miedo es lo que toca al saberse expuesto y digno del juicio multitudinario mientras se está vulnerablemente en pelota.

Este señor y su corona han figurado en el escenario político de mi país p...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a