No me diga que ya se le olvidó | Plaza Pública

Cerrar

Ir

No me diga que ya se le olvidó

Pasarán años para que alguien pueda explicar con certeza por qué este pueblo, que pareciera tener horchata y no sangre corriendo por sus venas, desató su hastío
Tipo de Nota: 
Opinión

No me diga que ya se le olvidó

22 de Abril de 2022
Palabras clave

No todas las personas gustan de escuchar viejas historias. «Cuando era patoja, un huevo costaba un centavo y la libra de azúcar ocho centavos». «Nosotros no conocimos los cascos, coderas y rodilleras, nos reventamos la jeta cien veces en la bici y aquí seguimos».

Admitámoslo, esos son temas de antaño y despiertan poco interés.

Por otra parte, tenemos temas que son recientes y ya parecen viejísimos. Lo pensé al recordar que el próximo lunes se cumplen siete años de un hecho que cambió la historia del país y que hoy parece muy, muy lejano. Hablo de la manifestación popular del 25 de abril del 2015 (25A). Es exasperante la sensac...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a