Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
“No sólo tengo la facultad sino la obligación de proponer soluciones”
Ir

“No sólo tengo la facultad sino la obligación de proponer soluciones”

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
¿Extinción de dominio? “Ganaríamos US$50.8 millones y perderíamos casi US$190. No es una ruta en la que el Estado gane”
“A mí sobre todo los bancos aún me tienen mucho que demostrar”
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 16 mins

Nombrado por el Juzgado de Extinción de Dominio para conducir el destino de la malograda compañía mientras se resuelve el conflicto legal en que se vio envuelta por supuestos pagos de sobornos al Gobierno del Partido Patriota, el interventor de la empresa Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), Alexander Aizenstatd, explica la ruta que ideó para evitarle al Estado una pérdida millonaria y el colapso de la empresa, y cómo llegó a la conclusión de que era la mejor salida, pese a lo que él mismo pensaba al inicio.

Alexander Aizenstatd, el interventor de la empresa TCQ, dice que el día en que, atendiendo a la invitación del comisionado Iván Velásquez, asumió el cargo su intención era extinguirlo todo, todo, todo, menos los procesos penales.
Entregarle al juzgado cada grúa.
Cada cuenta bancaria.
Cada papel.
Cada silla que fuera propiedad de la empresa.

Luego, el Estado podría poner en marcha el puerto y beneficiarse de su operación. Un gran negocio.

Tenía una idea mu...

Autor
Autor
a
ua