Música contemporánea: ¿arte o negocio? | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Música contemporánea: ¿arte o negocio?

Está más que claro que los modelos de belleza son coyunturales
Nadie está obligado a comprar la música de moda que se publicita por los medios masivos, pero ¿quién y cómo puede sustraerse a esa fuerza?
Tipo de Nota: 
Opinión

Música contemporánea: ¿arte o negocio?

19 de Septiembre de 2022
Palabras clave

Música hubo siempre, para: adoración religiosa, la guerra, celebraciones de los diferentes estados de ánimo, la muerte. Solo en la modernidad europea se vuelve «arte», actividad autónoma con su espacio acotado (el palacio de los aristócratas, el teatro luego), para masificarse posteriormente llegando a los actuales medios de difusión.

Toda música, adecuada a su contexto socio-histórico, es bella. Puede haberla más elaborada: el grado de desarrollo que logró la polifonía europea no tiene parangón; pero de ahí a ponerla como «el» modelo de perfección creativa no hace sino reafirmar el eurocentrismo dominante.

El siglo XX acrecentó monumentalmente procesos de cambio que se venían dando desde el XIX. En la lógica que el capitalismo inició, ninguna faceta de lo humano puede escapar al horizonte de producción mercantil: t...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor