Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
No soy paz, soy guerra
Ir

No soy paz, soy guerra

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Yo sería la artista, utilizaría el cuerpo como mi medio y mi cuerpo sería entonces, sujeto y objeto, solamente de mis propias ideas creativas.
En un momento me di cuenta que en mi país habían problemas pero que los mismos problemas existían en otras partes sólo que en otros lados, se hablaba de esos problemas bajo otros términos.
"Pero sea como sea, este país me gusta. Este pequeño punto en el centro del universo con un volcán de fuego siempre en ebullición. Acá siempre es primavera y las calles son nuestras.  Acá abundan las contradicciones y hay tensión y esa tensión, quizás, a mi me ayuda a producir y a sentirme viva".
"Un día decidí que...Yo sería la artista, utilizaría el cuerpo como mi medio y mi cuerpo sería entonces, sujeto y objeto, solamente de mis propias ideas creativas".
"Para el Estado de Guatemala los artistas no existimos, no aportamos y por lo tanto no tenemos ningún derecho. Si durante un tiempo se desaparecieron poetas de manera violenta, ahora se intenta silenciarlos con el abandono y la indiferencia".
"En mi trabajo como arista lo que más me interesa es producir obras que permitan la empatía ya que considero que los individuos sufrimos por las mismas cosas y, en el fondo, lo que nos mantiene vivos, es la misma luz".
"Entonces pasó. Un día empecé a  vender mi trabajo y finalmente, ese día lo supe…de allí en adelante, en todos los documentos legales, en la casilla de profesión u oficio, escribiría la palabra 'artista'".
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 27 mins

“… nos hemos acostumbrado a la libertad y tenemos el valor de escribir exactamente lo que pensamos…”, escribió Virginia Woolf, en 1929, en “Una habitación propia”, el ensayo en el que plantea la necesidad de que las mujeres tengan un espacio propio para crear, para hacer que se escuche su voz. En esta serie, Plaza Pública reanuda la pregunta: ¿Cómo construyen su habitación propia las mujeres guatemaltecas? Aquí responde la artista Regina José Galindo.

Qué horror, he escrito esto más de tres veces; lo he borrado y lo he vuelto a escribir. Escribí, leí, borré, escribí, leía a Camila, me impresionó, volví a borrar.  No me gusta hablar de mis cosas privadas y quizás eso sea interesante, no me gusta hablar de mis locuras pero entonces todo me parece falso, ajeno a mi.  No sé cómo hablar de mi trabajo, si creo que mi trabajo acá está mal visto. Ya ven, n...

Autor
Autor
aa