Parir al hijo de su violador | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Parir al hijo de su violador

Sabíamos que una denuncia es un proceso largo, muy lento, costoso y desgastante, sobre todo para Albita
Tipo de Nota: 
Opinión

Parir al hijo de su violador

26 de Mayo de 2022
Palabras clave
Fotografía cortesía de la autora

«Me agarró de la mano y me jaló a la fuerza a su casa, había una cama y cosas tiradas en el piso. Me empujó a la cama, me dijo que me quitara el pantalón, le dije que no y me lo quitó a la fuerza. Me arrancó mi ropa interior y se subió encima de mí».

Decía Albita en su declaración, tenía catorce años y, hasta ese día, muchos sueños para su futuro que también le fueron arrebatados. Su violador, un tipejo desagradable y sucio a sus veintiocho sobrevive manejando un mototaxi que ni siquiera es de su propiedad.

«Unos diez minutos después me solté como pude y me fui a mi casa. Cuando llegué me vi mi ropa y estaba sangrando. Me metí a bañar. Estaba temblando, tenía miedo», continuó.

Albita, es buena estudiante. Sus padres la cuida...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a