Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Otto Pérez: financistas, alianzas, Nebaj y los Mendoza
Ir
Información

Otto Pérez: financistas, alianzas, Nebaj y los Mendoza

redes sidebar

Hace cuatro años, Otto Pérez Molina reveló a la embajada de EE.UU. lo que no quiso compartir con los guatemaltecos: sus principales financistas, posibles ministros, su participación en Nebaj durante el conflicto y su relación con la familia Mendoza. Un cable filtrado por WikiLeaks, en poder de Plaza Pública, da luces sobre el contenido de esa reunión. El PP dice que no tiene importancia por haber ocurrido hace cuatro años.

Entre la primera y la segunda vuelta de las elecciones pasadas, la mañana del 18 de septiembre de 2007, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti fueron a desayunar a la residencia del entonces embajador estadounidense James Derham, en la 20 calle de la zona 10, para conversar sobre su estrategia para las elecciones del 4 de noviembre, según el documento 07GUATEMALA1941, enviado por la embajada para el Departamento de Estado y al Pentágono (SIPDIS) con fecha del 25 de septiembre. 

En la reunión, aseguró tener el apoyo de la mayor parte de la GANA (liderada por el bergeísmo y algunos líderes regionales) y de Casa (entonces encabezada por Eduardo Suger, hoy rival desde Creo), refutó las acusaciones de violaciones de derechos humanos durante su carrera militar y aseveró que estaba “seguro” de que su campaña no tenía financiamiento de narcotraficantes y tenían “pruebas” de que la de Álvaro Colom sí lo hacía. Las comillas fueron puestas por la Embajada, que duda que el narco-dinero no se haya infiltrado en la campaña del PP. En los cables diplomáticos las comillas puestas por la Embajada tienden a implicar escepticismo o literalidad de parte de las autoridades extranjeras sobre lo que dicen las fuentes.

Según las últimas encuestas, Otto Pérez Molina lidera la carrera electoral con más del 40 por ciento de los votos, con unos 30 puntos de ventaja sobre sus dos más cercanos competidores, Eduardo Suger y Manuel Baldizón. La primera vuelta es el 11 de septiembre y si ninguno obtiene el 50 por ciento más uno de los votos, habrá una segunda elección el 6 de noviembre.

El financiamiento electoral

Tanto Otto Pérez Molina como el resto de candidatos a presidente en Guatemala han sido reacios a mencionar quiénes son sus principales financistas de campaña. En estas elecciones de 2011, por ejemplo, informaron oficialmente al TSE que una empresa del diputado Christian Ross, Imágenes Urbanas, era hasta mayo su principal financista -con Q400 mil-. Pero, sólo en publicidad en los medios, sus gastos para aquella fecha, cuando la campaña aún no había comenzado oficialmente, se calculaban en más de Q21 millones, según un monitoreo de Mirador Electoral.

A pesar de que para los guatemaltecos el grueso del financiamiento electoral del Partido Patriota era mantenido en secreto, el militar retirado sí informó a la embajada de Estados Unidos. “Después de cierta resistencia del sector privado más importante, Pérez Molina aseguró que está recibiendo apoyo de los Castillo, los Novella, los Herrera y Dionisio Gutiérrez, que pueden considerarse las cuatro familias más ricas de Guatemala”.

Estas cuatro familias están relacionadas a las principales cuatro industrias del país. La familia Castillo está relacionada a la Cervecería y la Embotelladora La Mariposa; la familia Novella, con Cementos Progreso; los Herrera con el Ingenio Pantaleón y Dionisio Gutiérrez era hasta hace unos meses el co-presidente del grupo Multiinversiones, el más grande de Guatemala.

Derham escribió que le preguntó si no creía que estas cuatro familias también financiaban a Colom. Según el cable Pérez Molina respondió que esas contribuciones al entonces presidenciable de la UNE eran probablemente marginales, porque en realidad estaban apostando por la victoria del PP. Aseguró, además, que los uneístas recibían dinero del narcotráfico, “sin presentar pruebas”.

La relación con los Mendoza

El diplomático, entonces, le preguntó sobre la relación con la familia Mendoza. Esta pregunta era especialmente importante para la embajada, dado que para aquel momento Estados Unidos ya había acusado a varios miembros de esa familia de tráfico de drogas en Izabal y Petén y estaban demandados en Washington por supuestas intimidaciones a sindicalistas de la empresa Del Monte. (Años después, en mayo de 2011, el presidente Álvaro Colom los incluiría públicamente entre los principales narcotraficantes nacionales).

“Pérez Molina dijo que estaba seguro de que dinero del narcotráfico no se había colado en su campaña. Cuando el embajador le preguntó sobre su relación con la familia del crimen organizado Mendoza en Izabal y Petén, Pérez Molina respondió que las acusaciones públicas de que él le había presentado a los Mendoza a (Óscar) Berger no eran certeras, pues Berger había hecho depender su seguridad de los Mendoza cuando viajaba a Petén durante su campaña presidencial de 1999”.

“Pérez Molina dijo que la mínima relación de su partido con los Mendoza en 2003 fue con el hermano que vive en Morales, Izabal y no con el narcotraficante que vive en Petén. Pérez Molina dijo que en 2003, el menos malo de los hermanos le había ofrecido apoyo para su campaña, pero que cuando conoció a los Mendoza les pidió que salieran de su campaña. Aseguró que nunca le dieron apoyo y que habían sido llevados a la campaña por el bien intencionado pero naïve Alejandro Sinibaldi”.

Esta “mínima relación”, había sido ocultada por Otto Pérez Molina. Plaza Pública, en una entrevista hace un mes, le preguntó cuál era el vínculo de su partido con los Mendoza y negó que existiera tal. Se intentó contactar a Otto Pérez Molina a través de su asistente y de Mauricio López Bonilla, jefe de campaña del Partido Patriota, pero dijeron que preferían esperar a que estuviera publicado para reaccionar.

Alejandro Sinibaldi fue cuestionado por teléfono sobre la explicación que Pérez Molina dio a Derham. “¿Qué opinión le merece esto?”, se le preguntó. Respondió que un cuestionamiento así por teléfono le agarraba en el aire y esperaría a leer en el artículo de Plaza Pública el contexto en el que fue escrito el cable para dar una explicación.

En el comentario final del cable -que por un error técnico no había sido subido en su totalidad sino hasta la noche del 17 de agosto- Derham asevera que "dado que Guatemala está inundada de narco-dinero, es improbable que éste no haya ingresado en la campaña de Pérez Molina, pero actualmente no tenemos razones para sospechar que Pérez Molina aceptó con conocimiento de causa fondos del narcotráfico. El Partido Patriota todavía debe comprobar su acusación de que la campaña de Colom ha sido financiada por narcos".

Sobre las acusaciones durante la guerra

Derham cuestionó a Pérez Molina sobre el escrutinio que recibiría de parte de las organizaciones de derechos humanos por su récord como comandante en la brigada de Nebaj durante el conflicto armado y como Director de Inteligencia. “Pérez Molina dijo que no fue enviado a Nebaj como comandante de la región militar sino enviado por el Ministro de Defensa (Héctor) Gramajo para intentar una reconciliación con la población local”.

Pérez Molina explicó que la estrategia militar antes de su llegada era identificar como apoyo de la guerrilla a todos los indígenas que no bajaran de las montañas. A su modo de ver, “muchos indígenas que permanecían en las montañas lo hacían para proteger sus casas y pedazos de tierra y no porque apoyaran a las guerrillas. Pérez Molina dijo que durante su estadía en Nebaj logró cambiar la imagen de las unidades militares que operaban allí y que la relación del ejército con las comunidades mejoró sobremanera”.

En la entrevista de hace un mes con Plaza Pública, Pérez Molina no mencionó que el ejército hubiera tenido antes de su llegada una visión de que todos los indígenas que no bajaban de las montañas eran apoyo de la guerrilla. Esta equiparación entre indígenas en las montañas y guerrilleros es la que, según la Comisión de Esclarecimiento Histórico, provocó actos de genocidio por parte del Ejército. Algo que Pérez Molina niega tajantemente.

Explicó que fue designado Director de Inteligencia en tiempos de Ramiro de León Carpio “porque el presidente quería romper la competencia entre dos grupos de poder de oficiales de inteligencia que se disputaban esta importante oficina. Negó reportes que hubiera estado involucrado en la desaparición del comandante Everardo (Efraín Bámaca) y dijo que la influencia decisiva que se dijo que tenía sobre el presidente Serrano, superior y contraria a la de otros militares de más alto rango, para este caso, era apócrifa”.

Alianza con Suger

En el plano de la campaña electoral de hace cuatro años, Pérez Molina delineó su estrategia para la victoria. Ahora rivales directos en la contienda electoral, la relación de Pérez Molina con Eduardo Suger, presidenciable en 2007 con el partido Casa y ahora con Creo, parecía en sintonía. “Pérez Molina dijo que había hablado con Suger, líder del derechista partido Casa, que obtuvo 300,000 votos urbanos, y pensaba que podía contar con el voto de los de Casa para la segunda vuelta”.

También cortejó para un apoyo político a Alejandro Giammattei, presidenciable de la Gana, pero reconoció que ese partido estaba profundamente dividido sobre los apoyos, y se mostró menos optimista sobre Álvaro Arzú, alcalde capitalino, quien estaba cerca de un acuerdo con la UNE y Álvaro Colom.

Pérez Molina estaba conciente que necesitaba más de 60 por ciento de los votos capitalinos para contrarrestar el apoyo de la UNE en el interior, cosa que al final no sucedió.

La embajada no ha encontrado evidencia de la participación de Pérez Molina en violaciones a los derechos humanos. “Los rumores persisten sobre la supuesta complicidad de Pérez Molina en la violación de derechos humanos y corrupción, pero ninguna evidencia ha salido a luz hasta el momento”.

Puestos en el Gabinete

Así como no mencionó a los guatemaltecos quiénes eran sus financistas, tampoco adelantó posiciones en un eventual gabinete de ministros en 2008. Al embajador estadounidense sí le dijo quiénes serían los más seguros aspirantes. Para el Ministerio de Relaciones Exteriores, se inclinaba por Francisco Villagrán, ex representante ante la Organización de Estados Americanos, diplomático de carrera, hijo del ex vicepresidente del Gobierno de Romeo Lucas, Francisco Villagrán Kramer, y hermano de la presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Villagrán. El diplomático vuelve a sonar hoy como uno de los nombres que integrarían un eventual gobierno patriota en 2012.

El cable estadounidense recuerda que Otto Pérez Leal, hijo de Pérez Molina, trabajó para Villagrán en la misión diplomática en Washington. Pérez Leal es ahora el aspirante patriota a la alcaldía de Mixco.

En ese mismo cable, se asegura que Pérez Molina negó que otro diplomático de carrera, Antonio Arenales Forno, pudiera ser el canciller, pero sí sería un consejero para política exterior.

Para Ministro de Finanzas, la elección de Pérez Molina era José Alejandro Arévalo, ex jefe de esa cartera durante el gobierno de Arzú y decano de Economía de la Universidad Rafael Landívar. Consultado sobre esta mención, Arévalo confirmó que Otto Pérez le había ofrecido el cargo, como lo hizo el presidente Colom, pero rechazó la petición de ambos candidatos.

Para el cargo del Ministro de Gobernación, Baldetti le había pedido a Pérez Molina que la nombrara a ella, pero no se había tomado una decisión al respecto. Sobre el Fiscal General, entonces Juan Luis Florido, el candidato patriota respondió que tendría una conversación directa (“heart-to-heart”) con él para pedirle que se pusiera a trabajar.

El jueves 18 de agosto, en la alianza preferencial que empezaron Plaza Pública y La Hora (www.lahora.com.gt), Mauricio López Bonilla, jefe del comando de campaña del PP sí le dio declaraciones al diario impreso vespertino: “A 20 días de las elecciones que aparezca un tema de la campaña pasada que no tiene nada que ver con esta, porque estamos en una realidad completamente distinta, realmente nos parece de poco trascendencia”. “Lo de WikiLeaks ni al Gobierno norteamericano le afecta”, por lo que López Bonilla les resta importancia y agrega: “Si tuviera algún tipo de validez fue hace cuatro años y no puede ser verificado por nosotros ni por la misma embajada”, concluyó López Bonilla.

 

*Este es el primero de los cables que Plaza Pública recibió en exclusiva por parte de WikiLeaks. Serán publicados en las próximas semanas conforme vayan siendo investigados. Plaza Pública tiene licencia de Creative Commons, por lo que cualquier medio puede copiar los contenidos y publicarlos, citando la fuente. Con el vespertino impreso La Hora ha empezado una alianza preferencial (no exclusiva), y ese medio comenzará a publicar los cables el mismo día que sean subidos a la página de Plaza Pública.


Pérez Molina dijo que la mínima relación de su partido con los Mendoza en 2003 fue con el hermano que vive en Morales, Izabal y no con el narcotraficante que vive en Petén.
Texto